(Fotos: Grupo El Comercio)
(Fotos: Grupo El Comercio)
Isabel Ayma

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

A menos de tres semanas de la segunda vuelta electoral, los candidatos Pedro Castillo (Perú Libre) y Keiko Fujimori (Fuerza Popular) firmaron esta mañana la llamada “, juramento por la democracia”, documento que busca un compromiso para garantizar y fortalecer la institucionalidad y la democracia.

Mira aquí la ceremonia:

Impulsan la proclama: la la Conferencia Episcopal del Perú, la Unión de Iglesias Cristianas Evangélicas del Perú y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos.

Adriana Urrutia, presidenta de Transparencia, enfatizó la importancia del rol de vigilancia activa de los compromisos. “Es una demanda de la ciudadana para garantizar el cumplimiento de puntos escenciales y constituye una agenda importante a futuro”, remarcó en Canal N.

Mira: Simulacro de votación El Comercio–Ipsos: Castillo obtiene 51,1% y Fujimori 48,9%

Esta iniciativa tiene como objetivo que los postulantes cumplan con 12 puntos que garanticen el respeto a la institucionalidad en el país, la libertad de expresión, la lucha anticorrupción.

Exige, por ejemplo, el respeto y protección de la independencia de los otros poderes; así como de los tratados internacionales e instrumentos jurídicos firmados por el Perú. También que se promueva una educación de calidad con equidad e inclusión y se ponga en marcha de manera inmediata los máximos esfuerzos del Estado para vencer la pandemia. De igual forma que ambos candidatos se comprometan a dejar el poder después del 28 de julio.

"Proclama ciudadana. Juramento por la democracia"
"Proclama ciudadana. Juramento por la democracia"


Mira:

¿Impacto y garantía?

En diálogo con El Comercio, la politóloga Kathy Zegarra sostiene que la garantía de que se cumpla este compromiso es muy limitado ya que depende de la voluntad política de los candidatos presidenciales y anteriormente han habido políticos que han fallado con este tipo de promesas a la ciudadanía.

“Firmar la Proclama Ciudadana es muy importante, me parece que es una gran iniciativa; sin embargo, lamentablemente hemos visto con anterioridad que se han roto compromisos previamente firmados, no existe un escenario que nos haga pensar que no volvería a pasar. (...) No creo que se pueda confiar, excepto que los candidatos hagan no solamente acuerdos sino que demuestren un cambio de actitud”, declaró.

Coincide el analista político Enrique Castillo, quien considera que esta ceremonia es un “acto protocolar”, ya que a lo largo de todos los procesos electorales “casi todos” los candidatos han firmado una serie de compromisos y promesas, pero nunca no se ha conocido su efecto.

“En general, se trata de documentos que se firman protocolarmente, pero que después pasan a un archivo del que nadie se acuerda. Creo que son poco efectivos porque una cosa es el candidato, y otra cosa es la presidencia. No tienen un seguimiento. Son promesas, juramentos y compromisos bastante generales que tienen poco de eficaces y mucho de espectacular en algunos casos”, indicó.

“Ningún candidato va a dejar de firmar compromisos de esa naturaleza así esté en contra, porque firmar un compromiso con este nivel de instituciones tiene, como digo, una buena estrella con la población, un buen efecto, pero se firman, creo yo, sin convencimiento y verdadero compromiso. Dejar de firmarlos sería muy malo para cualquier candidato, entonces así los candidatos estén en contra de algunos de los compromisos, van a firmarlo”, agregó Castillo.

Zegarra indica que el efecto también le parece limitado debido a que se necesitan más que organizaciones civiles para ser vigilantes en que los postulantes a la presidencia cumplan con sus compromisos. “Se necesita también la voluntad política de instituciones estatales como el Congreso de la República que es la principal institución que hace contrapeso al Ejecutivo. Creo que deberían ser ahora los virtuales parlamentarios que presenten y presionen a los candidatos a hacer respetar sus acuerdos, no solamente la sociedad civil”, aseveró.

Por su parte, Castillo consideró que es “imposible” darle seguimiento a los acuerdos firmados por los candidatos debido a la cantidad que hay de estos, y que la población desconoce. Agregó que una solución sería que los planes de Gobierno de ambos se conviertan en los verdaderos compromisos con la ciudadanía.

“La población debería hacerle seguimiento a eso. Se firman tantos que es imposible darle seguimiento. Son compromisos que muy poca gente conoce, (...) ni siquiera la población se adhiere de esos compromisos y beneficia a un candidato que lo firme cuando nadie le va a hacer seguimiento y muy pocos lo conocen”, culminó.

Castillo ya había rubricado una copia de esta declaración durante un mitin y Fujimori hizo lo propio durante una entrevista con Panorama. Pero este lunes realizaron el juramento en una ceremonia solemne organizada por los que impulsan la proclama.

VIDEO RECOMENDADO

Pedro Castillo: “No me preocupan las encuestas, me preocupa el Perú”
Pedro Castillo: “No me preocupan las encuestas, me preocupa el Perú”

TE PUEDE INTERESAR