La Caja Metropolitana reporta pérdidas por S/.6,56 millones
La Caja Metropolitana reporta pérdidas por S/.6,56 millones
Redacción EC

NICOLÁS CASTILLO ARÉVALO

La reportó pérdidas por S/.6,56 millones entre enero y mayo del 2014, según la , con lo cual acumuló cinco meses de resultados negativos, a la plana directiva de la entidad.

Las pérdidas ponen en riesgo la calificación crediticia de la microfinanciera –su capacidad de cumplimiento de pago–, pues son contraproducentes a su intención de acumular ganancias para fortalecer su capital.

“La municipalidad [de Lima] se ha comprometido a capitalizar el 100% de las utilidades [de la caja] a ser obtenidas entre el 2012 y el 2016. No obstante [...], es difícil que el patrimonio se incremente de manera importante”, sostuvo la agencia Apoyo & Asociados en el reporte de clasificación de riesgo de la Caja Metropolitana de mayo último.

Del 100% facturado por la caja en los cinco primeros meses del año, el 31%  fue destinado a cubrir los gastos de financiamiento, el 20% a acumular reservas para respaldar su cartera morosa y el 53% a pagar gastos administrativos. Estos rubros superaron los ingresos totales.

Asimismo, la entidad tuvo que reservar S/.10,1 millones para respaldar su cartera atrasada, que aumentó de 10,6% a 11,5%, en el período de análisis,  y se convirtió en la tercera más alta del .

Además, la mora de sus préstamos a la pequeña empresa se disparó de 16% a 22,6% a mayo. Apoyo & Asociados dijo que en el 2013 los créditos pymes de la caja registraron un importante aumento de su morosidad, debido a problemas en el otorgamiento de créditos y por prácticas inadecuadas de algunos asesores de la entidad.

La pérdida es un tema coyuntural porque vamos a tener importantes ingresos extraordinarios por recuperaciones. De hecho, al cierre de junio ya se viene revirtiendo”, aseveró a El Comercio , gerente general de la caja.

El funcionario reveló que la entidad tiene proyectado cerrar en el 2014 con una utilidad antes de impuestos de aproximadamente S/.7 millones, al tiempo que exhortó a este Diario a no publicar noticias sobre los resultados de la institución, a las que calificó de negativas por afectar la confianza de sus clientes. “Ello es irresponsable porque la caja va a cerrar en azul, como lo ha hecho en los últimos tres años, pese a lo que nos dejó la gestión anterior”, dijo.

Si bien el año pasado la Caja Metropolitana cerró con una utilidad de S/.104 mil, se salvó de reportar pérdidas porque la junta general de accionistas acordó tomar de su capital S/.15 millones para constituir diversas reservas y evitar comprometer los ingresos del ejercicio, según el reporte de Apoyo & Asociados.

“¿Qué podría generar un impacto en las clasificaciones de riesgo otorgadas [a la caja]? Un mayor deterioro en sus principales indicadores de morosidad, cobertura y solvencia podría generar un efecto negativo en sus clasificaciones”, advirtió la clasificadora.

Hoy dichos indicadores se están deteriorando.

“HAY RESPONSABILIDAD DE LOS REGULADORES”

Según la clasificadora de riesgos Apoyo & Asociados, ya en el 2011 la Caja Metropolitana conocía el deterioro de los créditos – los préstamos dirigidos a financiar la conversión de vehículos gasolineros a gas natural – y, pese a ello, usó esta cartera para respaldar bonos que emitió a mediados del 2013 por S/.40 millones y que fueron adquiridos por la estatal .

“Este es un caso similar a los bonos respaldados por hipotecas tóxicas en EE.UU.”, dijo el economista .

Agregó que, si bien esa deuda no es un delito, los reguladores como la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), las agencias que califican el riesgo de la caja y Cofide son responsables de permitir este tipo de operaciones, que pueden afectar la confianza de los bonistas del mercado de valores peruano.