El Pastoruri, destino turístico del Parque Nacional Huascarán, vive los tristes efectos del calentamiento global. Su frente glaciar ha retrocedido 610 m entre 1980 y el 2016.
El Pastoruri, destino turístico del Parque Nacional Huascarán, vive los tristes efectos del calentamiento global. Su frente glaciar ha retrocedido 610 m entre 1980 y el 2016.
Diana Gonzales Obando

Arequipa, la tierra de los volcanes, será el lugar de encuentro para reflexionar sobre dos de los principales problemas que vienen afectando a nuestro planeta: el cambio climático y el calentamiento global. Solo el Perú alberga a la cordillera tropical más extensa y alta del mundo, la cordillera Blanca. Esta asombrosa cadena montañosa posee el 40 % de la superficie glaciar del país, la misma que en los últimos 42 años ha perdido el 35 % de su extensión, según la Autoridad Nacional del Agua (ANA). Esta cifra es solo una muestra de su gravedad y, por el bien de todos, no debe quedarse solo en estadística. ¿Cómo hacer llegar esta información a la gente de a pie para que tome conciencia, se involucre y sea parte de la solución?

El Hay Festival y el Consejo Natural de Investigación Medioambiental del Reino Unido (NERC) han presentado el trabajo de investigación y colaboración con el Perú al que han denominado Trans.MISSION II. Se trata de un proyecto que reúne a científicos dedicados a la investigación ambiental con reconocidos narradores y artistas locales. Tras varias reuniones y conversaciones, se crea una historia con la intención de divulgar al público no especializado los últimos avances en este campo.

Erika Stockholm y Jemma Wadham, juntas en un proyecto para revertir la desglaciación.
Erika Stockholm y Jemma Wadham, juntas en un proyecto para revertir la desglaciación.

—Sensor del planeta—

Como parte de este plan llegará a nuestro país Jemma Wadham, especialista en glaciología y directora del Instituto Cabot en el Reino Unido y, especialmente, una apasionada por los glaciares y la naturaleza cambiante desde la adolescencia. No es la primera vez que pisará Latinoamérica ni el Perú; de hecho, Wadham conoce nuestra cordillera Blanca y viene realizando una serie de investigaciones en sus nevados. Ella también lidera expediciones a glaciares en Chile, Groenlandia y el Himalaya. Su trabajo consiste en conocer los procesos hidrológicos y bioquímicos que ocurren dentro de los glaciares y los sistemas de capas de hielo que potencialmente puedan tener un impacto a su alrededor, como sucede con el nevado Pastoruri en el Parque Nacional Huascarán, en Áncash.

La cordillera Blanca fue un shock para mí”, responde Wadham cuando le preguntamos sobre sus investigaciones en el Perú. “Muchos de los glaciares aquí se han retirado a los picos altos. También me sorprendió la toxicidad de algunos de los ríos, que son altamente ácidos, y tienen concentraciones muy altas de metales pesados, pues el hielo se ha retirado y las rocas ricas en metales están expuestas al aire y a la lluvia”.

Apreciar el problema de cerca fue para ella una situación extraña. “Por un lado, toda esta región era increíblemente hermosa con cielos azules y picos afilados, pero los glaciares estaban en un estado muy triste”, recuerda. Desde el lado peruano, tenemos a Raúl Loayza, director del Laboratorio de Ecotoxicología de la Facultad de Ciencias y Filosofía de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Loayza también es parte de Trans.MISSION II y trabaja con Wadham desde el año pasado en otro proyecto también vinculado a la desglaciación y el cambio climático.

“La cordillera Blanca —nos dice— incluye aproximadamente el 70 % de los glaciares tropicales del mundo, lo cual la convierte en un escenario privilegiado de estudio y, a la vez, en un sensor singular de la medición de los efectos del cambio climático en el planeta”. Para Loayza es importante que la gente conozca que la disminución de la masa glaciar “representa una merma importante en nuestras fuentes de agua que nacen justamente en las cabeceras de cuenca de los nevados”.

Pero no se trata solo de cantidad de agua, sino también de la calidad. ¿De qué manera? Pues el retroceso de los glaciares, que se formaron durante millones de años, ha expuesto las rocas que han estado cubiertas de hielo todo ese tiempo. Recordemos que nuestro país contiene una riqueza mineral exorbitante; es por ello que, al quedar las rocas con minerales —ferrosos y sulfurosos— a la intemperie, generan un ácido que contamina lagunas y ríos. Dice Loayza que en la cordillera Blanca hay lagunas completamente acidificadas y destruidas, sin peces ni vida. “Y es la misma agua que consume la gente río abajo. No solo es un problema ecológico, también es un gran problema de salud. El servicio ecosistémico que nos da la laguna o el río se ve seriamente afectado porque ya no puede usarse para absolutamente nada. Los niveles de metales que han sido removidos desde las cumbres más altas y que llegan río abajo sobrepasan cualquier estándar de calidad ambiental o de consumo humano”, recalca el experto.

Es la misma preocupación que expresa Jemma Wadham. “La pregunta para nosotros es: ¿qué ríos y en qué escala de tiempo? La segunda pregunta es: ¿qué hacemos al respecto?”, agrega.

—Arte para el cambio—

El error que cometemos es pensar en los glaciares como separados de nosotros”, reflexiona Wadham, y el arte es una manera de acercarnos al problema. Esta visión también se conecta con el proyecto Trans.MISSION II, en el que la escritora peruana Erika Stockholm creará una historia basada en las conversaciones con Jemma Wadham y Raúl Loayza, la cual presentará en el Hay Festival Arequipa para un público diverso.

Es importante que todas las personas nos informemos y reaccionemos a tiempo. Mientras nos reconozcamos ajenos a la naturaleza y divorciados del mundo, nos estamos quitando la oportunidad de mejorarlo.


MÁS INFORMACIÓN

“Con el agua al cuello: El retroceso glaciar en el Perú y su impacto en la seguridad del agua” es el nombre de la actividad donde participarán Erika Stockholm y Jemma Wadham en conversación con Andy Fryers. También habrá una narración musicalizada con la participación del especialista peruano Raúl Loayza y el violinista Pedro Ávila. ¿Cuándo? 9 de noviembre, 12 m. ¿Dónde? Alianza Francesa de Arequipa. Adquiere tus entradas en www.hayfestival.org/arequipa