La posibilidad de acceder a los beneficios tributarios es un incentivo para la formalización, dijeron desde el Serfor. (Foto: GEC)
La posibilidad de acceder a los beneficios tributarios es un incentivo para la formalización, dijeron desde el Serfor. (Foto: GEC)
Redacción EC

La ampliación de la vigencia de los beneficios de la impulsará la formalización de las plantaciones forestales, así como del empleo en el sector, permitiendo el acceso a mejores condiciones laborales a cerca de 97.000 trabajadores y trabajadoras permanentes, estimó el director ejecutivo del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (), Luis Gonzales-Zúñiga.

“Con el Decreto de Urgencia N° 043-2019, que amplía hasta el 31 de diciembre de 2031 los beneficios a la actividad agrícola, se genera un marco de incentivos tributarios estable, en un horizonte de planeamiento de más de 10 años, condición importante para el sector forestal que requiere inversiones de largo plazo”, comentó Gonzales-Zúñiga.

Actualmente, Perú cuenta con 387.000 hectáreas de plantaciones forestales, de las cuales 63,567 se encuentran inscritas en el Registro Nacional de Plantaciones Forestales; es decir, apenas el 16% de las plantaciones están formalizadas.

La posibilidad de acceder a los beneficios tributarios es un incentivo para la formalización del 84% restante y, con ello, el acceso a mejores condiciones laborales a cerca de 97,000 trabajadores permanentes.

Con la ampliación, el sector forestal se beneficiará hasta el 2031 de la reducción en 50% del Impuesto a la Renta (de 29,5% a 15%) para el caso de las inversiones en las regiones de costa y sierra (en la Amazonía, el impuesto para esta actividad es de 5% y 10%, según el departamento).

Asimismo, podrá acceder a la depreciación de inversiones en obras de infraestructura hidráulica y obras de riego en 20% anual, principalmente en plantaciones forestales comerciales. Los incentivos incluyen la recuperación anticipada del Impuesto General a las Ventas (IGV) durante la etapa pre productiva de las inversiones.

Todo este marco hará posible el fortalecimiento de la industria forestal, que podrá abastecerse de plantaciones forestales comerciales, al contar con un flujo continuo de madera de origen legal, disminuyendo así la demanda por madera importada y productos importados de madera. Serfor recordó que existe una brecha en la producción procedente de bosques naturales que asciende a 267.500 hectáreas por año y que, al no ser atendida con producción nacional, se cubre con importaciones.

Como consecuencia de esta situación, el déficit de la balanza comercial forestal se ha incrementado en los últimos años a un ritmo promedio de 4% anual. Pero, con los incentivos, se podrá incrementar la producción de las plantaciones y de los productos derivados de estas, lo que nos permitirá incluso mejorar nuestras exportaciones, comentó el funcionario.