FOTO: FRANCISCO NEYRA / GEC
FOTO: FRANCISCO NEYRA / GEC
Martin Hidalgo Bustamante

Jefe de la Unidad de Periodismo de Datos

martin.hidalgo@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El nuevo estaría conformado por 11 bancadas, según el conteo rápido al 100% de América TV-IPSOS. De esta manera, la fragmentación volverá a ser un factor determinante en la labor parlamentaria y en la relación con el Poder Ejecutivo que, según adelantan los analistas, será de baja gobernabilidad.

De las nueve partidos que lograron ser elegidos en las elecciones extraordinarias 2020, seis mantendrían su bancada aunque con una menor proporción. Esto también implica que nueve partidos políticos no pasarían la valla electoral y perderían su inscripción electoral.

Según la repartición de escaños, cuatro partidos podrían tener menos de cinco miembros, lo cual implicaría que puedan perder su inscripción electoral, según . Alguna cifras podrían modificarse con el conteo de actas que viene realizando la ONPE.

La politóloga Milagros Campos sostuvo que el principal problema de este fraccionamiento será la formación de consensos, no solo por el número elevado de bancadas, sino por la falta de cohesión de dichos bloques. Según , el 43% de los candidatos se afilió a un partido en setiembre del 2020, el último mes de plazo. Esto implica que muchos de los recién se conocerá en los próximos cuatro meses previos a la instalación oficial del nuevo periodo legislativo.

“Va a ser muy importante que al interior de las bancadas se reúnan para alinear posiciones y criterios, para así llegar con una posición. El ejercicio de negociación va a ser necesario para llegar a consensos”, dijo la politóloga.

El diálogo será importante en la relación con el Poder Ejecutivo, para evitar así los escenarios de crisis vividos en los últimos cuatro años. “Estamos ante un escenario de crisis de pandemia y de confianza. El diálogo es la mejor herramienta para un Congreso fragmentado y un Ejecutivo débil. Se debería formar una coalición de gobierno, pero en este escenario polarizado no sabemos si será posible. Lo que tendremos es un escenario de baja gobernabilidad”, refirió Campos.

Para el especialista en temas parlamentarios, Alejandro Rospigliosi, también resulta importante que el Poder Ejecutivo impulse consensos en busca del balance de los poderes, puesto que ninguna bancada tendrá siquiera 66 votos. “Una de las funciones principales de la Constitución es poner límites al poder político. Prevenir que los gobernantes abusen de los gobernados. Cómo resume Karl Lowenstein: check and balance of the power”, recordó el especialista.

Por su parte, el politólogo José Incio indicó que estaríamos ante una parlamentarización del presidencialismo, donde el gobernante de turno tiene que convencer a una coalición para poder tener estabilidad. “Existe una ventana de oportunidad, puesto que el nuevo presidente no tendrá el mismo escenario de Pedro Pablo Kuczynski en el 2016, donde tenía al frente una bancada de 73 miembros que quería venganza. Este va a ser un gobierno débil, pero no hay una bancada obstruccionista que está esperando por venganza”, sostuvo.

Agenda

Alejandro Rospigliosi aseveró que la pandemia seguirá siendo el principal punto de agenda del nuevo periodo legislativo. “Pero tiene que ser un trabajo en conjunto con el Poder Ejecutivo. Se necesita un Congreso predispuesto a trabajar en conjunto y no ser una traba. Porque también tendrán que buscar consenso para legislar sobre reactivación económica”, dijo.

Campos coincidió en que la pandemia será el principal punto de agenda, pero trabajando de la mano con el gobierno. “No podemos dar soluciones separadas, no se trata de quién da más. Cada poder tiene que actuar según sus atribuciones”, acotó.

Para la politóloga, la segunda prioridad debería ser el debate de la ley presupuestal, con el objetivo de cerrar las brechas de infraestructura en salud y educación, las cuales fueron notorias en la pandemia.

Por último, Campos recordó que el Congreso se organiza bajo el principio de proporcionalidad y pluralidad. “Al existir un número elevado de bancadas, lo que tenemos que considerar es que algunas de las comisiones que funcionan con un menor número de integrantes, como la Comisión de Ética, van a tener que incrementar su número de miembros para tener pluralidad”, explicó.

El periodo 2016-2021 será uno de los que más bancadas registra en los procesos electorales de los últimos 20 años. Poco antes de la disolución del Congreso, el periodo 2016-2019 llegó a tener 12 grupos parlamentarios. Para los analistas consultados, el nuevo Congreso debería poner los candados necesarios para evitar la creación de nuevas bancadas y establecer parámetros claros para el denominado “grupo parlamentario mixto” donde se pueden agrupar los legisladores que decidan renunciar a sus bancadas.

Periodo parlamentarioBancadas resultado de la elecciónBancadas al final del periodo legislativo
2001-200658
2006-201158
2011-201669
2016-2019611
2020-2021911
2021-202611-