Percy Alache, director de PwC advirtió que muchas empresas de los rubros de restaurantes, hotelería, entre otros, han presentado estas solicitudes con cierta premura, pues no cuentan con las justificaciones bien sustentadas.(Foto: Archivo)
Percy Alache, director de PwC advirtió que muchas empresas de los rubros de restaurantes, hotelería, entre otros, han presentado estas solicitudes con cierta premura, pues no cuentan con las justificaciones bien sustentadas.(Foto: Archivo)
Lucero Chávez

A raíz del estado de emergencia para evitar la expansión del coronavirus, las empresas que no pueden pagar las licencias con goce de haber de sus planillas –al no recibir ingresos– han optado por suspender el contrato de sus trabajadores sin darles una remuneración por un período máximo de 90 días.

Así lo hicieron conocer varias empresas que, en comunicados dirigidos a sus trabajadores, han anunciado esta medida.

Este evento imprevisible, que nos ha impactado económica y financieramente, ha conllevado a que nuestra compañía esté impedida, por razones fuera de su control, de generar ingresos para pagar la planilla de sus trabajadores y cumplir con sus demás obligaciones frente a terceros, situación que no se limitará a esta etapa de aislamiento obligatorio, sino que sus consecuencias económicas adversas se proyectarán en los próximos meses”, se lee en la comunicación de una empresa que notificó a sus trabajadores la medida que será aplicada al día siguiente de ser recibida.

Esta figura laboral, que se aplica en caso fortuito (por acción de la naturaleza) o de fuerza mayor (por acción del hombre), se llama suspensión perfecta de labores.

Esta puede regir a un grupo de trabajadores como a toda la planilla, en función a las razones que imposibiliten la continuación de la operatividad de la empresa, según establece la norma.

Las actividades comerciales han estado paralizadas en las últimas semanas. (Fotos: Daniel Apuy / El Comercio)
Las actividades comerciales han estado paralizadas en las últimas semanas. (Fotos: Daniel Apuy / El Comercio)

¿La suspensión perfecta calza con la situación actual?

De acuerdo a José Balta, abogado del estudio Rodrigo, Elías & Medrano, tanto el caso fortuito como el de fuerza mayor están justificados durante esta cuarentena, dado que existe una epidemia y las medidas del Gobierno impiden realizar algunas actividades comerciales, respectivamente. Estas situaciones, de hecho, son puestas como ejemplo en la Ley que rige desde los años noventa.

No obstante, para decidir la suspensión del trabajo y la remuneración de los colaboradores, es necesario “haber adoptado medidas menos perjudiciales frente a la suspensión perfecta, precisó Cristina Oviedo, laboralista del estudio Payet. Entre estas herramientas, están el cobro de vacaciones vencidas o adelantadas, la reducción de sueldos por un tiempo limitado, o la modificación de la jornada de trabajo.

En este caso, las decisiones pueden ser tomadas únicamente por el empleador; es decir, no requiere de un consenso con el trabajador. Pese a ello, estas deben estar bien sustentadas.

Las decisiones laborales de fuerza mayor son unilaterales.
Las decisiones laborales de fuerza mayor son unilaterales.

Percy Alache, director del área laboral de PwC advirtió que muchas empresas de los rubros de restaurantes, hotelería, entre otros, han presentado estas solicitudes con cierta premura. Ello, pese a sí tener razones para activar esta figura laboral.

Así, indicó que es necesario que las empresas tengan documentado los sustentos financieros, logísticos y económicos para que, después del levantamiento de la cuarentena, el MTPE no observe la solicitud.

Lo que sucede durante el plazo solicitado

Una vez que el empleador solicita la suspensión perfecta de labores, el Ministerio de Trabajo (MTPE) tiene un plazo de seis días para visitar las instalaciones del negocios para evaluar si la medida tomada está justificada. Por la coyuntura actual, es probable que este plazo demore más, señalan los abogados.

Si no hizo bien su sustento, el MTPE ordena que los trabajadores regresen a sus puestos, y se le paga todos los días que no trabajaron”, explicó Balta.

Además de ello, Sunafil puede inspeccionar el centro de labores y si no cuentan con el sustento adecuado para haber aplicado la suspensión perfecta de labores, podrían ser sancionados hasta con S/112.300, pues no cumplieron con pagar la remuneración de sus trabajadores, indicó Alache.

Una de las medidas que busca mitigar el COVID-19 es la reducción de los sueldos.  (Foto: GEC)
Una de las medidas que busca mitigar el COVID-19 es la reducción de los sueldos. (Foto: GEC)

Si el MTPE sí valida las justificaciones brindadas, los trabajadores no recibirán su sueldo ni realizarán trabajos para la empresa. Con ello, el empleador tampoco realizará aportes al sistema de salud, precisó Oviedo.

En esa línea, durante el plazo que dure la suspensión perfecta de labores, los trabajadores están protegidos de manera temporal, pues podrán hacer uso del “periodo de carencia”. Mediante este podrán seguir siendo atendidos en Essalud, en función a la cantidad de meses que su empleador hizo aportes al seguro social, explicó la laboralista. No obstante, indicó que este beneficio podría no alcanzar a quienes hayan sido contratados recientemente, pues el periodo de aportes habría sido pequeño o hasta nulo.

¿Qué sucede luego del plazo en el que se aplica la suspensión perfecta?

La solicitud de suspensión perfecta de labores no necesariamente culmina en un cese colectivo, indicó Balta. Ello, pues las empresas podrían ver aliviado su flujo de caja, y retomarían los vínculos laborales suspendidos.

Todo dependerá de si las actividades se normalizan post cuarentena. (Foto: Pixabay)
Todo dependerá de si las actividades se normalizan post cuarentena. (Foto: Pixabay)

Sin embargo, de no prosperar el negocio, se procede a una solicitud de cese colectivo; este último debe involucrar a más del 10% de trabajadores de la empresa y deber ser autorizado por el Gobierno. Para su aprobación se debe sustentar todas las medidas de fuerza mayor que se han tomado para sustentar el cese, subrayó Alache.

Durante el periodo en que el MTPE no haya aprobado el cese colectivo, “se tiene que seguir trabajando y pagando” a los trabajadores, explicó Balta.

¿Qué ha dicho el Ministerio de Trabajo sobre la medida?

Pese a que el Perú ya se encuentra en la segunda etapa de la cuarentena aprobada por el Gobierno, el MTPE todavía no ha especificado –en una norma– cómo deberán actuar las empresas que no puedan sostener sus gastos durante la paralización de actividades.

​Gobierno designa nuevos viceministros en el Ministerio de Trabajo
​Gobierno designa nuevos viceministros en el Ministerio de Trabajo

De hecho, en un cuestionario que envió el sector privado para absolver dudas laborales en la emergencia, Oviedo recalcó que el MTPE consideró que la suspensión temporal perfecta de labores no forma parte de las medidas aplicables durante el período. Esto a pesar de que, a su juicio, las circunstancias sí lo permiten.

Por su parte, Balta recalcó la relevancia de aclarar ciertos puntos sobre la aplicación de la suspensión perfecta de labores, dado que la dinámica de los clientes post cuarentena será diferente a la de hace un mes, lo que implicará cambios de estrategia de las organizaciones.

“En un cine, por ejemplo, luego de la cuarentena, digamos que el Gobierno establece que a los cines solo pueden entrar el 20% de la gente de aforo. Entonces, tienes solamente por cada diez clientes ahora dos trabajadores. Ya no necesitas tanta gente. Entonces, a quién suspendes a y a quienes no. El empleador debería usar criterios neutros y razonables”, precisó el laboralista.

Consultados por cuántas empresas ya vienen aplicando la suspensión perfecta de labores y si se restringirá su uso mediante un documento de carácter legal, el Ministerio de Trabajo no dio declaraciones al cierre de esta nota.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

____________________________________________

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden llegar a causar infecciones que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, que se pueden contagiar de animales a personas (transmisión zoonótica). De acuerdo con estudios, el SRAS-CoV se transmitió de la civeta al ser humano, mientras que el MERS-CoV pasó del dromedario a la gente. El último caso de coronavirus que se conoce es el covid-19.

En resumen, un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano y debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo.

VIDEO SUGERIDO

¿Cómo saber cuánto me descuentan al mes por AFP?

TE PUEDE INTERESAR