Restaurantes (Foto: monkeysquad)
Restaurantes (Foto: monkeysquad)
Juan Carlos Odar Zagaceta

El estancamiento de la actividad económica en el mes de abril ha generado mayor incertidumbre sobre el comportamiento de la en los próximos meses.

Sin embargo, el enfriamiento en realidad ha provenido de la caída en los sectores pesca, debida fundamentalmente a la finalización de la segunda temporada de captura de anchoveta en la zona norte y centro del país, y minería, en la que actividades diversas como la extracción de hierro, líquidos de gas natural y zinc experimentaron caídas de dos dígitos.



Esto a su vez tuvo incidencia negativa en las manufacturas derivadas de estas actividades. Para tener una idea del impacto adverso, calculamos que si pesca, minería y manufactura no hubieran caído, la tasa de crecimiento de la actividad total no hubiera sido 0,02%, sino 2,63%. Baja, pero aún al alza.

¿QUÉ PASÓ CON LOS SECTORES NO PRIMARIOS?
En particular, vamos a destacar el caso de, que representa cerca de 40% de la actividad total.

Es cierto que algunos de sus componentes, como Transporte y almacenamiento (1,24%) y Financiero y seguros (3,5%), mostraron una expansión más moderada en abril que en meses previos, pero muestran una dinámica que supera notablemente el promedio nacional. 

semaan santa
semaan santa

Pero en abril una de las pocas actividades que creció a un ritmo mayor que en los meses previos fue Alojamiento y Restaurantes, guiada fundamentalmente por Restaurantes, que en los últimos doce meses ha logrado un crecimiento de 3,79% (3,5% a diciembre del 2018 y 1,18% en diciembre del 2017).

Este rubro se vio favorecido tanto porque sus locales fueron más concurridos en los días de feriado largo como por mayores requerimientos de las empresas de transporte aéreo y terrestre, dado el incremento temporal en la frecuencia de viajes; en ambos casos, la razón radicó en las celebraciones de Semana Santa.

¿Y dentro de esta categoría cuál es la actividad más dinámica? El INEI destaca que en el mes los establecimientos de comida rápida, cevicherías y restaurantes turísticos fueron los más favorecidos, mientras que el dinamismo del subsector se vio moderado por una moderación del consumo en pollerías, cafés, heladerías, pizzerías y dulcerías.

El sector Restaurantes emplea a alrededor de 1,2 millones de personas, representando cerca de 7% de la población ocupada del país.