La marca de moda deportiva facturó US$ 7.057 millones entre julio y setiembre, frente a los US$ 7.585 millones del mismo periodo del año anterior. El resultado neto se situó en US$ 682,8 millones, un 10,8% menos que en el tercer trimestre de 2019. (Foto: AP)
La marca de moda deportiva facturó US$ 7.057 millones entre julio y setiembre, frente a los US$ 7.585 millones del mismo periodo del año anterior. El resultado neto se situó en US$ 682,8 millones, un 10,8% menos que en el tercer trimestre de 2019. (Foto: AP)
Redacción Economía

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Durante el tercer trimestre de 2020, redujo sus ventas en solo 7% y volvió a obtener beneficios, aunque continuaron significativamente por debajo del año pasado.

La marca de moda deportiva facturó US$ 7.057 millones, frente a los US$ 7.585 millones del mismo periodo del año anterior. El resultado neto se situó en US$ 682,8 millones, un 10,8% menos que en el tercer trimestre de 2019.

MIRA: Tasa de desempleo en Perú casi se triplica este tercer trimestre en comparación al 2019

El único mercado en el que Adidas elevó sus ventas en el periodo en mención fue Europa, el segundo por facturación, donde anotó un crecimiento del 3,3%; aunque este buen comportamiento se podría ver interrumpido por la segunda ola de contagios del COVID-19, informa el portal Modaes.

En cambio, en Asia Pacífico, el mayor mercado para Adidas, las ventas cayeron un 10,4%, y en Norteamérica, el tercero, retrocedió un 5,4%.

Descontando el impacto de los tipos de cambio, también volvieron a la senda de crecimiento la Comunidad de Estados Independientes (CIS, formada por quince exrepúblicas soviéticas) y Norteamérica cayó sólo un 1%.

En tanto, en mercados más pequeños para el grupo como Latinoamérica la evolución es más negativa. En esta región registró un desplome de 26,9%, y en el resto de mercados emergentes tuvo un descenso del 19,1%.

MIRA: ¿Qué percepción se tiene en los mercados internacionales de la crisis política en el Perú?

ADIDAS Y REEBOK

Por marcas, Adidas, que copa un 90% de la cifra de negocio, cayó un 6,7%, mientras que Reebok recortó un 12,3% sus ventas.

El canal online continuó disparado, con un alza de 51% en el tercer trimestre. En total, las ventas directas al consumidor se incrementaron un 13%, a tipos de cambio constante, y representaron un 35% del total de la facturación.

En relación al 30 de junio, Adidas redujo su inventario un 10%, pero respecto al año pasado lo incrementó en un 27% debido al impacto del cierre de tiendas. Más del 90% de las tiendas del grupo ya están operativas y, si bien el tráfico está por debajo del año pasado, la tasa de conversión fue alta: “los consumidores que visitaron las tiendas lo hicieron con una intención de compra”, explica Adidas.

En el acumulado de los nueve primeros meses, el grupo Adidas ha registrado un descenso de la facturación del 20%.

MIRA: CCL: “Pueden tener razón en que faltó firmeza en las declaraciones [del sector empresarial ante la crisis]”

UN CUARTO TRIMESTRE INCIERTO

El grupo subraya que, de cara al cuarto trimestre, continúa habiendo un elevado nivel de incertidumbre por el desarrollo de la pandemia y el entorno macroeconómico. De hecho, la segunda ola del COVID-19 en Europa ha motivado que el porcentaje de tiendas abiertas haya bajado en el último mes hasta el 93%, frente al 96% de septiembre.

Además, las medidas de distanciamiento social han tenido un impacto adverso en el tráfico, especialmente en Europa. Adidas prevé que las ventas continúen la tendencia del tercer trimestre, con un descenso a un solo dígito.