La pandemia del COVID-19 impactó negativamente en el envío de remesas al Perú. (Foto: AFP)
La pandemia del COVID-19 impactó negativamente en el envío de remesas al Perú. (Foto: AFP)
Redacción EC

Las de los peruanos residentes en el reportaron un valor total de US$ 1.269 millones en el primer semestre de 2020, monto que significó una caída de 22,4% respecto al mismo periodo del año pasado (US$ 366 millones menos), debido a la crisis económica generada por la pandemia del COVID-19, informó este miércoles la Cámara de Comercio de Lima ().

MIRA: Supermercados en Perú crecieron a doble dígito entre abril y junio: ¿Cuál creció más y cómo se mantendrían?

En un comunicado, la CCL dijo que según datos de su Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (Iedep) se observó que en el segundo trimestre de 2020 el nivel de remesas tocó fondo con un retroceso de 33,5%, guardando relación con el pésimo desempeño económico de países como Estados Unidos, Argentina, España e Italia donde residen alrededor del 31%, 15%, 14% y 10% de los peruanos del exterior, respectivamente.

“El Iedep prevé que será difícil remontar la caída en la segunda mitad de 2020. Incluso en un escenario moderado, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) estima que las remesas hacia Perú caerían 28% este año, la primera contracción luego de un crecimiento sostenido de cinco años. No obstante, el Iedep considera que para 2021 las remesas aumentarían en línea con el rebote de la actividad económica mundial”, dijo el gremio.

MIRA: Pandemia viene concretando avances pendientes en digitalización en el país

En el 2019, las remesas alcanzaron los US$ 3.326 millones, transferidos a cerca de 936,000 hogares peruanos. Cabe resaltar que la tasa de crecimiento de estos flujos fue en promedio de 4,8% en los últimos cinco años.

La CCL señaló que, en su estudio “Crisis de la COVID-19” a través del Lente de la Migración, el Banco Mundial estima para América Latina una caída de 19,3% de las remesas para este año, incluso superando al retroceso de 12,3% producido en la crisis financiera internacional.

Las remesas siempre han funcionado como alternativa para enfrentar periodos de crisis en el país de origen del trabajador, pero en esta pandemia, por sus consecuencias globales, hace difícil poder emplearlas del mismo modo.

MIRA: María Antonieta Alva: “A la fecha se han usado mil millones de soles del Fondo de Estabilización Fiscal”

Este nivel de incertidumbre impacta en el nivel de gasto de las familias, quienes disponen de menores recursos para gastos prioritarios como educación, salud y nutrición, entre otros. Por tanto, la salud macroeconómica de muchos países es afectada por el menor flujo de remesas. El caso más extremo es Haití cuya proporción respecto del PBI es 37,1%. Para Perú, representó el 1.4% del PBI en el 2019.

En tanto, el BID concluye que, en su escenario moderado, las remesas en los países de la Alianza del Pacífico en el 2020 caerían en todos los países miembros, siendo México -además de Perú- el que registrará otro de los mayores retrocesos (-21,5%), seguido de Colombia (-15,5%) y Chile (-15,1%).

En el caso de Perú con cifras al 2020, alrededor del 10% de la población reside en el extranjero, los que remesaron en los dos primeros trimestres del año US$ 710 millones y US$ 559 millones, respectivamente.

MIRA: Desconexión laboral: ¿Es sancionable enviar mensajes fuera de la jornada laboral?