Redacción EC

La comisión interventora de la Asamblea Nacional de Rectores en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega (UIGV) lleva tres días sin poder ejercer funciones

Tal como ocurriera el martes y lunes último, Fredy Aponte, titular de esta unidad especial se quedó en la puerta del rectorado de la casa de estudios privada

En esta jornada, trabajadores y alumnos de la Garcilaso afirmaron haber sido atacados por 30 "matones" supuestamente contratados por la gestión de Luis Cervantes Liñán.

El ataque ocurrió en la Oficina de Educación a Distancia de la UIGV. "Luis Cervantes Liñán ha respondido enviándonos 30 matones", refirió un testigo de los hechos. Los agresores se retiraron al notar la presencia policial

No es el primer día que se presentan enfrentamientos por el manejo de la referida universidad, que ayer, mediante un comunicado, rechazó la intervención de su ente rector.

La Comisión de Educación del Congreso investiga los millonarios sueldos recibidos por las autoridades de esta institución privada.