Redacción EC

El parque Pedro Ruiz Gallo, ubicado en el , luce lleno de . Los vecinos las armaron para que niños y adultos se diviertan en ellas. El problema es que estas se llenan con agua que sale de los pilones del mismo parque, destinada para el riego de al áreas verdes.

Ello ha provocado que vecinos se enfrenten por este tema. Mientras unos de oponen a esta situación señalando que esa agua está destinada para otros fines y que ello incrementa el pago mensual del servicio. Otros simplemente siguen llenando sus piscinas semana a semana.

Según un informe de “90 Segundos”, en los alrededores del parque hay al menos 15 piscinas. Según se vio, llenar una de estas toma en promedio cuatro horas. La Municipalidad de Bellavista aún no se ha pronunciado.