Fiestas Patrias del Bicentenario ¿Cuánto sabemos de la correcta forma y uso de los símbolos patrios? (Ilustración: Víctor Aguilar).
Fiestas Patrias del Bicentenario ¿Cuánto sabemos de la correcta forma y uso de los símbolos patrios? (Ilustración: Víctor Aguilar).
Katherine Subirana Abanto

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La historiadora de arte Natalia Majluf, exdirectora del MALI, escribe, en el ensayo “Los fabricantes de emblemas. Los símbolos nacionales en la transición republicana. Perú, 1820-1825”, lo siguiente: “Hay algo de cerrado y concluyente en los símbolos patrios, algo de inmutable; dan la impresión de ser invariables, como las naciones que representan. Pero estos símbolos, al igual que las naciones, no siempre existieron”. Y, a la par de las naciones —añadiríamos—, tienen una historia. Esta es la de los símbolos patrios peruanos.

No repetiremos la historia del sueño de don José de San Martín —creada por Abraham Valdelomar un siglo después—, que funciona como la romantización de la creación, más que de una bandera, de una nación, pero sí debemos recordar que la creación de los dos primeros símbolos peruanos se relaciona con el libertador. La bandera fue oficializada por don José de San Martín el 21 de octubre de 1820 y el himno nacional, el 7 de agosto de 1821. Detengámonos en ello: ¿por qué la bandera se creó antes de proclamarse la independencia?

El sueño de San Martín: la historia escrita por Valdelomar
El sueño de San Martín: la historia escrita por Valdelomar

La respuesta la tiene Natalia Majluf: “En la era de las revoluciones, no hay ya nación imaginable sin bandera, escudo o colores patrios”, escribe. Sin embargo —añade—, “San Martín era consciente de la necesidad de legitimar esos símbolos con un proceso político. Por eso, los definió como emblemas provisorios y reservó el derecho de fijarlos a los propios peruanos una vez que hubieran sellado su independencia”. En los años siguientes, estos emblemas sufrirían transformaciones radicales.

Vaivenes simbólicos

El historiador Alejandro Salinas Sánchez, en el texto , señala que los llamados símbolos patrios son elementos culturales imprescindibles para construir imaginarios políticos y que, por ello, vale la pena preguntarse si la iconografía patriótica peruana logró integrar a la población alrededor de un proyecto nacional o si, por el contrario, exacerbó conflictos étnicos y/o de clase. Veamos.

Según sostiene José Carlos Juárez en la tesis , el despliegue de la forma y el color de la bandera sanmartiniana responde a la continuidad de tradiciones con el fin de hacer menos traumático el paso a la independencia.

El escudo, sin embargo, tiene otra historia. Su creación data de 1825, época en la que, como detalla Juárez, la sociedad peruana se enfrentaba a un nuevo siglo y escenario global finalmente separada de España.

​José Gregorio Fernández: El creador del Escudo Nacional del Perú, falleció un día como hoy
​José Gregorio Fernández: El creador del Escudo Nacional del Perú, falleció un día como hoy

Con el Perú obligado a la inserción internacional y a las reglas de juego capitalistas, la organización social y política debía girar en función de estos objetivos. El escudo nacional, como principal símbolo de la nación, no se escapaba a dicha funcionalidad. Su diseño, basado en las antiguas formas de la heráldica, descartó componentes étnicos y sociales que, al no estar del todo definidos ni integrados, fueron dejados de lado. En cambio, privilegió, en concordancia con la mentalidad colonial heredada, los recursos naturales potencialmente exportables para los mercados europeos, de reciente apertura al Perú luego de la independencia.

Según Alejandro Salinas, esta heráldica geográfica patriota proviene de la influencia de los congresistas naturalistas, según los cuales la grandeza patria se fundaba en las riquezas del vasto territorio peruano.

No está de más señalar que ningún símbolo patrio establecido representa o simboliza a las culturas prehispánicas del Perú.

El camino oficial

Explorar la historia y el subtexto que respalda la simbología patria es una tarea que ha sido destacada a la academia. Sin embargo, una exploración legal, cuya génesis está fuera del espacio académico, también se aventuró a reconstruir la historia de nuestros símbolos y llegó a una conclusión: no hay una versión oficial y estandarizada para su uso.

Se trata del trabajo realizado por la agrupación civil , impulsado por el Colegio Profesional de Relacionistas Públicos y la Sociedad Fundadores de la Independendencia, y respaldado por entidades como el Instituto Sanmartiniano del Perú.

Carlos Tenicela, coordinador de la iniciativa, explica el propósito de esta: “Tras 200 años sin tener una versión oficial de nuestros símbolos patrios, decidimos restaurarlos, y proponer una nueva ley y el primer reglamento que los estandaricen y fortalezcan nuestra identidad nacional”.

Los símbolos de la patria. (Fuente: Proyecto Símbolos Patrios)
Los símbolos de la patria. (Fuente: Proyecto Símbolos Patrios)

Según explica Tenicela, el Estado peruano no ha establecido en 200 años una versión gráfica oficial de los símbolos patrios, y el 100 % de las instituciones estatales usan múltiples versiones incorrectas de estos. “En el DNI, pasaporte y licencias, se usan símbolos patrios incorrectos o prohibidos. El sector educación utiliza diferentes versiones incorrectas de los símbolos patrios en textos escolares y documentos oficiales, y no se cuenta con una versión oficial de la historia, autores y legislación de los símbolos patrios dentro del currículo nacional”, añade.

Estos problemas se suscitan, según la investigación realizada por Carlos Tenicela, por una serie de vacíos legales e interpretaciones erróneas. “Hasta la fecha y desde la creación de su versión actual, los símbolos han sufrido modificaciones. Con el objetivo de regular su uso, se dictaron leyes en 1913 (himno nacional) y 1950 (símbolos), pero, debido a la imprecisión de estas normas —y al carecer de referencias gráficas—, no fue posible conseguir una indiscutible uniformidad”, señala.

Así, se detectó que cada institución del Estado utiliza una versión diferente de los símbolos, interpretada y ajustada a distintas indicaciones o especificaciones, y bajo el amparo de las leyes vigentes. El resultado es que tenemos innumerables versiones legales de los símbolos patrios, que son utilizados por el Estado, los ciudadanos y las empresas privadas.

El ha desarrollado una iniciativa ciudadana que tiene el objetivo de impulsar y establecer una nueva ley y el primer reglamento que declare oficiales e intangibles los símbolos y emblemas del Perú, y que dicte medidas para su estandarización, uso y protección legal. Puede encontrar las especificaciones en la web , donde también encontrará el Proyecto de Ley presentado al Congreso de la República, de la mano del Colegio de Relacionistas Públicos del Perú, para declarar oficiales e intangibles los Símbolos Patrios. El texto propone la restauración de los mismos para propiciar la unificación de su imagen y su correcto uso.

El proyecto se encuentra en la Comisión de Cultura del Congreso, pero las gestiones alrededor han dado un primer fruto: el Ministerio de Defensa ha enviado al Congreso un informe en el que señala que la próxima Banda Presidencial debe llevar bordado el Escudo Nacional y no el Escudo de Armas. Por Ley, este último solo debe de ser usado en el Pabellón Nacional. Para saber más detalles poco conocidos, no olvide ir a la web . Se puede sorprender.

Fuente: Proyecto Símbolos Patrios. Elaboración: Antonio Tarazona/El Comercio
Fuente: Proyecto Símbolos Patrios. Elaboración: Antonio Tarazona/El Comercio