En los últimos días se han formado largas colas para ingresar al Metropolitano. (Foto: GEC)
En los últimos días se han formado largas colas para ingresar al Metropolitano. (Foto: GEC)
Redacción EC

La próxima semana el discutirá un posible subsidio al y sus corredores complementarios para solventar la disminución de su capacidad total, a raíz de las normas para evitar contagios de .

MIRA: Capeco propone programa de financiamiento por S/600 millones para continuidad de viviendas sociales

Según el Instituto Peruano de Economía (IPE), el apoyo está justificado, pues este sistema de transporte público ha visto sus ingresos semanales reducidos en 78%. Además, que ambos servicios son autosostenibles, a diferencia del Metro de Lima, que sí recibe un subsidio.

En su boletín sobre transporte urbano, el IPE explica que las obras del Metropolitano aún no están culminadas, pues falta conectar la Estación Naranjal con Carabayllo. Por este motivo, los 700.000 pasajeros por semana prometidos en el contrato de concesión, se han visto reducidos a 533.000.

Si a esto le sumamos las restricciones por el coronavirus, la capacidad semanal del servicio ha caído 78% hasta 119.000.

MIRA: Geopark se retira del lote 64 y deja solo a Petro-Perú

“Por otro lado, existirían problemas tarifarios relacionados a la metodología del cálculo que habrían puesto en riesgo los costos financieros del contrato”, señala el IPE.

También apunta que, si bien la capacidad de los buses se ha visto mermada, el servicio está funcionando casi al 100%, en términos de buses operativos y kilómetros recorridos, lo cual afectaría directamente los S/ 6,8 millones de ingresos semanales que necesitan los concesionarios. Habrían caído hasta S/ 1,5 millones.

“Debido a la obligatoriedad de prestar este servicio, la Municipalidad de Lima ha asumido dichos costos operativos hasta mayo y las empresas operadoras han recurrido al fondo de contingencia, reducciones de sueldos y suspensión perfecta del personal. Se han agotado las posibilidades para que las empresas operadoras aseguren la continuidad del servicio”, anotó el instituto.

No obstante, el mismo boletín resalta que este servicio solo es usado por una parte mínima de la población de la capital. IPE, citando a Lima Cómo Vamos, subrayó que solo el 3,9% de limeños usó el Metropolitano durante 2019 para dirigirse a sus centros de estudios o trabajo; por su parte, 2,2% utilizó los corredores complementarios.

En el caso de la población más vulnerable, perteneciente a los niveles socioeconómicos D y E, apenas el 1,4% utiliza el Metropolitano. Ello se explicaría, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por la ausencia de vías que conecten las zonas alejadas con las vías principales, la irregularidad e informalidad de los asentamientos, así como la falta de empleo.

TE PUEDE INTERESAR