El Gobierno dio marcha atrás con su decreto. (Foto: USI)
El Gobierno dio marcha atrás con su decreto. (Foto: USI)
Redacción EC

El jueves 4 de octubre, el Gobierno aprobó un decreto supremo (DS) que modificaba el proceso regulatorio de distribución de energía eléctrica. Este decreto, según , impedía la posibilidad de reducir hasta en 6% las  para los usuarios desde el 1 de noviembre, fecha en la que se haría efectiva la nueva tarifa.

Según Osinergmin, el DS no fue puesto previamente en conocimiento del regulador, ni pre-publicado para ser sometido a comentarios de la opinión pública.

Tras la advertencia del organismo supervisor, el Gobierno publicó este martes 9 de octubre el DS Nº 028-2018-EM, con el cual el Ministerio de Energía y Minas (MEM) deroga la anterior medida.

"Se ha visto por conveniente dejar sin efecto el Decreto Supremo Nº 027-2018-EM en tanto Osinergmin culmina el proceso de fijación del Valor Agregado de Distribución que se encuentra en curso", indica el texto.

El regulador no estaba de acuerdo con la norma promovida por el MEM, pues modificaba un procedimiento en curso, el mismo que definiría la tarifa final de distribución eléctrica el 16 de octubre.

Las tensiones entre el Ejecutivo y Osinergmin terminaron con la salida del viceministro Raúl García Carpio.