La modernización de la refinería de Talara continúa en proceso. (Foto: USI)
La modernización de la refinería de Talara continúa en proceso. (Foto: USI)
Redacción EC

En su visita a las instalaciones de la , el ministro de Energía y Minas, , indicó que las obras relacionadas al proyecto de modernización avanzan a buen ritmo y, producto de ello, la nueva planta iniciaría operaciones a fines del 2020 o inicios del 2021.

Según informa Andina, el personal de la empresa estatal le comunicó a Ísmodes, quien estuvo acompañado del viceministro de Hidrocarburos, Eduardo Guevara, y el gerente general de Petroperú, Esteban Bertarelli, que la obra a cargo de la compañía española Técnicas Reunidas (contratista principal) tiene un avance integral de 70,94%.

Esta nueva planta del Proyecto de Modernización de la Refinería de Talará tendrá 16 nuevas unidades de proceso de última tecnología. Y con ello, se podrá producir combustibles limpios con la tecnología Euro VI, así como gasolinas, diesel y GLP.

Asimismo, el ministro de Energía y Minas acotó que se podrá procesar crudos pesados como los que se extraen en la selva, así como realizar la conversión profunda de residuales a productos valiosos y de gasolinas de bajo octanaje a gasolinas de alto octanaje.

Además, desde el inicio de sus operaciones, la nueva instalación tendrá la capacidad de procesar diariamente 95.000 barriles de petróleo, cifra superior a la actual de 65.000 barriles.

Por otro lado, el ministro agregó que debido al óptimo manejo en la estructura financiera del PMRT, el proyecto tendrá una inversión de, aproximadamente, US$5.000 millones, incluyendo los intereses del financiamiento otorgado a Petroperú y la construcción de las unidades auxiliares.

Cabe resaltar que la construcción de la nueva refinería Talara se realiza para cumplir con la normativa legal vigente, la cual apunta a preservar la calidad del aire y contribuir con la mejora de la salud pública.

DATOS DEL PERÍODO DE CONSTRUCCIÓN

El proyecto requerirá en su etapa de construcción un aproximado de 28.840.000 horas-hombre, 150.000 metros cúbicos de concreto, 53.000 toneladas de estructuras metálicas, 45.000 toneladas de tuberías de proceso, más de 3.000 kilómetros de cables y 1.560 equipos fabricados en Asia, Europa y Norteamérica, según estimaciones de la empresa española.

Durante todo el proceso de ejecución, el PMRT ha cumplido con el porcentaje de contratación de mano de obra no calificada talareña, que bordea el 88%, porcentaje superior al establecido en el Estudio de Impacto Ambiental (70%).