Unas 40 mil personas no han cobrado compensación del SOAT
Unas 40 mil personas no han cobrado compensación del SOAT
Juan Pablo León Almenara

El 23 de marzo de este año, Omar Vergara fue atropellado al salir de su trabajo por una moderna camioneta, cuyo conductor se fugó. Luego de tres horas de agonía en el hospital, este hombre de 56 años dejó de existir. 

Han pasado más de dos meses para que los deudos se recuperen del impacto emocional tras su muerte. Pero los estragos derivados de su fallecimiento también fueron económicos: se pagaron miles de soles por una intervención quirúrgica en el cerebro que no tuvo éxito.

Lo que hasta hoy los familiares de Vergara no sabían es que existe un fondo de compensación asignado para ellos, así como para todas las víctimas de accidentes, cuyos responsables no han sido identificados.

EN DETALLE
Como la familia de Omar Vergara, en todo el país hay 39.513 víctimas de atropello y fuga –53% de casos están en Lima– que no han reclamado la cobertura del Fondo de Compensación del (SOAT).

Se trata de un capital compuesto, por ley, por las aportaciones de las compañías de seguros, las multas derivadas del incumplimiento del SOAT y las transferencias del Gobierno Central y las municipalidades provinciales. A la fecha, este fondo acumula S/28’441.000 inutilizados.

Este patrimonio, administrado por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), ampara exclusivamente a las víctimas de accidentes de tránsito en los casos que el vehículo que causó el incidente se fuga. Cubre las atenciones médicas hasta por 5 UIT (S/19.750) y gastos de sepelio hasta 4 UIT (S/15.800).

Ello significa que los deudos de un fallecido por accidente de tránsito que no hayan podido identificar al conductor ni su auto y no se pudo comprobar que tenía SOAT tienen el derecho de reclamar los gastos médicos o de sepelio. 

Según un informe del MTC al que tuvo acceso El Comercio, solo 17 de cada 100 personas reclaman este derecho. El resto no está informado o no quiere reclamarlo. Sin embargo, estos accidentados o sus deudos tienen hasta cuatro meses después del accidente para hacerlo [ver nota adjunta].

El director general de Transporte Terrestre del MTC, Humberto Valenzuela, cree que este saldo no ha sido aprovechado debido al desconocimiento o a la desconfianza que muchos ciudadanos tienen al sistema de seguros.

“Por ello hacemos un llamado a la población a realizar el proceso y cobrar la compensación que corresponde”, sostuvo. 

SE PROPUSO DESVIAR EL FONDO
En el 2011, un proyecto de ley del congresista fujimorista Julio Gagó proponía modificar el uso de este fondo para accidentes con fuga.  

La idea era entregar esta indemnización a víctimas de actos delincuenciales, afectadas ya sea como ocupantes de un vehículo asegurado o transeúntes atropellados por el mismo.

Uno de los argumentos que el parlamentario expresaba en el proyecto de ley número 17/2011 era el reducido número de personas accidentadas o familiares de personas fallecidas por accidentes que cobraron las indemnizaciones. 

Por otro lado, Gagó aducía que la utilidad y renta neta del SOAT era muy superior al grado de siniestralidad registrado en el país. 
Este proyecto de ley fue archivado.