Keiko Fujimori postula por tercera vez a la Presidencia de la República. En el 2011 y 2016 pasó a la segunda vuelta. En la actualidad, tiene 70% de antivoto. (Foto: Hugo Pérez / El Comercio)
Keiko Fujimori postula por tercera vez a la Presidencia de la República. En el 2011 y 2016 pasó a la segunda vuelta. En la actualidad, tiene 70% de antivoto. (Foto: Hugo Pérez / El Comercio)
Sebastian Ortiz Martínez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

A diferencia del 2011y 2016, ya no solo carga con los pasivos del gobierno de su padre, el encarcelado expresidente Alberto Fujimori, sino que ahora, en su tercer intento para llegar a Palacio de Gobierno, también debe responder por el actuar de Fuerza Popular en el Congreso disuelto. La candidata presidencial reconoce que les faltó “poner paños fríos”.

. Fueron las declaraciones que brindó PPK en la primera entrevista que le dio a El Comercio como presidente electo. ¿Por qué no aceptó los primeros llamados al diálogo de Kuczynski y Zavala? ¿Fuerza Popular fue obstruccionista?

Antes de contestar, es importante regresar un poquito antes. Culminada la segunda vuelta, que fue extremadamente virulenta y agresiva. Para mí, fue un error no pedir un recuento de esa votación, si bien es cierto que yo hice una conferencia de prensa cinco días después de la elección reconociendo los resultados, llegamos a esta segunda etapa con mucha desconfianza. Y si a eso le sumamos la declaración que hizo el señor Kuczynski en España, donde amenazó con robarse a congresistas de Fuerza Popular, puesto que eso no ayudó en el proceso del inicio de su mandato.

Dicho esto, es verdad que la actitud de Fuerza Popular ha sido confrontacional, pero cuando hablamos del ex primer ministro Zavala recordemos que para el voto de confianza que él solicitó tuvo la votación más grande […] Se le dieron las facultades que solicitaron y las leyes de presupuesto. Pero sí, también reconozco que la bancada fue muy agresiva verbalmente en algunos tramos del gobierno del señor Kuczynski.

— Pero rechazaron la cuestión que confianza que Zavala interpuso en defensa de la ministra Martens, un hecho que no se había dado desde que entró en vigencia la actual Constitución en 1993…

Hay que hacer la diferencia en este tipo de votación, una cosa es el voto de investidura, del cual yo te hablo, que es para iniciar todo el trabajo de un Gabinete con un primer ministro nuevo. Lo otro fue el voto de confianza al que fue el primer ministro Zavala con referencia a la ministra de Educación, no era necesario, el primer ministro no estaba siendo cuestionado. Sin embargo, yo creo que ese fue el momento en que nos faltó poner paños fríos. [Zavala] fue a pechar y a provocar, ahí debimos decir “si usted quiere pelearse solo, okey”, debimos poner paños fríos y darle su voto de confianza. Pero llevamos un círculo vicioso de diferentes confrontaciones, entonces mirándolo en retrospectiva, sí, ese fue un momento en el que se pudo decir “basta de peleas”.

— ¿Qué fue lo que faltó? En setiembre del 2017 se cae todo el Gabinete y cuatro meses después viene el primer pedido de vacancia contra PPK. ¿No hubo voluntad política de parte suya y de sus congresistas?

Ni de parte del gobierno, yo creo que había una actitud de mucha desconfianza y de mucha agresividad de ambos lados […] En los grandes aspectos siempre se les otorgó todo lo que ellos solicitaron. Creo que las peleas cotidianas fueron minando mucho más esta relación tan distante y de desconfianza que ya existía.

— ¿Cuál es la responsabilidad que asume respecto a las crisis políticas del actual quinquenio?

Creo que para analizar la crisis tenemos que ponernos en el momento de esa coyuntura, había ya bastante evidencia de denuncias, de información en contra del señor Kuczynski y las voces eran mayoritariamente a favor de la vacancia. Entonces, mirando y haciendo un análisis de lo que sucedió no solo fue Fuerza Popular, hubo varios grupos políticos que se mostraron y votaron a favor de la primera vacancia no lograda.

— Sin Fuerza Popular no había manera que pase siquiera la moción, ustedes tenían entre 65 y 70 congresistas en ese momento…

Sí, pero la evidencia que se había revelado era bastante fuerte. Y bueno, ya luego en el segundo proceso articulado y promovido por el señor Villanueva, el señor Kuczynski renuncia. Yo creo que fueron momentos muy difíciles…

— Al final, perdieron todos. La fórmula presidencial elegida en el 2016, ninguno está hoy en Palacio de Gobierno. Fuerza Popular pasó de 73 a 15 congresista. ¿Hay alguna autocrítica? ¿Algún ofrecimienrto de disculpas al país por no haber sabido manejar este poder que se les confió?

Sí, yo he reconocido que pudimos hacer las cosas mejor, que esta atmósfera de confrontación nos hizo daño a todos. Si alguien se ha sentido ofendido frente a nuestras actitudes y la mía propia, por supuesto que pido perdón.

Keiko Fujimori: "Las posiciones radicales tanto de derecha como de izquierda le hacen daño al país"
(Video: El Comercio)

— A diferencia del 2011 y 2016, esta elección la encuentra debilitada, y . ¿Por qué decidió postular por tercera vez a la presidencia?

Si bien es cierto que los porcentajes de las encuestas son mucho menores a los que teníamos en el 2016, hoy mi fortaleza espiritual es mucho más grande. En enero del año pasado yo había anunciado una pausa en la política, era mi intención desconectarme un buen tiempo, un par de años. Sin embargo, luego llegó mi tercer ingreso a prisión, también la pandemia y la declaración de estado de emergencia. Y en estas circunstancias tan difíciles, yo misma me empiezo a cuestionar si debería mantener la pausa o, por lo menos, intentar ayudar a mi país contribuyendo al debate de ideas, con un equipo técnico, y presentando un plan de gobierno.

Y cuando salgo de prisión, lo converso con mi familia y todos coincidimos en que por lo menos debía hacer el intento. Y es así que estoy intentando por tercera vez [llegar] a la presidencia. Y en esta convocatoria de equipo técnico, hemos ido más allá del fujimorismo, hemos convocado a personalidades que han sido nuestros críticos, como Fernando Rospigliosi y Nano Guerra García.

— Rospigliosi hace un año o dos decía que . ¿Se siente cómoda con él en Fuerza Popular?

A ver, yo conozco a Fernando Rospigliosi en el 2011 después de la contienda que tuve con el expresidente Humala, en la que él ganó. Lo conocí para agradecerle, porque en segunda vuelta me defendió y me apoyó. Desde ahí esporádicamente cada cierto tiempo intercambiábamos ideas. Y cuando yo quería escuchar a una voz técnica, sobre todo en seguridad, lo llamaba. Sí había leído sus comentarios, pero cuando salí de prisión lo volví a llamar, porque para mí era importante saber su opinión no solo en seguridad, sino también en temas políticos. Valoro su sinceridad. No le voy a comentar la conversación que tuve con él, pero dentro de la política tiene que haber un aspecto de mucha tolerancia. Él ha reconocido, en esta última etapa, mi fortaleza para volver a levantarme. Y a mí, me dio mucha satisfacción que él haya aceptado la invitación no solo para ser parte del equipo, sino para ser candidato al Congreso.

— Si usted resulta elegida presidenta, tendrá un Congreso fragmentado, donde no tendrá la mayoría. Y probablemente afronte un escenario similar al que afrontó PPK. ¿Disolvería el Parlamento si este es obstruccionista?

De ninguna manera, eso que quede bien claro. He sido congresista, sabemos articular para buscar coincidencias, lograr consensos y creo que con las bancadas que se avizoran, que llegarán al futuro Congreso, hay espacios de coincidencia. Y eso es lo que se tiene que buscar. Primero ir buscando todos los conceptos importantes grandes en salud y economía y sobre la base de ello, se irán construyendo los puentes.

— Por ejemplo, ¿con qué partido puede el fujimorismo realizar alianzas o tener acercamientos en el nuevo Congreso?

Más que darle nombres de partidos, lo que puedo comentarle es que habrá coincidencias con quienes defiendan la Constitución, con quienes defiendan el modelo económico, que es la economía social de mercado. Y con quienes rechacen el populismo y la izquierda radical. Yo creo que en este aspecto político, hay varios grupos.

— La última encuesta de El Comercio Ipsos indica que . Este número respecto a febrero se redujo en dos puntos porcentuales. ¿Cómo puede revertir esta cifra a tres semanas de las elecciones?

Con mucha paciencia y humildad en principio. En segundo lugar, comunicando nuestro plan de gobierno […] Soy optimista, para mí lo importante es que, por lo menos, escuchen, nuestro plan, poco a poco a través de las ideas que tenemos estoy segura que iremos convenciendo a más peruanos.

— El fiscal José Domingo Pérez . Es muy probable que en un año o un año y medio usted vaya a juicio oral. ¿Si es elegida presidenta, se presentará o se protegerá detrás de la inmunidad de Palacio?

Sobre el tema de la acusación, permítame decir algunos aspectos que son importantes señalar. En primer lugar, yo rechazo esta afirmación que señalan a Fuerza Popular o a otros partidos políticos como organizaciones criminales. Y sobre los temas de financiamiento de los partidos, es importante señalar que la ley que analiza y verifica los financiamientos y pone las prohibiciones recién se aprobó en el 2017. Esto quiere decir que las contribuciones a las campañas políticas pasadas, no estaban penalizadas ni prohibidas.

[…] El fiscal pide que se me prohíba publicar en mis redes sociales, comunicarme con la prensa, con mi esposo y con mi defensa. Entonces, lo que yo veo es una clara intención política de perjudicar no solo mi derecho a la defensa, sino mi candidatura. Es por ello, que yo rechazó esta acusación, en la que no se ha terminado las diligencias pendientes y que lo que busca es silenciarme.

Si es que esto [el juicio oral] se llevará a cabo, porque yo pienso que en el control de acusación esto se va a rechazar, yo nunca me he escudado en ningún tipo de protección, siempre he dado la cara.

— Si su proceso llega a juicio y usted está en Palacio de Gobierno, ¿irá a las audiencias, se presentará?

No tengo que estar físicamente ahí, ¿no? Parto de la premisa de que no vamos a llegar a juicio, estas acusaciones no tienen ningún sustento legal. Pero si es que tuviese que enfrentar un proceso, lo voy a hacer como siempre lo he hecho, me defenderé y estoy segura de que saldremos airosos.

— ¿El afrontar un juicio oral en ejercicio de la presidencia no haría que un eventual gobierno de Fuerza Popular sea débil e inestable? A PPK buscaron destituirlo cuando aún no era investigado, y a Vizcarra lo vacaron por el testimonio de cuatro aspirantes a colaboradores. ¿No es más grave su situación?

No, y sabe por qué, porque nosotros no hemos sido gobierno, hasta ahora no hemos tenido la oportunidad de llegar a la presidencia. Y en mi caso y en el de mi esposo, la supuesta prueba más importante es la pericia económica y financiera, a los dos nos han hecho un análisis de 10 años de nuestros ingresos y egresos. Cinco peritos del Ministerio Público. Y este análisis llegó a la conclusión de que no existe desbalance patrimonial en la mirada de pareja.

— Pero sí existe desbalance en las cuentas de Fuerza Popular, salió más dinero del que ingresó…

Más allá del análisis pericial de Fuerza Popular, yo te hablo por mi persona y por mi esposo. Para nosotros, ha sido tedioso presentar tanta documentación, pero ha sido importante que los propios peritos de oficio hayan llegado a esta conclusión.

— Usted recibió y de otras empresas. ¿Es la candidata de los ricos?

De ninguna manera, soy la candidata de todos los peruanos. Y con referencia a los aportes nacionales es importante señalar que estos fueron aportes lícitos y todo lo demás está en el proceso de esta investigación. Nuestro país está muy polarizado y dividido y lo que tenemos que hacer es volver a unificarnos.

— Si usted resulta elegida, ¿qué hará en los primeros 100 días de su administración? ¿Cómo piensa contener la pandemia?

Tenemos varios objetivos. En primer lugar, defender la vida y la economía, esto no es una dicotomía, como lo ve la izquierda, [que plantea] “vida o economía”, no, se tiene que salvar ambas cosas a la vez. Y lo que planteamos es una serie de medidas bajo el concepto de “Perú Abierto”. ¿De qué nos sirvieron los meses de sacrificio, de estar encerrados y en cuarentena? Lamentablemente, no nos sirvió para nada. Se debió aprovechar [este tiempo] para la construcción de plantas de oxígeno, para aumentar las camas UCI, pero nada de eso ocurrió.

¿Qué planteamos? En el control del virus sabemos que vamos a convivir con este, pero tenemos que controlarlo, para eso lo que el doctor [Ernesto] Bustamante plantea es la aplicación de 70.000 pruebas moleculares diarias, no pruebas rápidas, porque esa fue una pésima decisión que tomó el señor Vizcarra.

— Al inicio de la pandemia solo había un par de laboratorios que procesaban este tipo de pruebas. ¿El país está en la capacidad para 70.000 pruebas diarias?

Sí, yo creo que ahora hay cada vez más laboratorios, más tecnología, los resultados salen mucho más rápido, ¿no? Yo si creo que estamos en la capacidad y tenemos que implementar para que estas pruebas se hagan y de ser posible más, sería mejor.

Y, en segundo lugar, proponemos la construcción de por lo menos 100 plantas de oxígeno y que el oxígeno sea distribuido gratuitamente por parte de las Fuerzas Armadas y se entregará concentradores de oxígeno para llegar a las partes más alejadas. En tercer lugar, la aplicación de la vacuna. El Estado tiene que enfocarse en la primera línea y en la población vulnerable. Tenemos que convocar a la empresa privada para que puedan aplicar la vacuna de manera gratuita.

— Usted está a favor de que los privados adquieran vacunas contra el COVID-19, porque, según refirió, las van a administrar de manera gratuita. ¿Existe un compromiso real de ello? Las pruebas moleculares, a un año del inicio de la pandemia, siguen costando entre S/250 y S/400.

Ha habido varias voces de diferentes gremios que los han señalado así, y lo que tendríamos que hacer es justamente un convenio con la empresa privada, al que solo se les puede permitir tener vacunas y aplicarlas de manera gratuita. Entonces, yo creo que sí se puede garantizar.

— ¿Cuáles son los ejes de su programa “Perú Abierto”?

Para poder abrir nuestro país tenemos que reducir el período del toque de queda, el problema no es la actividad económica, el problema es la aglomeración. Si partimos de ese principio, por ejemplo, los supermercados deberían tener la posibilidad de abrir las 24 horas del día si desean. Los restaurantes, en vez de funcionar solo en la hora de almuerzo, porque en las noches no pueden servir, tenemos que tener la posibilidad de abrir los horarios y los espacios. Permitir que los restaurantes usen sus patios y veredas. Tiene que haber una sana convivencia entre minería y agricultura. El factor del conflicto entre ambos aspectos es el agua, lo que tiene que haber es una priorización del agua, el agua será primero para el consumo humano, segundo, para la agricultura y la ganadería y, por último, para las actividades extractivas. Agro sí y mina también. Tenemos que sacar adelante todas nuestras actividades económicas.

— ¿Qué sucederá con los proyectos paralizados, como Conga y Tía María?

Tiene que haber una actitud más proactiva de parte del Estado, porque lo que hemos visto es la política del avestruz, escondo mi cabeza y hago como que aquí no pasa nada. Se tiene que ir a la zona de conflicto, se tiene que generar un espacio de diálogo, se tiene que garantizar esta armonía entre la comunidad, la empresa y el Estado. Y garantizar, además, la proyección del medio ambiente y, sobre todo, el factor agua. Con una actitud más proactiva, los proyectos pueden salir adelante.

— ¿No cree que usar las palabras “mano dura” o “demodura” como eje central de su campaña puede ser un error, teniendo en cuenta los pasivos que arrastra el fujimorismo?

Yo creo que los peruanos en su gran mayoría lo que están reclamando es el restablecimiento del principio de autoridad y que las cosas se hagan, que se ejecuten y para eso se necesita tener mano dura. De ninguna manera esto significa dictadura o violar los derechos humanos. Mano dura significa asegurarnos que las cosas se hagan con firmeza y convicción. Asegurarnos que nuestros planes y proyectos se hagan.

— Fernando Rospigliosi indicó, en una entrevista que le dio a este Diario, que en un eventual gobierno de Fuerza Popular los 18 generales de la PNP enviados al retiro por esta administración serán repuestos. ¿Usted respalda esa posición?

Por supuesto, porque esa decisión del pase al retiro fue ilegal e inconstitucional.

— ¿El gobierno de fue de corte autoritario? ¿Por qué?

El gobierno del señor Merino fue elegido dentro del marco constitucional, como ha sido elegido también el gobierno del señor Sagasti.

— Usted afirmó que el hecho de que haya solicitado la vacuna para su esposa fue una “gran falta de empatía” frente a la población. Pero Fuerza Popular, tras más de un mes, solo lo amonestó. ¿Usted le quita su apoyo político en esta elección?

De acuerdo al informe que ha presentado Luis Galarreta, quien ha pedido ver los anexos [del informe Carbone], el señor Aguinaga figura como consultor, de cierta manera convalida los descargos…

— El dueño del Chifa Royal también figura como “consultor”. Carbone ha dicho que la Universidad Peruana Cayetano Heredia el rol de Aguinaga en los estudios…

Dentro de los anexos del informe Carbone, el señor Aguinaga figura como consultor. Para nosotros, esa información es importante, porque convalida los dichos y descargos del señor Aguinaga. Sin embargo, yo sí he sido crítica y el partido ha amonestado al señor Aguinaga por haber solicitado la vacuna para su esposa, porque no solamente me parece una falta de empatía, sino de solidaridad.

— ¿Una amonestación no cree que es una sanción leve para el hecho?

Yo creo que es una sanción real, yo no creo en estas posturas en las que dicen “vamos a retirar la candidatura tal”, cuando no se puede hacer en estos momentos. Y vayamos al hecho, la persona que estaba en cuestión era el señor Aguinaga y los anexos dentro del informe Carbone corroboran que él ha sido consultor.

— Usted se disputa con . ¿En qué se diferencia su propuesta de la él?

Ambos grupos políticos defendemos la vida y la familia, la gran diferencia está en las formas. Yo creo que las posiciones radicales, tanto de derecha como de izquierda, le hacen daño a nuestro país. Entonces, por ejemplo, nuestra defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural pasa también por estar en contra de la eutanasia, pero nuestra forma de discrepar sobre la eutanasia y el caso de la señora Ana Estrada, la hacemos dentro del marco del respeto y de la solidaridad, tratando de entender la situación personal y no faltándole el respeto a la señora Estrada. Entonces, yo creo que ahí hay una primera gran diferencia.

Y, en segundo lugar, yo veo con preocupación es esta actitud agresiva, incluso violencia verbal de parte del señor López Aliaga con mucha gente, incluso hasta con los periodistas. Esto es algo que tenemos que lamentar, lo que muestra [el candidato de Renovación Popular] es una falta de ecuanimidad o de control emocional.

— Fuerza Popular, en el Parlamento que fue disuelto, asumió posiciones que hoy defiende Renovación Popular a través de sus integrantes evangélicos, como . Ella presentó un proyecto que indica que la “ideología de género” causaba “cáncer y sida”. También dieron espacio a estas posiciones extremas…

Dentro del respeto que puede haber, sin agresividad, yo creo que esa es nuestra diferencia. Podemos defender [la vida], nosotros somos una derecha popular, pero no vamos a llegar a ver esas agresiones como la estamos viendo de parte del señor López Aliaga. La verdad que a veces pienso que es parte de una estrategia, que lo haga de manera sistemática.

— ¿En un eventual gobierno suyo se dejará sin efecto el enfoque de género en la educación?

Nosotros estamos en desacuerdo con la ideología de género. Estamos a favor de la defensa de la igualdad de género, tenemos que enseñarles a nuestros niños desde muy pequeños que los niños y las niñas, que ambos tienen los mismos derechos.

— Disculpe, ¿qué es la ideología de género para usted?

Es lo que hace algunos años hemos visto en los textos escolares, por ejemplo […] No voy a entrar en detalles, hubo frases llegando al límite de temas pornográficos, eso es lo que nosotros rechazamos.

— Recuerdo que interpelaron a la ministra Flor Pablo por un error en un libro, que consignaba un link. No es que en el aula o dentro del texto se enseñe pornografía…

Uhmmm. Bueno, yo todavía tengo mis dudas sobe si eso fue un error. Y no sabemos si es que esos temas se han comentado en las aulas y eso es algo que nosotros rechazamos. Vuelvo a repetir, el darles a los chicos los conceptos fundamentales, de que niños y niñas tienen los mismos derechos, es importante. También información sobre educación sexual a los jóvenes es importante, pero no llegar a los límites que hemos mencionando.

— En las dos anteriores elecciones, usted tuvo un voto fuerte en los sectores socioeconómicos A y B, pero en la última encuesta de El Comercio-Ipsos solo tiene el 5% y 6% de respaldo, respectivamente. López Aliaga en cambio tiene 17%. ¿Por qué este grupo le ha retirado su apoyo?

Normalmente, nosotros siempre hemos tenido mucho más apoyo y respaldo en los sectores populares y para nosotros eso es importante y en eso nos enfocamos. Quienes se han visto más afectados por la pandemia han sido los sectores más desprotegidos y hacia ellos tenemos que poner mayor énfasis, tenemos que equiparar la cancha. Nosotros vamos a construir 3.000 colegios para los sectores más populares, vamos a apoyarlos con programas sociales y quizás, por ello, el mayor respaldo [a mi candidatura] viene de ellos.

— ¿La candidatura de López Aliaga constituye un peligro para la democracia?

Yo espero que no, y eso hay que estar también muy atentos y debemos rechazar este tipo de actitudes violentas y populistas, como cuando él dice “vamos a retirar la candidatura de la vicepresidenta”, pero hoy [jueves] hemos visto que esto no es así, que no se puede, que la señora sigue firme en su candidatura. Entonces, estaremos vigilantes.

— López Aliaga ha recibido el respaldo de Virgilio Acuña y un sector de los etnocaceristas. ¿No hay una contradicción entre su discurso de extrema derecha y ese apoyo?

Yo creo que esta es una prueba más de la inestabilidad y contradicción del candidato López Aliaga, se vende como una extrema derecha y luego hace alianzas públicas con el extremo antaurismo, yo creo que esto es un verdadero sancochado político que desnuda una vez más su incoherencia y por eso pienso lo que dije hace unos días atrás: él solito va a caer.

Keiko Fujimori fue la primera dama del Perú durante el tramo final del segundo gobierno de su padre, Alberto Fujimori. En la imagen, se les ve en la Misa y Te Deum del 28 de julio de 1997. (Foto: Miguel Carrillo | Archivo El Comercio)
Keiko Fujimori fue la primera dama del Perú durante el tramo final del segundo gobierno de su padre, Alberto Fujimori. En la imagen, se les ve en la Misa y Te Deum del 28 de julio de 1997. (Foto: Miguel Carrillo | Archivo El Comercio)

— En el Congreso disuelto, Fuerza Popular tuvo a personajes cuestionados y con investigaciones como Yesenia Ponce, el fallecido Moisés Mamani, Héctor Becerril, entre otros. ¿Qué nos garantiza que no se replicarán estos casos en el nuevo Parlamento?

No puedo pronunciarme sobre los procesos de cada uno, porque no los conozco. En esta lista que se presenta al Congreso, hay muchos jóvenes profesionales, en su gran mayoría. Son 160 candidatos, la mayoría está participando por primera vez, debido a esta prohibición de la reelección. Y tienen experiencia política. Entonces, yo sí creo que hay renovación, no solo en nuestro partido, sino que lo estamos viendo en otros grupos políticos. Sin perjuicio de eso, tampoco podemos denostar de quienes participan en la política desde hace años.

— Una fuente cercana a me contó que la relación está prácticamente rota, al punto que ni él la invitó a su boda ni usted lo llamó para felicitarlo. ¿Es así?

Nuestra relación es distante, sí, es verdad, pero en el caso de la boda de mi hermano [Kenji Fujimori] lamentablemente no invitó a ninguno de mis hermanos ni les avisó a mis padres. Me imagino que, por la pandemia, él lo quiso hacer de manera muy discreta, su reserva en realidad fue con toda la familia y no solo conmigo. No [lo he felicitado], yo espero encontrar el espacio con él, más adelante cuando él lo estime conveniente.

— Carlos Raffo, , dijo que como amigo le da sus opiniones sobre su plan de gobierno y las declaraciones públicas que usted brinda. ¿Él es su consejero?

No, Carlos Raffo y yo nos hemos vuelto a amistar después de muchos años de separación. A mí me alegra, cuando yo estuve en la prefectura me mandó un mensaje y eso inició el camino hacia ese acercamiento. Es verdad que a veces le preguntó su opinión, pero eso no significa que él sea un consultor o asesor en esta campaña.

— Así como asume los activos del gobierno de Alberto Fujimori, también los pasivos. ¿Fue el gobierno de su padre una dictadura? ¿Reconoce que cometió delitos de corrupción?

El gobierno de mi padre no fue una dictadura, por momentos fue un gobierno autocrático, eso sí lo reconozco. En su gobierno, lamentablemente, como en todos los gobiernos de nuestro país ocurrieron actos y hechos de corrupción y eso tenemos que rechazarlo y decirlo así de manera tajante. Rescataremos lo bueno no solo del gobierno de mi padre, sino de otros gobiernos, si hay algo importante y positivo se debe mantener.

— ¿Reconoce que cometió delitos de corrupción? El señor Fujimori tiene dos sentencias por ello, él reconoció las acusaciones para llegar a la culminación anticipada.

Mire, durante el gobierno del señor Toledo se contrató a la empresa Kroll para hacer investigaciones a mi padre y a toda mi familia en todo el mundo, se gastaron millones para intentar buscar supuestas cuentas. Jamás encontraron nada en contra de mi padre y de mi familia. Y cuando a mi padre lo sentencian, de manera injusta, por Barrios Altos y La Cantuta, él decide ya no seguir manteniendo su defensa, no confianza ya en ese tribunal. Por esa falta de imparcialidad y objetividad de la sala prefirió anticiparse y desistir de su defensa, el abogado Nakazaki dejó en claro que él rechazaba todas las imputaciones.

— Si no pasa a la segunda vuelta, ¿volverá a postulará en el 2026?

Bueno, que le parece si hablamos el 11 de abril para darle esa respuesta. Mientras tanto tengo actitud positiva.

— ¿En Fuerza Popular le puede tomar la posta una persona que no se apellide Fujimori? ¿Quiénes, por ejemplo?

Por supuesto, para eso estoy trabajando, para consolidar a un partido institucional. Bueno, hay varias personas que se están perfilando, esa decisión no depende de mí, sino de la dirigencia, de las bases. Y de los propios líderes que quieran ir perfilándose en este aspecto.

Video sugerido:

Simulacro Ipsos El Comercio
El Comercio presentó el primer simulacro de votación realizado por Ipsos Perú de cara a las elecciones generales del 11 de abril.

Te puede interesar: