El descenso de fallecimientos por COVID-19, acentuado en setiembre, amplió los días que toma la expansión de la mortalidad y contrarrestó su crecimiento registrado en la primera quincena de agosto,  (Foto: Hugo Curotto)
El descenso de fallecimientos por COVID-19, acentuado en setiembre, amplió los días que toma la expansión de la mortalidad y contrarrestó su crecimiento registrado en la primera quincena de agosto, (Foto: Hugo Curotto)
Jorge Falen

El descenso de las muertes diarias por observado en el país desde mediados de agosto ha tenido un impacto en la curva acumulada de fallecimientos por esta enfermedad. Ayer, el Ministerio de Salud () reportó 30.123 muertes totales debido al desde el inicio de la pandemia. Sin embargo, dicha cifra se habría alcanzado a una menor velocidad que la observada en semanas o meses anteriores.

Según información de la Sala Situacional COVID-19, los últimos 10 mil fallecimientos se alcanzaron en 36 días, entre el 4 de agosto y el 8 de setiembre. Este período es mayor que los 31 días transcurridos entre el 2 de julio y el 3 de agosto, lapso observado entre el reporte de las primeras 10 mil y 20 mil muertes y en el que se realizó la primera actualización de fallecidos provenientes del Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef). El hecho evidencia un ligero aplanamiento de la curva total de decesos.

El descenso de la muertes se acentuó marcadamente desde inicios de septiembre. En lo que va de este mes, el ministerio ha reportado un promedio diario de 147 fallecimientos, cifra menor en comparación a lo observado en agosto (196), julio (190) o junio (171). Dicha desaceleración amplió los días que toma la expansión de la mortalidad y contrarrestó el crecimiento de ésta observado en la primera quincena de agosto, así como el efecto de la incorporación de 3.658 decesos adicionales tras la segunda actualización de fallecidos del Sinadef, ocurrida el 13 de agosto.

(Fuente: Minsa)
(Fuente: Minsa)

Por zonas

Actualmente Lima Metropolitana concentra el 40,3% de víctimas totales de la enfermedad a nivel agregado (12.107 fallecimientos), según las cifras actualizadas por el Minsa al 7 de setiembre. Le siguen en la lista regiones como La Libertad (2.100), Piura (1.861), Callao y Lambayeque, ambas con 1.616, e Ica (1.491), respectivamente.

(Fuente: Minsa)
(Fuente: Minsa)

El escenario varía cuando se ajustan las defunciones por la cantidad de población. A nivel agregado, el Perú alcanza una tasa de mortalidad por COVID-19 de 91 por cada 100 mil habitantes y se mantiene en el primer lugar a nivel global en este indicador. El segundo lo ocupa Bélgica con 85,5 muertes.

Ica tiene la mortalidad más alta a nivel regional, la cual pasó de 92 a 157 muertes por 100 mil habitantes entre el 3 de agosto y el 7 de septiembre. La segunda mortalidad más alta la tiene el Callao, que pasó de 95 a 116 decesos por 100 mil personas en el mismo período. Le siguen en la lista Lima Provincias, Lima Metropolitana, Moquegua y zonas del norte fuertemente golpeadas al inicio de la pandemia como Lambayeque, Tumbes y La Libertad.

(Fuente: Sala Situacional COVID-19)
(Fuente: Sala Situacional COVID-19)
Interviene a 37 personas por participar en fiestas clandestinas en el Callao y Lurín


MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS EN LIMA