"Los puertos necesitan optimizarse digitalmente sí o sí", indica Mario Melgar de la Puente, CCO de FIS.
"Los puertos necesitan optimizarse digitalmente sí o sí", indica Mario Melgar de la Puente, CCO de FIS.
Lorely Requejo

A través de la plataforma en línea PortXchange, se busca reducir el tiempo de espera de las embarcaciones mientras permanecen en los distintos puertos del Perú. En alianza con Future is Smart (FIS), han traído la iniciativa al país desde su implementación en el puerto de Rotterdam (Países Bajos), según comenta a este Diario Mario Melgar de la Puente, CCO de la firma.

Asimismo, el ejecutivo agrega que, al optimizar las estadías de los buques, se puede reducir la emisión de los gases de efecto invernadero. A la fecha, están ya en coordinación con la Autoridad Portuaria Nacional (APN) para la implementación de la plataforma en el , para próximamente expandirse a Paita, Salaverry, Pisco y Matarani.

—¿En qué consiste PortXchange?

Fue una iniciativa del Puerto de Rotterdam, que es el puerto más automatizado y eficiente del mundo. Tal es así que tiene 20 hectáreas prácticamente sin humanos, quienes trabajan en otras oficinas. Este puerto buscaba siempre cómo ser más eficiente y encontró un problema grave, y es que cuando los barcos llegan a los puertos, esperan horas para ser atendidos.

MIRA: Un antepuerto en Callao: ¿Qué efectos tendrá para las exportaciones peruanas?

Entonces, el puerto de Rotterdam creó este sistema donde todas las partes que tienen que involucrarse con el barco, pueden ver sus tiempos y cuándo les toca atender a la embarcación. Por ejemplo, si eres la autoridad sanitaria y estás en el puesto 3 –porque hay dos entidades antes que tienen que hacer los trámites–, apenas la segunda persona termina, [la plataforma] manda una alerta y dice que ‘ya’, que te toca a ti. Con eso se disminuyen mucho los tiempos muertos.

—¿Cuál es el proceso que siguen los barcos para ser atendidos?

Así como en el aeropuerto, cuando llegas y tienes que pasar varias etapas –[como] Aduanas, Migraciones, etc.– igual [sucede] con los barcos. Cuando llegan a un puerto, tienen que recibir varias visitas de autoridades para que puedan llegar como deben. Entre una y otra visita del puerto, están horas con los motores prendidos, quemando petróleo y esperando que los atiendan. Entonces, ese es un problema porque, primero, es caro para las navieras porque están esperando y gastando combustible sin navegar. Y segundo, que es ineficiente, porque hay muchos procesos manuales y ya es hora de digitalizarlos. Tercero, creo que es lo más importante, están quemando combustible y contaminando innecesariamente.

Cuando hicieron las pruebas en Rotterdam en el 2018, lograron ahorrar 30% del tiempo que el barco estaba ahí en el puerto, en eficiencia. Entonces, se vio que el barco contaminó menos; estuvo menos tiempo en el puerto, gastó menos petróleo y el puerto atendió al barco 30% más rápido.

—¿Cuál es el alcance del sitema?

Son cinco etapas. La primera etapa es el arribo. Luego, [al barco] le toca entrar al puerto. Después, la estadía en el puerto donde tiene que recibir a las visitas y las autoridades. Posteriormente, está la cuarta etapa; donde es el acomodo para el zarpe y allí reacondicionan combustible, etc. Y, finalmente, la salida del barco, que es el paso 5.

Hay una organización que se llama IMO (International Maritime Organization), que en una alianza con los principales participantes del mundo marítimo, buscaban desde hace dos años el ‘just in time’, [lo que significa] que puedas llegar justo a tiempo. Muchas veces, el barco llega hasta la puerta de entrada del puerto y no le dan [la autorización] para entrar porque están entrando otros barcos o el puerto está ocupado. A ellos les asignan ventanas de tiempo. Entonces, ¿por qué no deben apagar el barco y esperar con el motor apagado? Porque todos los procesos eléctricos del barco dependen del motor prendido y muchas veces tienen contenedores refrigerados. Si se apaga el barco, se apaga la temperatura y se malogra la carga. Entonces, [...] no puedes apagar el barco, [pero] puedes hacer que llegue a tiempo.

Imagina que calculas que tu barco va a llegar el martes al mediodía, pero el puerto solo te puede atender a las 4 de la tarde. Entonces, vas a esperar cuatro horas. O puedes navegar más lento para llegar a las cuatro. Si navegas más lento, el barco consume menos combustible y ahorra mucho dinero. Al ahorrar combustible, el barco contamina menos. Eso se llama ‘just in time’ y eso lo está buscando la IMO desde hace dos años.

—Además de que el barco pueda llegar a tiempo, ¿se facilita su atención?

PortXchange busca que también atiendan al barco ‘just in time’: que lo reciban, acomoden, que se realicen las visitas de Aduanas, [entre otros]. El sistema alerta, notifica y dice: ya llegó el barco. Si alguien falla, manda una alerta. [Asimismo] se informa cuánto carbono emitió o cuánto carbono se ahorró. Y eso es bueno porque, finalmente, indica: hoy día, has ahorrado [por ejemplo] 20.000 toneladas de carbono.

—Entiendo que representa un beneficio tanto para la empresa como para el medio ambiente…

Claro. El puerto de Callao recibe normalmente entre 10 y 20 barcos diarios, y no puede recibir más porque está ocupado. ¿Qué pasa si puede ahorrarse el 30% [de tiempo] en cada barco que atiende? En lugar de 20 barcos, se podría atender a más y eso representa ingresos para el puerto.

También, tiene que ver con el proceso de digitalizar las tareas. Sobre todo, en el tiempo de pandemia y COVID, es importante digitalizar y los puertos se tienen que modernizar sí o sí. La tercera arista es que vas a salvar el medioambiente y vas a dejar de contaminar tanto. Tiene tres puntos bien interesantes: ahorro, digitalización y medioambiente.

—Dado el contexto de pandemia, esta plataforma podría contribuir con el distanciamiento social.

Este tipo de iniciativa va a permitir que todo sea digital y que las personas no estén en riesgo.

—¿En cuánto tiempo se implementaría esta plataforma?

La gestión para que llegue al Perú nos tomó 9 meses de coordinación con PortXchange en los Países Bajos. Ahora que tenemos el visto bueno, hemos empezado a tocar las puertas de todos los involucrados de la comunidad portuaria, porque esto afecta no solamente al puerto, y no solo a las autoridades de la APN (Autoridad Portuaria Nacional), sino que nos hemos reunido con la Asmarpe, que es la Asociación Marítima del Perú donde hay más de 15 navieras y hemos podido exponer este sistema. A las 15 navieras les pareció interesante y necesario. Les va a permitir ahorrar y, sobre todo, contribuir en la modernización y agilización del puerto.

Esto también afecta a las empresas de transporte, a los patios de contenedores, a las agencias de Aduanas, marítimas, que representan y brindan servicio a las naves. Incluso, afecta al capitán del barco, a la naviera, a los agentes. En realidad, es toda la comunidad que se va a beneficiar de poder utilizar un sistema de optimización de recalada.

—¿Cómo funcionará la plataforma?

La plataforma está en web, y se puede ingresar desde una computadora, tablet o un celular. Básicamente, lo que te muestra el sistema es que, cada vez que el barco va a arribar, le asigna una línea de tiempo. Entonces, en la plataforma ves el mapa del puerto y cómo va avanzando cada barco –cuándo va a llegar, a qué hora se está yendo, cuánto petróleo ha consumido, cuánto carbono ha emitido, y finalmente cuánto dinero ha ahorrado en tiempo real–.

Todas las personas involucradas pueden saber cuánto exactamente están ahorrando en CO2 y el dinero por cada barco. El sistema te permite emitir unos reportes, tanto para las oficinas navieras como para el puerto.

El problema que se registra para la atención de los barcos, ¿es un problema exclusivo de los puertos en Latinoamérica?

Hay puertos que están más avanzados y automatizados que otros. Lo primero que necesita el puerto es estandarizarse. Luego, buscar que se digitalicen. Después, automatizarse y, finalmente, optimizarse. Perú recién está en la etapa de estandarizarse. Hay una iniciativa de la APN, que es establecer un sistema de comunicación entre todas las partes que atienden a los barcos.

—Entendiendo que aún estamos en este paso, ¿cuánto tiempo tardaría la implementación?

Basados en las experiencias de los puertos anteriores, implementar [la plataforma] desde que nos dieron [la autorización] hasta que funcionó, nos tomó aproximadamente dos meses. Basta con que nos den [la autorización] en el puerto para pasarlo a implementar. Uno de los casos de éxito fue con la compañía Shell. Antes de [instalar] el sistema, se demoraban tres horas y media [desde que termina la operación hasta que el barco zarpa]. Al final [con el sistema], se demoraron 2,8 horas.

VIDEO RELACIONADO

Coronavirus en Perú: PNP intervino embarcaciones pesqueras en el interior del país 12/04/2020

TE PUEDE INTERESAR