Vladimir Cerrón fue suspendido del cargo de gobernador regional meses después de haber asumido, esto debido a una sentencia del Poder Judicial. (Foto: Ángel Ramón)
Vladimir Cerrón fue suspendido del cargo de gobernador regional meses después de haber asumido, esto debido a una sentencia del Poder Judicial. (Foto: Ángel Ramón)
Jonathan Castro

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Concluida la primera vuelta, , exgobernador de Junín condenado por corrupción, ha asumido un papel protagónico en la vocería de la campaña de . Aquí señala que han recibido las llamadas de congresistas electos de partidos de izquierda, centro y derecha para iniciar diálogos. Su principal objetivo es la convocatoria a una Asamblea Constituyente para cambiar la Constitución.

MIRA: Pedro Castillo: Sin ánimos de hacer una hoja de ruta para suavizar su discurso

Hay muchas dudas sobre la vocación anticorrupción de Perú Libre, pues usted habiendo sido sentenciado por corrupción, continúa siendo cabeza visible de la organización.

La sentencia que se me ha dictado ha tenido como objetivo impedir mi candidatura presidencial, y desaparecer al partido político, aspecto que a la luz de estos días no se ha podido dar. Además, el pueblo de Junín, no de ahora, sino que es la cuarta vez que apoya mayoritariamente a Perú Libre porque confía y nos conoce. Yo he sido juzgado por un tribunal aprista, lógicamente opuesto a Perú Libre. Yo no he participado, sino el procurador del Estado y una empresa pública.

La respuesta usual de todos los políticos sentenciados es que hay una persecución política, no hay pruebas suficientes. ¿Qué lo diferencia de otros políticos con esa argumentación?

Que la persecución política en estos tiempos se da a los líderes de izquierda, no hay líderes de derecha perseguidos en el campo. Ahí está el ejemplo de Rafael Correa, de Lula da Silva, que han tenido que ser anulados sus juicios, a Evo Morales, acusándolo de terrorismo… y lógicamente el Perú no está lejos de ese análisis de la persecución política que dicta la potencia del norte. La izquierda está perseguida, ya no como antes con secuestros y aniquilamientos, sino utilizando el desprestigio mediático y el Poder Judicial.

¿Cuál va a ser el papel de Vladimir Cerrón en un eventual gobierno de Pedro Castillo?

Bueno, mi persona está encargada del aparato partidario. Soy el secretario general nacional, me voy a mantener construyendo, reformando y reforzando el partido político a todo nivel. Esa es mi tarea, no aspiro a tener ningún cargo público. Es más, estoy impedido por una inhabilitación que todo el mundo sabe. El gobierno, por otra parte, el maestro Pedro Castillo de llegar al poder se dedicará a hacer lo que hace un gobierno: obras. Y el partido estará en la función de crear la conciencia político popular para sostener al gobierno que realiza las grandes transformaciones.

¿A qué atribuyen este triunfo sorpresivo?

Primero, a que Perú Libre tiene un planteamiento bastante claro respecto al cambio económico que debe tener el país con un cambio de Constitución. Además, no solo ha sido una expresión de contenido, sino con la forma de antisistema que se representa en la candidatura de un dirigente sindical, un maestro, un hombre de comunidad, un rondero, que cuando transmite su mensaje transmite honestidad. Eso, junto a la estrategia de movilización al interior del país, a lugares donde los candidatos no quieren ir, como el VRAEM, es que empieza el despunte de la candidatura de Perú Libre y Pedro Castillo.

En Junín, la base del partido, el apoyo no ha sido tan masivo como lo fue en otras regiones en el sur. ¿No lo respaldan tanto o es por el trabajo del magisterio en las otras ciudades?

El partido ha llegado al primer lugar, y considerando una votación donde hubo una infinidad de partidos políticos, me parece que el lugar que ha ocupado es bastante meritorio. Junín reafirma su compromiso con Perú Libre. Consideramos el resultado bastante alentador.

¿Con qué agrupaciones van a empezar a dialogar para la segunda vuelta? ¿Ya tienen una ronda de diálogo establecida?

Hoy (martes) en la noche tenemos una reunión con Pedro [Castillo] y la comisión política, y vamos a detallar el acercamiento a otras organizaciones políticas. Pretendemos conversar con todos los que quieran conversar con nosotros, independientemente de su posturación ideológica, de izquierda, centro izquierda o derecha. Queremos generar una nueva cultura de la conversación, en el marco democrático, y que eso quede como ejemplo. Pero no debemos descuidar que nuestra principal fuerza está en reafirmar la alianza con las bases populares, y con los organismos popular, como el magisterio que ya se ha manifestado en esta primera vuelta y va a reafirmar su compromiso en la segunda. Lo que queremos es ampliar la base popular.

Ud. me dice que van a hablar con fuerzas de izquierda, derecha y centro. Pero Perú Libre es un partido de izquierda, marxista en su definición ideológica. ¿Cuál va a ser el mínimo que le van a pedir a todos aquellos que se quieran adherir? ¿El cambio del modelo económico?

La base que Perú Libre podría pedir es que coadyuven a la convocatoria de la asamblea nacional constituyente. Dentro de esa asamblea, los partidos políticos y las organizaciones populares puedan debatir los puntos específicos que ahora no lo hacemos porque más bien podría divorciarnos o apegarnos mucho. Nuestra principal intención es ganar el proceso electoral en segunda vuelta, y hablar cuáles son las intenciones. No queremos poner una Constitución al caballazo, sino esto pasa por consultarle al pueblo y debatirlo en Asamblea Constituyente.

Para este diálogo, una fuerza que sintoniza en varios puntos con Uds. es Juntos por el Perú. Pero ha habido roces entre ustedes, pues ustedes han dicho que son una izquierda provinciana y no una izquierda caviar. ¿Cómo piensan zanjar estas diferencias?

Me parece que ya la lideresa de JP ha dado una respuestas mediante un video en el cual pone a disposición su partido para un diálogo con cualquiera de las fuerzas democráticas. Saludo esa iniciativa, y nosotros también quisiéramos dialogar con ellos. De hecho ya lo hemos hecho a través de algunos intermediarios que nos han llamado, sobre todo congresistas electos, del flanco izquierda, centro y derecha para dialogar, hacer un preámbulo, y si hay acuerdos iniciales ya puedan sentarse los líderes de los partidos a poner las acotaciones del caso.

¿Y me puede comentar de qué partidos son?

No lo podría hacer por un tema de confidencialidad. Cuando ya se llegue a un acuerdo concreto, se puede hacer de manera oficial.

Ustedes plantean que quieren hacer un referéndum para convocar a una Asamblea Constituyente. Pero para esto necesitan del Congreso, y allí hay una fuerte mayoría de derecha. Fuerza Popular, Renovación Popular y Avanza País tendrían alrededor de 50 votos, lo cual dificultaría la convocatoria a un referéndum.

Sí, pero yo creo que se puede negociar y llegar a un consenso. Seguro ellos necesitan el apoyo de un Ejecutivo, en el caso de que nosotros ganemos, y eso cambia el tablero de cómo se pueda mover las votaciones en el Congreso. Nuestras exigencias se han hecho de manera pública y no tenemos ninguna carta bajo la mesa que los vaya a sorprender. De eso se trata el consenso que se debe dar en democracia. Estoy seguro que hay partidos de derecha que quieren que se cambie la Constitución o se reforme.

¿Qué pasaría si el Congreso se opone?

Si el Congreso se opone a una Asamblea Constituyente para un cambio total de la Constitución, tendríamos que activar el plan B: pugnar por la reforma de la Constitución que sí lo permite la propia Constitución de 1993. En tal sentido, enfocaríamos nuestro problema en el capítulo económico. Muchos lo han cuestionado, no solo en la vertiente izquierdista.

El señor Castillo comentó la posibilidad de disolver el Congreso si es que se oponía a este referéndum. ¿Mantienen esta posición?

Creo que sería muy precipitado manifestar en este momento que se va a proceder a una disolución congresal, pues ya hemos visto con las experiencias que se ha tenido que muchas veces ha agravado la situación política del país. Por eso es que desde este momento queremos llegar a consensos. No le pedimos a cada partido que pierda su esencia, pero podamos trabajar en los temas comunes para hacer un mejor país. En tal sentido, creo que esa es una posibilidad lejana que, sin haber ganado un proceso electoral y mucho menos sin haber asumido un cargo, pudiera estar planteándose.

¿Existe un vínculo entre la campaña de Perú Libre y el Movadef?

Nosotros no tenemos ninguna vinculación con Sendero Luminoso, ni con las organizaciones que le puedan servir de brazo político. Es más, ni con ninguna organización terrorista, subversiva ni terrorista del Estado. Rechazamos contundentemente eso porque todo extremismo de izquierda es tan igual a un extremismo de derecha. Nosotros reforzamos el sistema democrático inscribiendo un partido político, participando de gobiernos a nivel subnacional y que ahora se nos ha dado el espacio de conducir el Legislativo a nivel nacional.

Su agenda es la refundación del país. ¿Pero cómo hacer eso en medio de una pandemia? ¿Cuáles son las prioridades que van a llevar para atender la pandemia?

Te puedo responder mariateguistamente: si es que no hay una democratización de la economía en el país, no se democratiza nada. Ni la educación, ni la salud, ni el trabajo ni los derechos de las mayorías ni las minorías. Se tiene que trabajar sobre la médula que sostiene al Estado que es el sistema económico. Si hubiera un sistema económico más justo, hubieran muerto menos peruanos; si hubiera un sistema en el que Reactiva Perú no hubiera enriquecido más a los ricos, hubiera auxiliado a las pequeñas y micro empresas, tendríamos un país más justo.

A lo que voy es: ¿Cuál es su plan en salud? Ud. tiene buenas relaciones internacionales que le podrían servir para que un país vecino colabore en la adquisición de vacunas.

Creo que el Perú tiene que resolver con prioridad el tema de la pandemia. Eso parte de que no sea un país aislado del continente ni del ámbito mundial por razones ideológicas. El Grupo de Lima ha hecho mucho daño para que nuestro país pueda tener relaciones con una potencia médica, Cuba, que está ya en la tercera fase de cinco candidatos a vacunas.

El país se va a polarizar en la segunda vuelta con Keiko Fujimori y Lima va a ser un factor clave. ¿Cómo piensan hacer campaña en la capital, la plaza más dura para Uds?

Estamos conscientes que esta campaña va a ser dura, y ya empezó. Sin embargo, nosotros vamos a hacer un llamado al pueblo profundo que vive en Lima. Siempre hemos dicho que hay un centralismo limeño, y no es así. Lo que hay es un centralismo del gobierno central. En Lima vemos conos de extrema pobreza donde se vive mucho peor que a nivel provinciano al interior del país. Esa población invisibilizada de Lima hará un balance y votarán por Perú Libre, y permitirá cambiar el rumbo del país en favor de las mayorías.

En relación a la agenda LGBTI, ¿se va a revisar su posición? Hay sectores que no los van a apoyar porque los ven muy conservadores en ese terreno.

Nosotros respetamos todas las opciones de cada persona. Lo que no avalamos es que el Estado pueda promover cierta actitud respecto a este tema. El Estado tiene que ser respetuoso y no imponer, mediante una currícula, determinada opción o estilo sexual. Ese es nuestro cuestionamiento. Nosotros, como lo ha manifestado el maestro Castillo, somos quienes defendemos la célula de la sociedad que es la familia. Independientemente de opciones individuales, hay que defender la estructura social de nuestra nación.

El señor López Aliaga ha señalado que ustedes son un partido profamilia. ¿Se sentarían a hablar con él, que representa una opción de derecha?

Nosotros estamos dispuestos y llanos a hablar con todos. Queremos dejar una muestra del inicio de una cultura democrática, en la que no nos veamos como enemigos, sino a lo más como adversarios políticos.

TE PUEDE INTERESAR