La depresión es un problema de salud mental que necesita ayuda profesional. (Foto: Pixabay)
La depresión es un problema de salud mental que necesita ayuda profesional. (Foto: Pixabay)
Claudia Guevara

Los cambios abruptos en la rutina son fatales para todos, mucho más si son cambios que se dan dentro de la zona de confort y sin previo aviso. Se alteró la rutina, las horas de sueño, la alimentación y se incrementó el sedentarismo. Todo esto más una alta carga de incertidumbre desestabiliza a cualquier persona.

Pero afecta aún más a la población con algún tipo de trastorno mental, ya que son vulnerables a sufrir desequilibrios, aunque estén en un escenario ‘normal’. El Ministerio de Salud informó que, durante el primer trimestre del año, el 20,7% de la población adulta y el 21% de los niños y niñas requerían de atención por algún trastorno mental. Entonces, ante el escenario de la pandemia, ¿cómo las personas con esquizofrenia, bipolaridad y autismo pueden sobrellevar este periodo de cuarentena?

La rutina ya no es aburrida

‘Mantenerse activo’ es la principal recomendación de los especialistas, el Ministerio de Salud y la Organización Mundial de la Salud. ¿Por qué? José Pablo Bullard, médico psiquiatra del Hospital Larco Herrera, explica que “al establecer una rutina la persona se verá beneficiada en todo aspecto. Se regularán los patrones de sueño, por ende, la alimentación no será a deshoras y se mantendrá el horario de medicación en los pacientes, ya que algunas pastillas se administran después de las comidas”. Y si esto se complementa con el ejercicio físico y mental, con el no consumo de alcohol y con el apoyo de la familia, los episodios de crisis en las personas con trastornos mentales disminuyen significativamente.

Pintar te ayuda a mejorar habilidades cognitivas (Foto: Freepik)
Pintar te ayuda a mejorar habilidades cognitivas (Foto: Freepik)

¿Qué debería hacer cada uno?

En el caso de pacientes con esquizofrenia, se debe cumplir con mayor énfasis todas las recomendaciones hechas por la OMS para la población en general: reducir el consumo de noticias, informarse solo a través de fuentes oficiales y mantenerse activo dentro de los horarios adecuados.

“Si bien la esquizofrenia se caracteriza por tener episodios de oír voces o sentirse amenazado, con el paso del tiempo el verdadero daño que produce es a nivel cognitivo”, advierte Bullard. Por eso, recomienda que el paciente debe mantenerse ocupado, ya sea con actividades para la casa (limpieza, cocina), con ejercicios mentales como sopa de letras, crucigramas, leyendo o hacer manualidades.

Con respecto a las personas diagnosticadas con trastorno bipolar, “es fundamental que continúen con la medicación que tienen pautada, pues esta es su barrera de protección ante la posibilidad de una desestabilización o recaída”, explica Ana Mejías, profesora de la carrera de psicología en la UPC. Asimismo, el familiar - o la persona encargada del paciente - debe estar atento a cualquier cambio en el estado de ánimo (aislamiento, problemas para dormir o tensión elevada), ya que estos son los indicadores ante una posible crisis. Y también es importante evitar situaciones de tensión familiar, pues lo que se busca es que el paciente reduzca sus niveles de estrés.

Por último, la población con autismo/asperger se guía bastante por una rutina establecida. Cualquier cambio repentino los angustia, estresa y desestabiliza, incluso algunos pueden reaccionar violentamente. En este caso, el familiar debe, en lo posible, anticiparse ante cualquier eventualidad que afecte la rutina para que ellos puedan explicarles pacientemente la modificación de sus horarios.

Además, a pesar de estar en cuarentena, se recomienda que la persona con autismo mantenga todo lo posible su rutina diaria. Por ejemplo, puede trasladar las actividades que realizaba en los centros de salud a su hogar en el mismo horario.

“Las personas con trastornos del espectro autista necesitan actividad física diaria como parte de su esquema. Así pueden combatir el estrés, pues el confinamiento le genera angustia y puede que lo lleve a autolesionarse”, dice Mejías. Felizmente, en países como el Perú, estos pacientes tienen un permiso especial para salir a la calle a dar un paseo acompañado de un familiar. Así evitan las descompensaciones, las crisis y mejoran su calidad de vida durante la cuarentena.

Cocinar. ¿Eres de las que les gusta cocinar en casa? ¡Alégrate! Un informe publicado por la CNN demuestra que realizar esta actividad puede ayudar a quemar entre 170 y 350 calorías. Esto siempre y cuando realices un trabajo constante por aproximadamente 1 hora. (Foto: Shutterstock)
Cocinar. ¿Eres de las que les gusta cocinar en casa? ¡Alégrate! Un informe publicado por la CNN demuestra que realizar esta actividad puede ayudar a quemar entre 170 y 350 calorías. Esto siempre y cuando realices un trabajo constante por aproximadamente 1 hora. (Foto: Shutterstock)

Apoyo familiar y medicina

Los familiares son el principal soporte para las los pacientes con trastornos mentales. Ellos se encargan de velar por su tranquilidad. Sin embargo, durante esta cuarentena al convivir las 24 horas del día con el paciente, puede que ellos también sufran de un desgaste emocional y personal extra por el hecho de tomar el papel de cuidadores cuando no tienen experiencia en ello.

Y, aunque los familiares tengan las mejores intenciones, ellos no son profesionales de la salud para modificar las indicaciones del médico en la administración de pastillas. Por eso, el psiquiatra hace hincapié en que “la mayoría de los pacientes que sufren de una descompensación es porque hicieron una mala adherencia terapéutica, y esto no sólo sucede en contexto del coronavirus. Cuando se deja las pastillas por cualquier motivo es el momento cuando la persona tiende a descompensarse y tener episodios de crisis. El cuidador no puede aflojar la mano con respecto a la medicación”.

Entonces, mantener la rutina, tener el apoyo de la familia y continuar con la medicación son los tres factores para que las personas con un trastorno psicológico puedan hacer llevadero este tiempo de aislamiento social. Si bien el gran parte del control del paciente recae en las manos del familiar, eso no significa que sea constantemente vigilado. También se debe respetar los tiempos y espacios individuales de cada uno.

Pacientes con transtornos psquiatricos en cuarentena: ¿cómo afronan el aislamiento? En la foto: Rony López. (Foto: Alessandro Currarino/El Comercio).
Pacientes con transtornos psquiatricos en cuarentena: ¿cómo afronan el aislamiento? En la foto: Rony López. (Foto: Alessandro Currarino/El Comercio).

Líneas de ayuda

El Ministerio de Salud tiene una plataforma informativa de orientación médica y psicológica. Las consultas pueden ser a través de

  • WhatsApp al 952842623
  • Correo:
  • Llamar a la línea gratuita 113, desde cualquier operador de telefonía fija o móvil.

Disponible las 24 horas del día, los 365 días del año.