Doña Grimanesa, la abanderada de la parrilla peruana. Sus anticuchos siguen preservando la leyenda de su buena mano en el fogón. (Foto: Giancarlo Ávila/USI)
Doña Grimanesa, la abanderada de la parrilla peruana. Sus anticuchos siguen preservando la leyenda de su buena mano en el fogón. (Foto: Giancarlo Ávila/USI)
Daniel Goya

Existe algo tremendo en con fuego y un cuchillo. Algo primitivo, indudablemente. Algo que nos conecta con nuestros ancestros, aquellos cazadores que debían ser ágiles, fuertes y valientes, o de lo contrario morían de hambre.

Estar en presencia del fuego puede resultar una experiencia mística. Un elemento tan importante que, cuando el hombre pudo dominarlo, sirvió para que moldeara el mundo a su voluntad. Tal vez es por eso que la cocina a la parrilla sigue siendo tan popular. Es una decisión dejar de lado la comodidad de la cocina a gas, el microondas o el horno eléctrico y medirse uno a uno con el fuego y las herramientas de todo parrillero.

Populares en nuestro país son la parrilla argentina, el asado uruguayo y el rodizio brasileño. Pero para un grupo de empresarios gastronómicos es hora de revalorar y redescubrir la parrilla peruana. “Cada primer domingo de diciembre vamos a celebrar la parrilla peruana para darle identidad”, asegura Juan Carlos Castrillón, dueño del restaurante Mis Costillitas y promotor de esta iniciativa junto con El Rocoto, Mishkina y Puerto Azul. Todos ellos, este domingo 1, encenderán las brasas para tentar a sus comensales.

Parrilla criolla

(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

Lleva anticucho, rachi en salsa anticuchera, choclo y papa dorada. Un sabor clásico de carretilla cuyos aromas atraen a transeúntes. Para muchos es la iniciación en la comida al paso en Lima. Dónde: Mis Costillitas (varios locales)

Costillar a la parrilla

(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

Presenta un costillar aderezado en salsa anticuchera selvática, lo que le da un sabor original y típico del oriente peruano. Puede ser acompañado con plátanos dulces o salados de acuerdo al gusto del comensal. El costillar previamente debió sancocharse durante unos 10 minutos antes de dorarse en la parrilla. Dónde: El Rocoto (Av. Aviación 4907 - Surco).

Parrilla marina

(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

Compuesta por calamar, pulpo y conchas de abanico a la parrilla, aderezados en salsa parrillera a base de finas hierbas y ajos. Va acompañada con papas cóctel, cebolla, brócoli, espárragos y choclo. Dónde: Puerto Azul (Av. La Molina 530, La Molina)

Parrilla de pescado

(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

Lleva corvina a la parrilla, aderezada en salsa parrillera a base de finas hierbas y ajos; acompañada de choclo, espárragos y zanahoria a la parrilla. Una opción que también es buena para aquellos que buscan alternativa a las carnes rojas. Dónde: Puerto Azul.


Guía parrillera

Lomo fino a la parrilla

Acompañado de papas amarillas y ensalada parrillera, junto a una brocheta de entraña Angus, quizás una empanada rellena de cortes Angus, o mejor nuestros champiñones al ajillo con bruschetta de pan campesino al aceite de oliva extra virgen.

KILO RESTAURANTE - Av. El Polo 417, Surco.

Piqueo Yerbateros

Corazones, choncholí, pancita, hígado de pollo y molleja de pollo van servidos en una bandeja de delicias salidas recién del fuego, para recordar las mejores jaranas o empezar una nueva.

PANCHITA - Calle Dos de Mayo 298, Miraflores.

Morcilla hecha tacu tacu

Una sábana de lomo de cerdo con plátano dorado y huevo frito acompaña el generoso tacu tacu de peruanísima morcilla. Un sabor que definitivamente hay que experimentar.

OSSO - Av. Santo Toribio 173, San Isidro.

Anticuchos como deben ser

Los anticuchos de doña Grimanesa son casi un símbolo patrio en la gastronomía nacional. Suaves, generosos y sabrosos. Dignos de ser probados en cualquier momento.grimanesa vargas anticuchos

GRIMANESA VARGAS ANTICUCHOS - Calle Ignacio Merino 466, Miraflores.

Chorizos y quesos

Un par de deliciosos quesos arequipeños son el mejor ambiente para que reposen generosos trozos de chorizos artesanales hechos en casa. Un plato exquisito que no deja a nadie indiferente.

BACO Y VACA - Av. Dos de Mayo 798, San Isidro.

Purita carne

Las hamburguesas conquistaron el corazón de los peruanos. Y en Don Nico -además de los cortes Certified Angus Beef- las sirven con 200 gramos de puro sabor. Pruebe también sus tiernas costillas cocidas durante ocho horas a fuego muy lento, bañadas con la salsa BBQ.

DON NICO STEAKHOUSE - Av. La Mar 901, Miraflores.

Del mar a la parrilla

Sábalo, surubi, tambaqui, pacú y otros pescados se cocinan lentamente en la parrilla, mientras los aromas inundan el ambiente y despiertan el apetito.

LA RED - Av. La Mar 391, Miraflores.

Sabores calientes

Chorizos artesanales, finos cortes acompañados de pastas, arroces, puré o papas fritas y doradas. Morcillas en su punto y champiñones jugosos a la parrilla. Un ambiente que contextualiza muy bien la idea de alejarse de la ciudad y un servicio muy atento.

EL HORNERO CAMACHO - Av. Circunvalación del Golf 408, Surco.

Que no falten las salsas

A los peruanos nos gustan las salsas, unas más picantes, otras más intensas, algunas dulzonas y otras más saladas. No importa el gusto de cada uno, sin salsa no hay parrilla. Carolina Uechi, chef de Kilo, prepara estas opciones en las que el ají es protagonista.