Después de tres horas de intenso trabajo, los bomberos controlaron el que destruyó por completo un almacén de pintura en el distrito de Comas, informó el jefe de Lima Norte de los bomberos, comandante Manuel Vera.

Señaló que las llamas no solo afectaron al predio de 1.800 metros cuadrados donde operaba la fábrica y almacén de pinturas, sino también a un inmueble contiguo de 1.200 metros cuadrados que funcionaba como cochera y donde resultaron completamente calcinados 14 vehículos entre camionetas y autos.

El almacén de pinturas -ubicada en la avenida Santa Ana sin número- tiene como razón social Johmeron Tamsa y es de propiedad de Antonio Torbisco Tomateo. Además de los vehículos resultó quemado un edificio en construcción ubicado dentro de la fábrica.

Vera refirió que la escasez de hidrantes y las dificultades para proveerse de agua dificultaron la tarea de los bomberos, quienes debieron apelar también a equipos especiales como tanques de espuma para neutralizar e impedir que los productos químicos altamente inflamables que estaban apilados en el inmueble tomen contacto con el fuego y faciliten su expansión.

Indicó que fueron necesarias 32 unidades, de las cuales 28 fueron motobombas enviadas por diversas compañías de la capital y del Callao, así como camiones cisternas proporcionados por Sedapal, municipios y de los propios bomberos.

Además, se desplegaron al lugar varias ambulancias que atendieron a empleados,  vecinos e incluso bomberos que resultaron afectados por la inhalación del humo tóxico que se propagó con gran rapidez y se podía avistar desde lejos.