Callao: el peaje de Alex Kouri sigue generando quejas
Callao: el peaje de Alex Kouri sigue generando quejas
Cristina Fernández

Llegas al aeropuerto Jorge Chávez por primera vez, subes a un taxi para dirigirte al Centro Histórico y comenzar tu visita, y el te recibe con una sombría avenida llamada Faucett. En hora punta puedes quedarte atascado por más de 60 minutos. No hay policías ni serenos a la vista. 

Hace 17 años, el entonces alcalde del Callao, Álex Kouri, hoy sentenciado por colusión﷯ con la empresa Convial para la construcción de la vía expresa del Callao, prometía hacer de esta una artería rápida y segura que permitiese llegar desde la avenida Venezuela hasta el aeropuerto en 6 minutos. “Pasos a desnivel, doce puentes peatonales, dos túneles, una remodelación total”, anunciaba.

Pero de la promesa que hizo Kouri sobre la vía expresa del Callao cuyo único tramo construido es 1,5 kilómetros de los 5,7 anunciados, los transportistas solo recuerdan el cobro del peaje: pagos de S/1 y S/1,50 que abonaban al pasar las garitas de control. 

“Cobraban por el recorrido de aproximadamente 15 cuadras, era una viveza. Creo que nadie es perfecto, pero lo que hizo el ex alcalde estuvo mal desde el inicio y por eso ahora está en la cárcel”, dice Humberto Salas, de 74 años, mientras observa la vieja estructura de lo que fue el peaje de esta vía rápida. 

—Sin mantenimiento—
Pasando el puente de la avenida Quilca y poco antes de llegar a la avenida Morales Duárez se encuentra la estructura de lo que fue el peaje de Kouri. De ese peaje solo queda un viejo puente peatonal de metal que sigue sostenido sobre 14 enormes pilotes. El óxido ha corroído varias partes y los huecos se asoman en el piso por el que cruzan los peatones y vecinos de la urbanización Playa Rímac. Hay basura y alambres sueltos. 

“Ese puente ya se está cayendo. Dijeron que iban a renovarlo, pero nada. Es un peligro, sobre todo para los niños”, advierte el vecino Pedro Cabasa. 

El oxidado puente peatonal, que simula ser una gran caja enrejada, también es peligroso para los transportistas. Varios choferes han chocado contra los pilotes porque no hay iluminación ni señalización que alerte sobre la presencia de muros y de los fierros que ocupan las bermas que hace 12 años separaban las casetas de peaje. 

—Caos por el tráfico—
El tráfico en la avenida Faucett, desde la salida del aeropuerto hasta la avenida Venezuela, es un verdadero caos de lunes a viernes, sobre todo a las 7:00 a.m., al mediodía y a partir de las 5:00 p.m. Cinco carriles de Faucett y otros cuatro de las vías auxiliares se convierten en solo tres al pasar por el otrora peaje, donde se forma un cuello de botella.

“Por esta avenida pasan todos los carros de transporte público que bajan de Ventanilla, Los Olivos, Comas, Callao y a eso se suma el transporte particular que entra y sale del aeropuerto”, observa Rolando Cruz, taxista independiente. 

El especialista en tema de transporte Lino de La Barrera considera que la solución para el tráfico en Faucett pasa primero por derrumbar la estructura del peaje, ejecutar obras de remodelación y luego iniciar la implementación de un servicio de transporte público eficiente. 

“Yo creo que siendo la entrada al primer aeropuerto del Perú tendría que ejecutarse un proyecto integral que debería ser piloteado por el Ministerio de Transportes, para que Lima y Callao se dejen de pelear. Callao tiene muchos recursos de canon”, finaliza el especialista.

TAGS RELACIONADOS