Asado. Esa es quizá la primera palabra que aparece en la mente de muchos cuando les hablan de comida argentina. Pero , la , mostró a los asistentes una carta mucho más amplia: empanadas, pizzas a la parrilla y sánguches con fiambres fueron algunas alternativas de la fiesta de sabores.

El predio de El Dorrego, en Colegiales, fue el escenario de Masticar 2016. Los 'food trucks' y carritos fueron el foco de atención de la feria. La zona de brasas fue la más concurrida y los restaurantes ofrecieron comida creativa que nadie quiso dejar de probar.

¿Qué platos presentes en Masticar 2016 debes probar en tu próximo viaje a Argentina?

Dolli Irigoyen, figura de la gastronomía argentina, ofreció risotto con azafrán y ossobuco, risotto al limón y burrata, y el infaltable arroz con leche, toffee y praliné. Todos estos platillos cuestan entre 10 y 15 soles (al cambio en moneda nacional). Las interminables colas cedieron ligeramente el domingo, último día de la feria.

Donato De Santis, figura de la televisión argentina, ofreció lo más ‘tano’ de Masticar 2016: tiramisú, salsicciotto di maiale alla pummarola indiavolata (chorizo a la pomarola spicy) y panino de cotoletta di maiale alla milanese (sánguche de milanesa de carré de cerdo). Todos están unos 15 soles por plato.

En el stand de Boca de Lobo, de Narda Lepes, se ofrecieron platos para todos los públicos, incluso vegetarianos. La ranchuka, en base a huevo, morrón, palta y feta) fue uno de los más pedidos. En una feria diversa, como demostró serlo Masticar 2016, no era impensable encontrar opciones libres de carne, así sea en la Argentina, un país que destaca por el consumo de carne vacuna.

Otras preparaciones destacadas:

► Los Petersen y sus waffles de papa con queso brie, palta y gravlax de salmón.

► El 'food truck' de Carne, de Mauro Colagreco, que vendió hamburguesas y bizcocho sacher.

► Los ‘choris’ y el bife de La Cabrera.

► Las galletas y sánguche de pan pita de Santa Teresita, de Fernando Trocca.

► Las empanadas y sánguches de El Baqueano.

► Los sánguches con fiambres de San Gennaro.

► La torta de cuatro leches de Juan Braceli, que se agotó la noche de cierre de Masticar 2016.

Los tamales de Salta

Rosa Chocobar es una tamalera reconocida en Salta y llegó a Masticar 2016 por invitación de los organizadores. Ella vive en Chicoana, una localidad de la provincia de Salta, al norte de Argentina. Aunque ha sido premiada por el mejor charqui, cabeza y carne, relata que en Chicoana es vendedora ambulante de empanadas y humitas. Lo dice con orgullo y tiene toda la razón: probar su comida es un privilegio.

Rosa Chocobar, de Chicoana, en su local de tamales de Salta.  (Foto: Alicia Rojas)

Ella comentó a El Comercio que el tamal de charqui –uno de los potajes que ofreció en la zona de 'food trucks'– se vende con regularidad.

“Este tamal está hecho en base a maíz amarillo, el que se muele y convierte en harina. La harina se remoja en el agua de la carne. También lleva papa, cebolla y huevo. No le echa sal, porque el charqui ya tiene”, explica doña Rosa, quien lleva 10 años preparando esta receta.

La presencia peruana

La Mar, al mando de Anthony Vásquez en Buenos Aires, presentó platos hechos en base a pescado fresco. Aunque la comida marina es, hasta cierto punto, diferente a la que los bonaerenses están acostumbrados a consumir, también se agotó.

Además, Coffee Town, que tiene su local en el mercado de San Telmo, ofreció granos de café peruano, de las regiones de Junín y Puno.

Masticar 2016 apunta alto

Masticar 2016 cerró el 8 de mayo con buenas expectativas. Cada año los cocineros que conforman ACELGA (Asociación de Cocineros y Empresarios Ligados a Gastronomía Argentina)  trabajan para posicionar a la Argentina como uno de los referentes de la gastronomía de la región y esta selección de platos muestra que, cada uno de ellos, va por buen camino. Aquí una galería, como para ir abriendo el apetito.

TAGS RELACIONADOS