Sunat. (Foto: Francisco Neyra / GEC)
Sunat. (Foto: Francisco Neyra / GEC)
Israel Lozano Girón

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La recibió información bancaria y de operaciones comerciales de más de 43 mil personas de alto patrimonio así como de empresas nacional con sucursales en el exterior. Dicha data forma parte del que promueve la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

MIRA: CCL: 841,000 contribuyentes mantienen deudas y controversias tributarias

Estos datos fueron remitidos por las administraciones tributarias de 13 jurisdicciones entre las que se encuentran las correspondientes a Islas Caimán, Suiza, Bélgica, Eslovenia, Italia, Japón, Países Bajos entre otros. En total, ha reportado información bancaria por US$12.000 millones, de los cuales US$7.000 millones han sido informados por los entes tributarios de Islas Caimán y Suiza.

¿Qué es lo que sucederá con dicha información? Francisco Pantigoso, profesor de Derecho de la Universidad del Pacífico, explica que este cruce informativo permite a la Sunat tener insumos para detectar posibles deudas. Para empezar, la entidad deberá determinar la procedencia de esas rentas.

“Hay varios puntos a tener en cuenta. Si se trata de rentas gravadas, o es alguna herencia en el exterior. También podría ser alguna donación que no esté grabada. Se debe verificar el origen de esa renta en el tiempo, posiblemente puedan ser acumulaciones de ingresos antiguos”, dijo.

MIRA: La población femenina en carreras técnicas creció 4.5 veces en la última década, afirma Senati

En ese camino, Pantigoso cree necesario tener en cuenta que esta información debe resguardarse de forma segura. “La historia peruana tributaria evidencia filtros de información que han sucedido con esta data que viene del extranjero”, recalca. En este punto, cabe recordar que la Sunat, en octubre pasado, superó la evaluación del cumplimiento de los más altos estándares de confidencialidad y seguridad de la información establecidos por la OCDE para viabilizar el intercambio de información.

Finalmente, Pantigoso consideró importante definir qué es considerado como “alto patrimonio”. “Se debería aterrizar esos números. Lo que para uno puede ser una cantidad X, para la Sunat puede ser una cantidad Y. Por seguridad y transparencia informativa, debería mencionarse qué cosa sería un alto patrimonio. Así el contribuyente sabe a qué atenerse”, acotó.

TAGS RELACIONADOS