rosa bartra
rosa bartra

Coordinadora web de Economía

lucero.chavez@comercio.com.pe

El proyecto de ley 1215, de la congresista de , es hasta ahora eso: un proyecto. La norma, que creaba una nueva para estudiantes de institutos técnicos, fue aprobada el miércoles en la Comisión Permanente, pero desató tal polémica –hasta llegó a ser tildada de “esclavista”– que el pronto retrocedió.

“La primera ministra [] me ha señalado que en el supuesto de que se apruebe, el Ejecutivo lo observaría”, dijo en RPP el congresista oficialista Gilbert Violeta, al día siguiente de haber votado a favor del proyecto.

Sin embargo, la norma también había sido exonerada de segunda votación y el paso siguiente era enviar la autógrafa al Ejecutivo.

Minutos después, la propia Bartra pidió que se suspendiera el avance de la norma para socializar más la propuesta. Y –en una maniobra poco usual– en el transcurso de la tarde Violeta, Marisol Espinoza (APP) y Daniel Salaverry (Fuerza Popular) solicitaron el retiro de sus firmas del acta de la Junta de Portavoces que acordaba la exoneración.

Así lograron que el proyecto vaya al Pleno.“Esperamos que en algún momento el Congreso y el Ejecutivo planteen una discusión sobre las modalidades formativas y la formación técnica en general en el país”, dijo el ministro de Trabajo, Javier Barreda, al saludar la decisión.

Sin embargo, el debate ya está abierto y debería dar resultados más pronto que tarde, pues a la fecha hay más de 400 mil estudiantes en institutos de educación superior tecnológica (IEST), según el Minedu, y su panorama laboral es poco alentador.

De hecho, la agenda de mañana para el Pleno incluye este proyecto de ley de la congresista Bartra. Aquí señalamos los puntos claves que los parlamentarios deberían tener presentes al estudiar la propuesta:

El empleo informal de los profesionales con educación superior no universitaria aumentó 5,8% y sus ingresos crecieron solo 0,8%, llegando a un promedio mensual de S/1.602,8 en 2017, según el INEI. En tanto, su tasa de desempleo pasó de 3,1% a 4% en el último trimestre del año pasado.

Las carreras técnicas en el Perú. Fuente: MTPE/Minedu
Las carreras técnicas en el Perú. Fuente: MTPE/Minedu

DESCONEXIÓN

Sin embargo, los empleadores señalan que el perfil más difícil de encontrar en el país son los profesionales técnicos, según Juan Lizárraga, director comercial de Manpower Perú.

“El problema surge de que somos un país bastante aspiracional que empuja a los jóvenes hacia las carreras universitarias”, explica el economista e investigador principal del Grupo de Análisis para el Desarrollo (Grade), Hugo Ñopo. “Debemos revalorizar a los profesionales técnicos”, señala.

Con él coincide el abogado y ex ministro de Trabajo Daniel Maurate. “Esa idiosincrasia –sumada a la búsqueda de rentabilidad de los institutos técnicos– llevó a que la oferta formativa responda a las carreras que los jóvenes quieren estudiar y no a los perfiles que demandan las empresas.

Se encuentra desfasada”, asegura, en coincidencia con la data reportada por el Minedu y el Ministerio de Trabajo.

Las carreras técnicas en el Perú. Fuente: MTPE/Minedu
Las carreras técnicas en el Perú. Fuente: MTPE/Minedu

Ello resulta en carreras técnicas masivas con sueldos promedios bajos y en perfiles técnicos demandados por las empresas desatendidos.

Los especialistas también advierten que las certificaciones de los institutos técnicos suelen ser de baja calidad. Ello dificulta que sus estudiantes se inserten y crezcan en el mercado laboral. “El nivel de empleabilidad de los recién egresados es muy bajo. Solo un 30% o 40% entra a posiciones de técnicos”, alarma Lizárraga.

Explica que las empresas privilegian los perfiles que ofrecen más que habilidades duras (técnicas). “Por ello la formación integral (experiencia práctica, habilidades duras y blandas) es lo que buscan los empleadores. Esto se enseña solo en institutos grandes que mantienen convenios directos con prácticas”, explica y obliga a recordar la propuesta de Bartra.

“Los chicos adquirirán competitividad y se adecuarán a lo que el mercado necesita”, ha dicho la congresista para defender su proyecto de ley.

COMO LOS ALEMANES

De hecho, para los expertos, es claro que la iniciativa se basó en el sistema dual alemán que busca la coexistencia entre la formación y el trabajo.

Alemania cerró el 2017 con un índice de desempleo de 5,7% y, de acuerdo con Jannelle Bos, gerenta de Formación Profesional y Capacitación Laboral en la Cámara Peruano Alemana, esto se debe en buena parte al modelo en el que los estudiantes de carreras técnicas trabajan en una empresa a la vez que llevan clases en el instituto.

“La mayoría de los jóvenes lo hace saliendo del colegio, con lo que se tiene 4% de desempleo juvenil”, comenta, lo que marca un fuerte contraste frente a la tasa peruana: 10,7%.

Las carreras técnicas en el Perú. Fuente: Miendu
Las carreras técnicas en el Perú. Fuente: Miendu

“En principio ese modelo es lo ideal. Pero hay una gran diferencia entre la propuesta de Bartra y lo implementado en Alemania”, detalla Maurate.

“Allá la empresa paga al estudiante una subvención equivalente al sueldo mínimo y financia parte de su educación”, señala.Ese componente de inversión en los jóvenes es de lo que carece la propuesta de Bartra.

“Se ha quedado a la mitad de la fórmula. Sin remuneración es insensible y no es técnica”, advierte Ñopo.

Bartra también ha defendido su propuesta y señalado que se busca llenar un vacío, pues en el Perú existen las modalidades de aprendizaje para universitarios pero no para técnicos.

Sin embargo, esto no es preciso. En el país el modelo dual alemán se empezó a implementar hace 35 años en el Instituto Alexander von Humboldt. Allí, las empresas asumen el 60% de la pensión de los estudiantes.

A la fecha, otros institutos lo han implementado, como Toulouse Lautrec, con su carrera de Diseño de Producto, y Senati, con su carrera de Mecatrónica. Según Bos, el problema ha sido su poca difusión: el total de graduados al año es alrededor de 66 alumnos.

Modalidades de formativas existentes en el Perú. Fuente: Ley 28518
Modalidades de formativas existentes en el Perú. Fuente: Ley 28518

UNA NORMA INCONSTITUCIONAL

Jorge Toyama, abogado laboralista del estudio Miranda & Amado, sostuvo que el dictamen del proyecto de ley 1215, de la congresista Rosa Bartra, que buscaba la creación de una nueva modalidad formativa para estudiantes de institutos técnicos es inconstitucional porque la Carta Magna prohíbe de manera explícita el trabajo gratuito.

“Aquí los únicos beneficiados son los institutos técnicos o las empresas. No se puede promover el empleo con trabajo gratuito; es casi decir como servidumbre”, subrayó.
Una norma inconstitucionalLas razones

OTRAS CIFRAS

► 401,9 mil estudiantes en institutos de educación superior tecnológica (IEST) hay en todo el Perú, según Minedu.

► 5,8% aumentó el empleo informal entre la población ocupada con educación superior no universitaria en 2017.

► 6 de cada 10 profesionales que las empresas requirieron en el 2017 fueron técnicos, según estimaciones del Ministerio de Trabajo.

Lea más noticias de Economía en…