Negocios turísticos se reconvierten ante la pandemia. (Foto: AFP)
Negocios turísticos se reconvierten ante la pandemia. (Foto: AFP)
Christian Lengua

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El es el sector que más tardará en reactivarse de la crisis provocada por la pandemia. Ante ello, el pleno del de la República tiene pendiente el debate de un proyecto de ley para postergar el pago del Impuesto General a las Ventas () y del (IR).

El tributarista Walker Villanueva, del Estudio Philippi, Prietocarrizosa, Ferrero DU & Uria, señaló que una exoneración de renta temporal a los servicios turísticos, debido a la coyuntura, sí se justifica porque es conocida la situación que atraviesan las empresas de turismo.

MIRA: Juan Stoessel, CEO de Casa Andina: “Hoy la situación es catastrófica para el sector turismo” | ENTREVISTA

Mientras que la Comisión de Economía pide que la exoneración se amplíe por 18 meses, la Comisión de Comercio Exterior y Turismo pide que sea por 36 meses. Al respecto, Villanueva indicó que un plazo de tres años parece más lógico teniendo en cuenta los pronósticos de los economistas del tiempo que tomará repuntar esta situación.

Jorge Bravo Cucci, profesor de la Maestría en Finanzas y Derecho Corporativo de ESAN, coincidió con este plazo argumentando que es difícil que esta situación se revierta en menos de dos años.

Asimismo, los expertos coincidieron en que se debe vigilar la aplicación de la exoneración. Para Bravo, el problema con las exoneraciones es que no se tienen en cuenta las compras, ya que una empresa vende, pero también compra con IGV.

Cusco. El reinicio de operaciones de vuelos nacionales, como parte de la reactivación de actividades durante el estado de emergencia por la pandemia del nuevo coronavirus, trae una esperanza para el turismo en la ciudad. (Foto: Renzo Salazar)
Cusco. El reinicio de operaciones de vuelos nacionales, como parte de la reactivación de actividades durante el estado de emergencia por la pandemia del nuevo coronavirus, trae una esperanza para el turismo en la ciudad. (Foto: Renzo Salazar)

“Se debe prever un mecanismo de qué hacer con esos impuestos que pagan los establecimientos en bienes como agua, luz o adquisición de servicios. Porque ese IGV no lo van a poder utilizar como crédito fiscal, al haber una exoneración. Entonces, esa exoneración ya no sería un beneficio, sino se convierte en un eventual perjuicio para la economía de la propia empresa”, apuntó.

Sobre el tema, Villanueva refirió que el único beneficio que produce la exoneración del IGV es básicamente en la disminución del precio al favor del consumidor. “No es una medida tan eficiente como la del IR, donde si te exoneran vas a tener más caja”.

PARA SUSCRIPTORES: Vuelos internacionales en Perú: la importancia de adaptarse a una “nueva forma de viajar”

Precisó que un beneficio real para el turismo debería ser una exportación del servicio. Porque la exportación tampoco paga IGV, pero a diferencia de la exoneración, se recupera el IGV de las compras.

“Si quieres dar un beneficio apropiado a las empresas de turismo, tendría que ser una exoneración dirigida los extranjeros, y para el turismo nacional, temporalmente el Estado podría dictar un régimen de reintegro del IGV, como en el caso de las empresas que producen libros, donde el Estado les devuelve el IGV de las compras”, indicó Villanueva.

¿Y LA RECAUDACIÓN?

Para Villanueva, la exoneración del Impuesto a la Renta es más lírica, y no va afectar mucho a la Caja Fiscal ya que por ahora no tendrán utilidades, y su recuperación por lo menos va a tomar dos años.

Mientras que la exoneración del IGV sí tendría un impacto en la recaudación, pero servirá para darle un alivio a las empresas de turismo. Añadió que en cuanto a la torta de recaudación, el turismo no está entre las actividades que más aportan recursos al Fisco.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER