La modificará a partir del 15 de julio el tributario, de modo que el proceso de acceso será mucho más rápido, aunque buena parte de los contribuyentes deberá pagar cuotas de acogimiento (iniciales) y los que tienen deudas altas presentarán garantías.

Luis Zárate Reyes, gerente de Proyectos y Procesos Transversales de la Sunat, indica que los cambios se hicieron después de recibir las recomendaciones de gremios empresariales y analistas tributarios.

Sigue a Portafolio también en 

“Hemos hecho un balance entre la facilitación para el contribuyente y el control”, indicó.
Entre los principales cambios figura que los contribuyentes podrán solicitar acogerse al fraccionamiento inmediatamente después de haber presentado su declaración o regularización anual (ya no se esperará 45 días).

La respuesta de la Sunat será en cinco días, en el 80% de los casos habrá cuota de acogimiento por deudas mayores a 3 UIT. Además, se exigirá entrega de garantías a las personas jurídicas que tengan deudas mayores de 100 UIT, salvo que estén consideradas dentro de la lista de Buenos Contribuyentes.

Ejemplos de aplicación

Zárate indicó que el reglamento se seguirá perfeccionando, habiéndose planteado la Sunat realizar una revisión dentro de 6 u 8 meses después de que entre en vigencia. La pérdida del fraccionamiento tras dos cuotas sin pagar podría revisarse.

Asimismo, dijo que la Sunat revisará desde agosto la normativa que da acceso al grupo de Buenos Contribuyentes, previéndose otorgar un tratamiento homogéneo a los BUC de aduanas y de tributos internos.

TAGS RELACIONADOS