Redacción EC

Hasta once policías serían investigados por la Inspectoría de esa institución debido a la , la noche del sábado durante una incursión de  en el asentamiento humano Huertos de , Pachacámac.

Zamora recibió los impactos cuando estaba dentro de su vivienda situada en el sexto sector de la zona Las Mercedes, lote 2. Hasta ese inmueble había llegado un equipo policial a cargo del alférez Luis Morillo Castelares con la información de inteligencia que delincuentes se reunían para perpetrar invasiones de tierras.

Los agentes estaban vestidos de civiles y, según un comunicado de fueron recibidos a balazos cuando estaban cerca del predio. “Durante el enfrentamiento un proyectil le impactó en la cabeza a José Zamora, quien estaba en la puerta de su casa”, señala el texto.

El jefe de la citada dependencia policial reafirmó que, después de que se comunicó ahí sobre la presunta toma de cerros en Manchay, hubo el intento de repeler a los supuestos malhechores. No obstante, afirmó, fueron enfrentados.

La Policía da cuenta además que cuando “los atacantes” se dispersaron, “Christian Alexander Gonzales Castro (34), Sandro Navas Arias y Juan Zamora Janampa (37)”, hermano de José Manuel," fueron intervenidos.

Un custodio de la comisaría de Manchay confirmó que cuando Zamora cayó herido, se solicitó ayuda a esta delegación para su traslado al Hospital Hipólito Unanue. Sin embargo, falleció en el camino.

VERSIONES ENCONTRADAS

Familiares y vecinos de José Manuel Zamora informaron sin embargo que antes de ser baleado este bebía cerveza en la puerta de su casa con los detenidos. Juan Zamora, hermano de la víctima, se enfrentó en una discusión con un sujeto identificado como Paolo Vega Velarde, quien lo amenazó diciendo: “Ahorita vas a ver, te vamos a reventar a plomazos”, sostuvo una mujer.

La hermana de José Manuel remarcó que veinte minutos después de la advertencia, llegó un auto particular y sus ocupantes se presentaron como policías. “Se pusieron a discutir, dispararon y le cayó en la cabeza a mi hermano, que estaba sentado cerca de la puerta. El policía que disparó estaba parado con el hermano de Paolo, con un tal Nano y con su papá”.

Como ella, otros moradores de la zona aseguraron que los policías que abrieron fuego eran conocidos de Paolo Vega.