Trujillo vuelve a ser titular del MTC, luego de renunciar a ese cargo en abril, tras el incendio en Fiori que dejó 17 muertos. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
Trujillo vuelve a ser titular del MTC, luego de renunciar a ese cargo en abril, tras el incendio en Fiori que dejó 17 muertos. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
Juan Pablo León Almenara

Ha pasado casi un año desde que la campaña publicó el reportaje-documental “Brevete para un ciego” en YouTube, que narra la experiencia de un periodista de El Comercio con miopía severa que obtiene una licencia de conducir sin restricciones y por la vía regular. Esto, debido a los escasos filtros del proceso de emisión de brevetes, en un país en el que mueren 3.000 personas al año en siniestros viales.

—Tengo un brevete vigente categoría AIIB sin restricciones, que su gestión me emitió, a pesar de que sufro miopía severa, en noviembre pasado. Yo estoy facultado a manejar una combi o un camión sin tener que usar lentes. Si el MTC no ha podido anular mi licencia en 11 meses, ¿qué va a pasar con los miles de brevetes ‘express’ que se han emitido?

Muy pronto, aproximadamente 250 mil licencias serán anuladas. Entre ellas, aparecerá la de usted. Hay muchas licencias que no deberían estar utilizándose, y sin embargo están [vigentes]. Lo que pudimos advertir, por ejemplo, es que había postulantes que sacaban el examen médico en Pucallpa y a los dos minutos estaban obteniendo la licencia en otra ciudad. Así fue. Ustedes nos apoyaron haciendo público esto y nosotros ya veníamos trabajando en ello. [La meta será lograr la anulación de los brevetes en diciembre del 2020].

—¿Y los brevetes para moto, que cualquier municipalidad del Perú tiene facultad de emitir? En el Callao, por ejemplo, existe una mafia que expide brevetes de moto a menos de 180 soles sin exámenes.

Eso es tierra de nadie. Nadie tiene el control. Nadie tiene un registro de nada. Los municipios hacen lo que quieren. Este mes, estamos emitiendo un decreto supremo que modifica el reglamento de licencias, donde integraremos esa licencia de clase B al control del Ministerio de Transportes (MTC). Ahora los brevetes para moto tendrán el control del MTC.

—Tres horas antes de que usted me recibiera en su despacho, siete personas murieron en las pistas del Perú casi simultáneamente: dos en la avenida Javier Prado y cinco en La Oroya. ¿Cuáles son las dificultades del MTC para frenar la ola de siniestros viales?

Extiendo mis condolencias a las familias. Esto no debería suceder. Sin embargo, esto es parte de todo el problema que atraviesa el sistema de transporte en nuestro país. El problema es estructural, que tiene que ver con que el MTC tenga un rol como ente rector y que promueva nuevas normativas; que tenga un mecanismo de fiscalización eficiente y que se cumpla la sanción con severidad. Pero también necesitamos sensibilizar a la población. Un conductor que se excede en velocidad es un tema humano. El 70% de los accidentes tiene como origen el factor humano. Ya tenemos una dirección de seguridad vial que va a generar políticas y un marco regulatorio. El MTC no tenía esto, y ahora lo tiene.

—La Sutrán, el brazo fiscalizador del MTC, tiene solo 400 inspectores para fiscalizar en todo el país (plantas de revisiones técnicas, terminales, escuelas de manejo, etc.). Solo para Lima se necesitarían 1.000.

La proporción de incremento de presupuesto para la Sutrán es del 53%. Este monto será dirigido exclusivamente al tema de fiscalización, a personal y a medios tecnológicos para el control.

—Antes de venir a esta entrevista, pasé por el local del SAT, entidad que recauda el dinero de las papeletas. Afuera se me acercaron 30 abogados especializados en dilatar las infracciones de tránsito y transporte en el sistema judicial hasta su prescripción. Esto sucede porque los reglamentos son muy flexibles en favor de los infractores.

Totalmente de acuerdo, y eso también me indigna. En setiembre del año pasado, se aprobó un decreto legislativo para hacer el procedimiento sancionador más ágil y corto, con un sistema de notificación vía casillas electrónicas. Eso va a ser reglamentado este mes. A través de estas disposiciones, se agilizará el proceso sancionador. Lo de estos abogados ya no solo tiene que ver con el procedimiento, sino también con el tema personal de estos abogados y sus clientes: si hay un corrupto, también hay un corruptor.

— Solo en La Victoria hay más terminales terrestres que en todas las capitales de América Latina juntas, entre formales e informales [para habilitar un terminal solo bastan una declaración jurada y 220 soles]. Esto se reveló luego de la muerte de 17 personas en un terminal de Fiori habilitado por el MTC.

Hay cosas que funcionan mal, por ejemplo el tema de los terminales terrestres. Es un modelo caducado de “autorizaciones”, donde un empresario que tiene un espacio que considera que reúne condiciones para un terminal, solicita la habilitación. Es un modelo que fracasó. Debemos ir hacia un modelo de concesiones, uno que vaya de la mano con la planificación de la ciudad. A eso vamos. En noviembre, nosotros vamos a dar un decreto de urgencia donde incluimos estos aspectos.

—Usted dejó el cargo en abril de este año luego de decir que el MTC “tiene demasiadas responsabilidades” y que “en un año no puede resolver todo”.

Esta pregunta me permite aclarar algunas cosas. Seguramente, me expresé mal. Lo que quise decir, y lo que voy a reiterar, es que resolver estos problemas que atraviesa nuestro país en el tema de transporte es un proceso, que tiene un inicio, y cuyos resultados se van viendo en el tiempo. Las bases para empezar un proceso ordenado ya están sentadas. El mismo hecho de haber trabajado algunas normas nos permite asumir el compromiso y los resultados se sienten en el tiempo. Por ejemplo, hemos puesto nuevos sistemas de control en la emisión de licencias de conducir e hicimos un apagón informático de licencias. Ahora tenemos un sistema de ‘huella dactilar viva’ [que busca evitar la clonación de huellas digitales en las escuelas de manejo y centros médicos para brevetes ‘express’].

—El sistema de huella viva también es débil. En los centros médicos para obtener brevete piden poner la huella dactilar y que luego el postulante regrese en dos horas, pero los médicos siguen sin evaluar al postulante a licencia. Incluso te ponen hasta un cuarto para ver películas.

Ya hemos advertido eso y nuestro equipo está haciendo las modificaciones. Esa huella viva no va a ser solicitada una sola vez. Para cada una de las evaluaciones, uno va a tener la obligación de poner la huella viva. Y vamos a delimitar tiempos para cada una de las evaluaciones. Por ejemplo, un médico no puede hacer 20 evaluaciones en un día, es imposible. Si les ponemos límites de tiempo, vamos a ir mejorando.