Redacción EC

A su salida del Velatorio Carmelitas, en Miraflores, el alcalde de San Juan de Lurigancho, , pidió esta noche respetar el duelo de su familia tras la muerte de su hijo, Carlos Burgos Gonzales, .

"Respeten mi duelo, estoy muy afectado por la muerte de mi hijo, no quiero exponer el caso en público", fue la escueta declaración del burgomaestre.

Decenas de personas, entre familiares y amigos del fallecido, acudieron al velatorio desde la tarde. Unos treinta guardaespaldas rodearon los accesos al local, que fue cerrado a las 10 p.m.

Entre los asistentes estuvieron el alcalde de Magdalena, Francis Allison; la alcaldesa de Villa María del Triunfo, Silvia Barrera; el regidor de Lima Fernán Altuve; y algunos periodistas.

El entierro de Burgos Gonzales será mañana en el cementerio Campo Fe de Huachipa.