"No más derrames de petróleo en la Amazonía". Con estos mensajes en sus pancartas, un grupo de activistas llegó hasta el frontis del edificio de , ubicado en la avenida Canaval y Moreya, en San Isidro, para protestar por el ocurrido en las zonas de Chiriaco (Amazonas) y Morona (Loreto) tras la rotura de dos ductos transportadores de crudo del Oleoducto Nororiental.

La manifestación organizada por la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) incluyó un performance en el que un grupo de mujeres con el cuerpo cubierto de manchas negras simulan los daños causados por los derrames de petróleo.

TAGS RELACIONADOS