Tacna y Puno tienen constante actividad comercial con los países vecinos de Chile y Bolivia a través de las respectivas fronteras. (Foto: Archivo El Comercio)
Tacna y Puno tienen constante actividad comercial con los países vecinos de Chile y Bolivia a través de las respectivas fronteras. (Foto: Archivo El Comercio)
Rafael Calagua

Desde el viernes 18 de octubre, las protestas generadas por un marcado descontento general no cesan en ; y las consecuencias de dichos acontecimientos han agravado la situación para miles de micro, pequeñas y medianas empresas chilenas. Juan Pablo Swett, presidente de la Asociación de Emprendedores de Latinoamérica, contó a BBC recientemente que ya se han perdido 70.000 puestos de trabajo desde la fecha; y 6.800 pymes reportaron robo, saqueos o incendio de sus comercios, según el Ministerio de Economía de ese país.

No obstante la situación que vive Chile a nivel local, en la ciudad heróica de Tacna, frontera que colinda con Arica, también existen diversos comerciantes que han visto sus negocios perjudicados por dicha situación.

La provincia, de hecho, tiene como principal fuente de ingresos a la actividad turística de acuerdo a la Dirección de Comercio Exterior y Turismo (Directur) de Tacna, y la campaña navideña -que suele iniciar en el mes de octubre- no está siendo exitosa por un menor número de ingresos de visitantes chilenos, consumidores asiduos de la mercancía de la localidad.

David Rendón, líder de Dircetur Tacna, confirma a El Comercio las pérdidas debido a las manifestaciones en el país vecino. “El sector comercial tacneño se siente bastante golpeado y se han calculado pérdidas de US$50.000 diarios. Esto empeoró en la semana del toque de queda (del 20 al 26 de octubre) en que fueron US$250.000 diarios”.

Corine Flores, presidenta de la Cámara de Comercio de Tacna, ahonda en este aspecto y comenta a este Diario que otras de las actividades principales de los chilenos que visitan la ciudad peruana son los servicios de salud, así como la gastronomía y el servicio de confección de prendas e imprentas. Estos servicios, agrega, suelen tener un mayor precio de acceso en el país vecino.

BOLIVIA: OTRO IMPACTO PARA PUNO

Desaguadero es uno de los sectores que ha sido bloqueado.
Desaguadero es uno de los sectores que ha sido bloqueado.

Como se conoce, las últimas elecciones presidenciales en Bolivia (20 de octubre), que fueron muy cuestionadas, dieron como ganador una vez más a Evo Morales. Las acusaciones de fraude fueron incrementándose con los días y tan solo en las primeras dos semanas de manifestaciones hubo US$167 millones de pérdida para el país vecino, como informó con anterioridad Luis Arce, el ministro de Economía de .

En la tercera semana de protestas, Morales decidió convocar nuevamente a elecciones. Sin embargo, terminó dimitiendo y asilándose en México.

Esta complicada realidad que afronta el país del altiplano también perjudica la economía peruana; y en particular, a la economía de la ciudad de Puno. Según la Cámara de Comercio de esta ciudad, la provincia adyacente a Bolivia vive un panorama “desolador”. La Aduana de Bolivia decidió cerrar la frontera con el Perú en el distrito de Desaguadero-Puno, siendo los productos perecibles de exportación los que generan mayor preocupación a los comerciantes de la zona.

Sobre esta problemática, Úrsula Vargas, administradora de la Cámara de Comercio de Puno, explica a este Diario que las potenciales pérdidas en exportaciones controladas, provenientes de fierro, cemento y plástico, son de US$60 millones en promedio por mes. Esta última cifra, según indica, está sujeta a lo que pueda pasar en los próximos días.

Asimismo, Vargas agrega que el cierre del control aduanero ubicado en la ciudad boliviana de Guaqui deteriora incluso más la situación.

¿QUÉ OCURRE CON LAS EXPORTACIONES?

Según estadísticas de la Asociación de Exportadores (), hasta setiembre los principales productos exportados desde Perú hacia Bolivia fueron minerales, siendo el molibdeno y el ácido sulfúrico los de mayor presencia, por encima de alimentos como la palta y la fresa. Ello demuestra, de otro lado, que se presentan mayores ingresos por el sector minero que por el agrícola.

Los ingresos por exportaciones agrícolas son menores que los de minería.
Los ingresos por exportaciones agrícolas son menores que los de minería.

Además, Carlos González, director del Centro de Investigación y Negocios Globales de Adex, agregó que la percepción que se tiene es que la crisis en la zona no se va a prolongar y en esa línea, el impacto para Puno tampoco lo hará. Se espera que se normalice la situación en aproximadamente 15 días, según el experto. No obstante, comenta que en el caso de Tacna, existen pocas posibilidades de reacción con fuentes de ingreso distintas al turismo.


TAGS RELACIONADOS