(Ilustración: El Comercio)
(Ilustración: El Comercio)
Martín Hidalgo Bustamante

Jefe de la Unidad de Periodismo de Datos

martin.hidalgo@comercio.com.pe

Con un –según la última encuesta de El Comercio-Ipsos–, toda información sobre los candidatos se vuelve clave para la toma de la decisión final . Una revisión en los registros de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) muestra que 106 candidatos figuran como deudores coactivos.

El Comercio realizó un cruce sistematizado de información entre las listas de candidatos y los registros de la Sunat. El resultado arrojó deudas coactivas que suman S/3’948.541. La deuda mayor asciende a S/2’447.696. Es decir, el 62% del monto total registrado.

Esta deuda de más de dos millones de soles corresponde a Geovanna Navarrete Contreras, candidata del Apra por Ica. En comunicación con este Diario, Navarrete explicó que se trata de una deuda que arrastra desde el 2013, la cual empezó con S/200 mil por un problema en una auditoría, y que se incrementó por los intereses acumulados con el tiempo.

“Soy pequeña minera y este problema lo vas a ver en todas las zonas del sector minero. He pedido que nos vuelvan a auditar y estamos a la espera. Ellos [la Sunat] solo piensan en cobrar. Nosotros tuvimos que sacar nuestro RUC por la Ley de Formalización Minera, todo esto es culpa de Nadine Heredia y su prima que quisieron capturar a los pequeños mineros”, dijo.

Navarrete también indicó que se declaró una medida preventiva de embargo y que bloquearon sus cuentas.

(Elaboración: El Comercio)
(Elaboración: El Comercio)

El tema de los intereses se repite en los descargos dados por los candidatos deudores. Francisco Massa Pardo, aspirante de Perú Patria Segura por Ica, contó que su deuda la arrastra desde 1999 y todo empezó con una multa de S/25 mil por no efectuar una declaración jurada. Hoy su deuda asciende a S/194.946.

“Fuimos a juicio, los abogados siempre quieren litigar y te dicen que puedes ganar. Mi vida es transparente y dependerá de los electores, unos pensarán que soy tramposo y otros que soy de los miles de peruanos que tienen estos problemas con la Sunat que arrastran de años”, refirió a El Comercio.

Horas después de nuestra entrevista, Francisco Massa fue a la Sunat y pagó uno de los cinco valores de deuda que registra, por S/4.896. Así lo acreditan los vouchers donde además se consigna que, para el resto de la deuda, se acogió a un fraccionamiento de 66 meses.

La candidata del Callao Aída Salcedo (Vamos Perú) atribuyó su deuda de S/133.827 a un tema de intereses, además de problemas familiares. “Mi esposo abrió una empresa a mi nombre. En aquel entonces, se generó una deuda que fue aumentando con los intereses. Intenté pagar, pero solo logré amortizar una parte, y todo se complicó desde la muerte de mi esposo hace siete años”, refirió Salcedo.

Víctor Vidaurre Ñopo (Lambayeque, Unión por el Perú) indicó que le ejecutaron un embargo preventivo que no pudieron concretar porque ya se había separado de su pareja, y que ahora ha puesto una herencia a disposición para que la Sunat pueda realizar cobros.



S/9 mlls. es la deuda de Hugo Llacsa Bustinza, inscrito por el PPC en Puno. Sin embargo, su candidatura fue declarada improcedente.

—Sin ánimos de pagar—

Otros candidatos no muestran mucho interés por saldar sus deudas. Leomar Alaba Hoyos, candidato del Partido Morado por Cajamarca, explicó que su deuda de S/92.668 la arrastra hace 10 años por omisión de declaraciones de un negocio que facturaba a nombre propio.

“Fue una multa injusta, me decomisaron y remataron una camioneta y no se dieron por pagados. Tengo un auto a nombre de mi esposa y también querían incautarlo, pero lo escondí y no lograron quitármelo. Ahora espero que [la deuda] prescriba”, dijo a El Comercio.

José Peralta Barrientos, candidato de Perú Nación por el Callao, justificó su deuda alegando que se trataba de un “problema común” entre los microempresarios. Mientras que Josefina Cumpa Guerrero, candidata de Acción Popular por Tumbes, dijo que revisaría el tema con su contador y nos devolvería la llamada.

Hasta el cierre de esta edición, no explicó sobre los S/238.343 que la ubican como la segunda deudora de la lista.

DEUDAS COACTIVAS

—Giorgio Balza, gerente de consultoría tributaria de PwC, explicó que las deudas se incrementan no solo por los intereses, sino también porque suelen adicionarse multas que acumulan intereses.

—Asimismo, Balza indicó que los deudores pueden acumular otras deudas a través de empresas donde figuran como socios fundadores o como accionistas.

TAGS RELACIONADOS