"Si no aprueban las facultades aumentará la delincuencia"
"Si no aprueban las facultades aumentará la delincuencia"
Mariella Balbi

— ¿Cuáles eran las facultades delegadas que iba a pedir en materia de seguridad ciudadana?

Lo primero que quiero decir es que en el 2012 no se otorgaron facultades para seguridad ciudadana. En los siete puntos, ninguno mencionaba seguridad ciudadana ni lucha contra la delincuencia...

— ¿Es una cuestión de nombre?

No. Lea el contenido, no era para ese tema…

— ¿Y por qué no dijeron nada en la época? Es un problema del gobierno.

Según me dicen –no estuve en esa época–, se pidieron sobre ese punto, pero no se las dieron. No sé si se protestó o no. Fue para Sucamec y Migraciones, básicamente.

— ¿Pero ahora qué puntos iba a plantear?

Fortalecer la seguridad ciudadana, lucha contra la delincuencia y el crimen organizado, en especial, el sicariato, la extorsión, el tráfico ilícito de drogas e insumos químicos, la usurpación de terrenos y la trata ilegal de madera. También control migratorio, fortalecimiento de la seguridad ciudadana en el tránsito y transporte, acceso de la Policía Nacional del Perú (PNP) a zonas primarias aduaneras. Además, fortalecer los servicios de seguridad privada y potenciar la capacidad operativa, la organización, el servicio policial y el régimen disciplinario de la PNP.

— ¿No hay legislación sobre esto?

Le doy un ejemplo: en el Congreso hay seis proyectos sobre sicariato y están ahí. Y los seis piden lo mismo que el del Ejecutivo: que sea un delito autónomo. Pero, adicionalmente, queremos plantear que se suba la pena, cadena perpetua si se utiliza a menores de edad y que se retire la imputabilidad relativa: una persona de entre 18 y 21 años no recibe la misma sanción.

— ¿Por qué tan tarde? Al gobierno le falta un año, ¿podrá hacer todo esto?

Ese me parece un argumento falaz. Estamos hablando de Estado, no de este gobierno. Después del 28 de julio del 2016, el Perú sigue. Proponemos temas legislativos de urgencia.

— ¿Por qué no se hizo antes?

El proyecto de ley del Ejecutivo sobre sicariato está ahí y ni siquiera ha pasado al pleno. Es un criterio de oportunidad, antes no era tan urgente. Estamos presentando medidas urgentes...

— Tráfico de drogas, usurpación de terrenos y tala ilegal son un ‘déjà vu’ desde el inicio de este gobierno.

Los cambios legislativos no los hace el Ejecutivo. La lucha contra la criminalidad tiene tres patas: el marco legal (códigos y leyes), justamente estamos aportando sobre esto; la efectividad policial; y el sistema judicial (fiscalía, Poder Judicial, INPE).

— ¿La policial es la pata más coja?

Le pongo un caso: tenemos 1.000 coroneles. ¿Dónde están? 300 de servicio, asimilados. En términos reales, quedan 700 coroneles de armas, que han pasado treinta años de formación. Una buena parte está en dependencias administrativas y mal distribuidos. Ejemplo: en la región Ucayali hay un general y tiene un coronel a su cargo.

— ¿Qué hará?

Estamos mandando más de cincuenta coroneles a provincias. ¿Qué hacen en Lima?

— ¿Se quedan por ‘vara’?

Debemos reestructurar ese tema. Por supuesto que tenemos que reforzar esa pata: la efectividad policial.

— ¿Cuál es el impedimento?

Tengo tres meses y medio en el cargo. Estamos en ello, ordenando la casa, es la pata que corresponde a Interior. Me he reunido con los generales y coroneles de Lima. Salió un Facebook diciendo que levanté la voz.

— ¿No quieren que levante la voz?

Es solo un Facebook que criticaba la reunión. Hemos sacado al coronel de San Juan de Lurigancho.

— ¿Rotar es una buena política?

Un mes antes de los sucesos en San Juan de Lurigancho se hizo investigación, mandamos patrulleros. No hubo mayor efectividad policial porque se filtró información. Para qué engañarnos. Por eso hemos rotado. Todos los días estamos atrapando gente en San Juan de Lurigancho con granadas, papeles, motos, teléfonos. En Ate hubo una molotov, pero hay dos alumnos del colegio comprometidos.

— ¿La delincuencia tomó Lima como ocurre en el norte del país?

Que ha aumentado en los últimos años y ha subido en los últimos meses es evidente. Ha avanzado. La labor policial es combatirla. Creo que hubo un descuido en la efectividad policial. Estamos reordenando la policía.

Lee la entrevista completa en nuestra EDICIÓN IMPRESA