En lo que va de abril, el Minsa ha reportado un promedio de 308 muertes diarias confirmadas por COVID-19, la cifra más alta de toda la pandemia (Foto: Hugo Curotto/GEC)
En lo que va de abril, el Minsa ha reportado un promedio de 308 muertes diarias confirmadas por COVID-19, la cifra más alta de toda la pandemia (Foto: Hugo Curotto/GEC)
Jorge Falen

Abril es el mes con mayor mortalidad asociada con el . Según el Ministerio de Salud (), durante este período se registraron en promedio unos 308 fallecimientos oficiales diarios debido a esta enfermedad, la cifra más alta de toda la pandemia. Al cierre de esta edición, el ministerio informó que solo en las últimas 24 horas se habían reportado 403 nuevas víctimas.

Sin embargo, la real dimensión de la letalidad en la segunda ola se observa en el Sistema Informático Nacional de Defunciones (). Actualmente, este registro contabiliza en promedio un exceso de 900 muertes diarias respecto a un año habitual, casi tres veces más de lo que reporta el ministerio. La mitad de este número se concentra solo en Lima Metropolitana.

Pese a que las muertes totales aún superan las del momento más crítico de la primera ola –alcanzando los 1.117 decesos diarios–, también se observan ciertos contrastes por zonas geográficas: bajan levemente en la capital, pero repuntan dentro del país [ver gráfico].

MIRA: COVID-19: Todo lo que debes saber sobre la vacunación de adultos mayores de 70 años que empieza este viernes

Menos mortalidad de adultos mayores

Juan Carlos Carbajal, investigador de OpenCovid-Perú, identifica que en los últimos 52 días se ha producido un ligero pero constante descenso de las muertes totales en Lima Metropolitana. Según el Sinadef, el promedio de los siete últimos días fue de 410 defunciones, cifra menor en 17% a lo observado a inicios de marzo (493 decesos).

Las estadísticas del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC) muestran que el exceso de mortalidad disminuye en los distritos del norte, centro y este de la capital; pero aún se mantienen en niveles altos en el sur.

El investigador resalta que el contraste más significativo de este indicador se da según el grupo de edad y evidencian una disminución más marcada en los adultos mayores de 80 años. Este grupo pasó de un pico máximo de 130 fallecimientos en febrero a 95 hacia finales de abril.

El descenso coincidiría con el inicio de la jornada de vacunación, pero el especialista aclara que aún es pronto para indicar que la reducción se deba íntegramente al proceso.

“Uno ve que hay un descenso marcado. De cada 100 mayores de 80 años, 42 han recibido al menos una dosis de la vacuna. Coincide con una mayor bajada en la segunda semana de abril previo al cambio de plan de vacunación. Es muy prematuro indicar que se debe a esto, hay que esperar el tiempo de protección que toma entre la primera y la segunda dosis y luego dos semanas después. Hoy al menos se ve un descenso”, comenta.

MIRA: COVID-19: Contraloría detectó más de 500 vacunaciones “con problemas” en diez regiones


Diferencia por zonas

De otro lado, Carbajal resalta que en los últimos días la mortalidad está aumentado con mayor velocidad en la zona norte y centro del país.

“En la macrorregión norte hubo un aumento notorio de muertes dentro de los hogares porque el sistema sanitario está colapsado. La Libertad, Piura, Cajamarca y Lambayeque están en ascenso. Las dos primeras bordean las 80 muertes diarias en promedio en los últimos siete días”, explica.

En Huánuco, Ica y Junín –epicentros de la segunda ola durante el verano– nuevamente se aprecia una subida en la cifra de decesos. La primera región pasó de un máximo de 30 fallecidos diarios en febrero a 10 hacia fines de marzo, para luego repuntar hasta 20 muertes en abril. Ica, por su parte, bajó de 50 a 30 decesos entre febrero y marzo, para subir de nuevo a más de 40 en abril.

El especialista añade que Áncash y Lima Regiones también atraviesan una situación complicada. En los últimos dos meses, ambas duplicaron sus fallecimientos diarios. La primera, de 30 a 60 defunciones; la segunda, de 25 a 50 decesos.

TE PUEDE INTERESAR