La venta al por menor de artículos de mejoramiento del hogar y materiales de construcción en los grandes almacenes ascendió a S/ 1.972 millones en la primera mitad del 2020, según Produce.
La venta al por menor de artículos de mejoramiento del hogar y materiales de construcción en los grandes almacenes ascendió a S/ 1.972 millones en la primera mitad del 2020, según Produce.

Pese a que desde julio las ventas de tiendas de mejoramiento del hogar o ‘homecenters’ volvieron a crecer en términos anuales –a un ritmo de 12% respecto a julio 2019, siendo la primera tasa de variación positiva desde marzo pasado- esta mejora no sería suficiente para revertir su resultado negativo para el cierre del 2020.

Así, se espera que este sector (que implica la venta al por menor de artículos de ferretería, pinturas y productos de vidrio en almacenes especializados) caiga alrededor del 25% respecto del año previo, estima el Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank.

En su reporte semanal precisa que este resultado se explicaría, principalmente, por el fuerte descenso de la demanda durante el segundo trimestre por el confinamiento, ya que en el tercer trimestre las ventas de las tiendas de mejoramiento del hogar habrían sido similares y, probablemente, hasta ligeramente mayores respecto al mismo periodo del 2019, debido a la demanda contenida y la disponibilidad de ingresos temporales extraordinarios (como la liberación de un determinado monto de CTS y de las AFP).

Parte de la disponibilidad de estos ingresos, señala, se habría destinado al gasto en mejoramiento del hogar y ampliación de ambientes, tomando en cuenta la mayor permanencia de las familias en sus hogares.

En la primera mitad del año la venta al por menor de artículos de mejoramiento del hogar y materiales de construcción en los grandes almacenes como Maestro, Sodimac y Promart ascendió a S/ 1.972 millones (US$ 548 millones), 38% menos respecto a la primera mitad del 2019, según el Ministerio de la Producción (Produce).

PERSPECTIVAS 2021

Para el 2021, según la entidad, se prevé que la tendencia positiva de recuperación continúe y que incluso vuelva a crecer a un ritmo de doble dígito. Sin embargo, las ventas no superarían lo registrado en el 2019.

Claro está, explica, que esta proyección está amarrada a factores como la mejora progresiva del empleo formal -que confiere sostenibilidad al nivel de ingreso- especialmente para el segundo semestre, época en la que ya se contaría con un nuevo Gobierno y se asume se tendría acceso a la vacuna contra el COVID-19.

También se espera que se mantenga el buen desempeño en la colocación de nuevas viviendas a nivel nacional, asumiendo que los agentes del sector mantengan incentivos privados y estatales para la adquisición de bienes inmuebles y de viviendas sociales, señala el estudio.

Además, también ayudaría el efecto base durante el segundo trimestre del 2021, dado que para esa época no habría un confinamiento tan estricto como el del 2020.