No todo lo que comemos ayuda a frenar la anemia.
No todo lo que comemos ayuda a frenar la anemia.
Content LAB

En el Perú, el 43,5% de niñas y niños menores de tres años de edad tienen , según fuentes del INEI. Es decir, 4 de cada 10 pequeños tienen esta afección. Y la cifra se vuelve más dramática si fijamos la mirada en los niños menores de un año, en su caso la anemia llega a 6 de cada 10 infantes.

La anemia es una enfermedad que se origina por la poca presencia de hierro (Fe) en la sangre. Este elemento es esencial porque interviene en la formación de la hemoglobina en los glóbulos rojos para transportar el oxígeno en la sangre. Además es importante para el desarrollo cerebral de los niños.

Muchas veces silenciosa, la anemia llega por falta de conocimiento o por creencias falsas en relación a lo que es una dieta sana. Por eso, queremos derribar algunos mitos alimenticios que podrían estar perjudicando a quienes creen estar prevenidos de este trastorno de la sangre, pero en realidad no lo están.

Como se puede observar, la anemia no se puede combatir solo con alimentos como la alfalfa, la hierbabuena o la beterraga. Esta última goza de fama popular, ya que es usual que se añada este ingrediente a los jugos y ensaladas en busca de un aumento en la hemoglobina. Sin embargo, la leche materna en una oportuna edad o una dieta que incluya alimentos como el hígado y la sangrecita, pueden hacer la diferencia.

Para más información, te invitamos a que descargues la edición especial del famoso recetario de Nicolini, “¿Qué cocinaré hoy”. Haciendo podrás tener en tus manos 25 recetas para prevenir y combatir la anemia en tu menú diario.