Aún existen muchos trabajadores informales en el país. (Foto: Andina)
Aún existen muchos trabajadores informales en el país. (Foto: Andina)
Redacción EC

Entre 141 economías, el Perú se ubicó en el puesto 77 en el pilar del ranking de Competitividad Global del Foro Económico Mundial (), retrocediendo cinco posiciones respecto a 2018, informó el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima ().

“Este resultado revela una posición bastante rezagada, con una baja puntuación de 59 sobre un máximo de 100, nivel que implica un ideal donde el mercado laboral dejaría de ser una restricción al crecimiento de la productividad”, manifestó César Peñaranda, director ejecutivo del IEDEP.

De los 12 indicadores que comprende el pilar del Mercado Laboral del WEF, Perú logró avanzar en cinco. Específicamente en derechos a los trabajadores (73 puntos), políticas activas del mercado laboral (20,5), confianza en la gestión profesional (52,1), proporción de sueldos y salarios de mujeres respecto a varones (57,6) y costos de despidos (84,6).

En tanto, en los indicadores sobre relaciones de cooperación entre empleador y empleado, y tasa de impuesto laboral no presentaron variaciones respecto al 2018.

En cambio se reportaron retrocesos en cinco indicadores, donde destacan las caídas en flexibilidad en la determinación del salario y prácticas de contratación y despido en -1,2 y -3,5 puntos, respectivamente.

Así también existen caídas en la facilidad de contratar trabajadores extranjeros, pagos y productividad y movilidad laboral interna.

“Esta desfavorable evolución se refleja en las condiciones precarias de empleo en Perú como el subempleado, desempleado oculto e informal”, precisó Peñaranda.

SUBEMPLEO

Precisamente a nivel nacional, se observó que en segundo trimestre de 2019 existen 7,38 millones de personas subempleadas, representando al 42,3% de la Población Económicamente Activa (PEA).

En el 2018 se reportó que 14 regiones registraron tasas de subempleo superiores al 50% de su PEA.

Estas son Piura, Junín, Áncash, San Martín, Cusco, Loreto, Pasco, Apurímac, Ayacucho, Huánuco, Puno, Amazonas, Cajamarca y Huancavelica.

“Según el área geográfica, el subempleo es mayor en el ámbito rural (72.9% de la PEA) en comparación al urbano (35,4%) y predomina en la zona sierra (57,3%) y selva (56,1%) en comparación con la costa (32,9%)”, indicó el economista.

Asimismo, la informalidad laboral se observa en distintos tipos de empresas, según su tamaño. Por ejemplo, en aquellas entre uno y 10 trabajadores, esta condición alcanza al 91%; entre 11 y 50 trabajadores al 54%; entre 51 y 100 al 33%, y más de 100 al 16%.