Grupo Vinci cerró compra con Lamsac del proyecto Línea Amarilla
Grupo Vinci cerró compra con Lamsac del proyecto Línea Amarilla

La Contraloría General de la República anunció que auditará el megaproyecto vial Línea Amarilla, entregada en concesión por la Municipalidad de Lima en el 2009, para verificar las adendas al contrato, reajuste de peajes y costo de obras.

A través de un comunicado, la entidad precisó que verificará  la suscripción de adendas al contrato, “cuya aplicación podría afectar el equilibrio económico financiero de la mencionada concesión en perjuicio del Estado”.

Asimismo, el Órgano Superior de Control advirtió la aplicación de reajustes a la tarifa de los peajes estando pendiente la entrega de las obras contratada.

“Otras observaciones son la modificación de los objetivos, alcances y metas de la concesión,  los servicios prestados que no cumplirían con las exigencias contratadas y una presunta demora en la entrega de terrenos”, agregó la entidad.

El megaproyecto Línea Amarilla, adjudicado a Lamsac durante la segunda gestión de Luis Castañeda, unirá el distrito de San Juan de Lurigancho con el Callao, con un monto de inversión inicial de US$ 571 millones (incluido IGV).

La primera adenda se firmó en el 2013 con la gestión de Susana Villarán y se incluyó el fideicomiso de 74 millones con los que se iba a construir el Proyecto Río Verde.

En julio del año pasado, la Municipalidad de Lima informó que el Ministerio de Economía dio visto bueno a la Adenda N° 2 del contrato de concesión de Línea Amarilla. Con dicha adenda se sustituyó dos intercambios viales en Evitamiento por la construcción el puente Bella Unión de la avenida Universitaria. También se cambió el destino del fideicomiso de Río Verde para la construcción del by-pass de 28 de julio.