Una  capital en crisis por falta de gestión medioambiental
Una capital en crisis por falta de gestión medioambiental
Redacción EC

GUSTAVO KANASHIRO

“Sales de Lima y lo primero que sientes es un aire más limpio”, es lo primero que nos dice Santiago, un estudiante de 27 años que toma su carro todas las mañanas en la Av. Abancay, una de las principales fuentes de contaminación en el aire. Pero los problemas van más allá. La falta de una adecuada política de reutilización del agua y de control de residuos sólidos, sumada a la carencia de áreas verdes, hace de Lima una ciudad insostenible.

“La fuente que más material particulado emite es el parque automotor. En Lima deberíamos tener solo 17 mil unidades de transporte público y tenemos casi 32 mil”, explicó a El Comercio José García Calderón, coordinador del

recomienda un índice de material particulado de 2,5 micras por metro cúbico de aire de 10, pero en Lima el promedio es de 38, casi cuatro veces más. ¿Cuáles son las consecuencias de este problema? La más radical, según la OMS, es que en el 2008 se registraron 3.872 muertes relacionadas con la contaminación del aire.

Otro de los indicadores de una Lima que ha crecido enemistada con el medio ambiente es la escasez de áreas verdes por persona. La OMS recomienda 8 m2 de zonas públicas con vegetación per cápita, pero actualmente la cifra en la capital es de solo 3,08 m2.

“Ya no hay espacios públicos que se puedan usar en la Lima céntrica, a menos que se reestructure la ciudad para que ya no crezca en las periferias y se expanda verticalmente con más edificios”, dice García Calderón.
El estrés hídrico también es un riesgo ante la falta de una efectiva política de tratamiento de aguas residuales en Lima, donde el 32% del agua se pierde por fallas en el sistema.

Según el 75% de aguas residuales en Lima y Callao recibe tratamiento, pero su aprovechamiento depende de las autoridades locales. El PLAM 2035 señala que el 20% de las aguas residuales es reutilizado. “Que una ciudad como Lima no aproveche el agua tratada y riegue sus parques con agua potable es un crimen. En Lima se consumen 200 litros por persona al día, y en Barcelona llegamos a los 95 litros”, comenta Ramón Folch, especialista en temas de sostenibilidad de la Universidad de Barcelona.

La gestión de basura en Lima, donde se generan 7.000 toneladas de residuos sólidos al día, es vital si se toma en cuenta que, según el , el 88% de la basura recogida va a los cinco rellenos sanitarios en la capital. El resto, incluidos los residuos desechados informalmente, es quemado (lo que contamina el aire) o enviado a los botaderos clandestinos. El área total de basura es de unas 193,15 hectáreas.