Redacción EC

Una mafia dedicada al envío marítimo de a Europa opera en el Muelle Sur del y tiene como cómplices a los trabajadores de la empresa portuaria .

A esa conclusión llegó el , luego de investigar el hallazgo de 673,18 kilos de droga dentro del terminal portuario. La carga tenía como destino Francia. Según la Dirección Antidrogas, en ese país el kilo de cocaína se vende a US$45 mil y en el Perú se comercializa a US$1.200.

El ingreso para los narcotraficantes que estuvieron detrás del envío –y que pertenecen a un cártel mexicano– habría alcanzado unos US$30 millones.

La droga fue incautada el pasado 4 de octubre. Estaba camuflada en paquetes tipo ladrillo dentro de 17 maletas de lona: 10 de ellas fueron encontradas en un contenedor y siete, en la cabina de un semitráiler.

Desde que se incautó la cocaína, las autoridades policiales y fiscales supusieron que los trabajadores de DP World estaban involucrados. Era imposible burlar los controles sin tener a empleados coludidos.

► Lea más en nuestra edición impresa de hoy.