Ex miembro del Sodalicio: “Es un encubrimiento asqueroso”
Ex miembro del Sodalicio: “Es un encubrimiento asqueroso”

Ex miembros del (SCV) cuestionaron el polémico pronunciamiento de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica del Vaticano, en el cual se refieren a las sanciones aplicadas al fundador del movimiento, , quien es acusado de abusos sexuales y maltratos contra integrantes de esa organización religiosa.

José Enrique Escardó, Óscar Osterling  y el periodista Pedro Salinas coincidieron en que el mensaje que da El Vaticano sobre el caso Sodalicio y Luis Figari es pésimo y en buena cuenta se trata de un blindaje contra el fundador del  movimiento religioso.

"Nuevamente no estoy sorprendido. En el caso del Vaticano un encubrimiento asqueroso, repugnante. Para el Vaticano, como eran mayores de 16 años, era un pecado. Y ahora se debe quedar en Roma y hay que rezar por él. Es increíble que el Vaticano solicite al Sodalicio que le dé una vida decorosa a Figari, eso es una vergüenza y cualquier católico debería estar en desacuerdo con esta medida", dijo Escardó.

En tanto Pedro Salinas, autor del libro "Mitad Monjes, Mitad Soldados" cuestionó que los testimonios de las víctimas de abuso, no fueron escuchados por la Iglesia Católica. Además, indicó que a Figari no se le expulsó del Sodalicio. "Ni tolerancia cero ni reforma eclesial. El Vaticano sigue apapachando y arropando a sus pederastas. Exilio dorado para Figari. Así estamos", escribió Salinas en su cuenta de Twitter.


Óscar Osterling   se mostró en desacuerdo con el pronunciamiento de Roma, que entre otras cosas le prohíbe a Figari regresar al país. “Si el Perú lo requiere para que responda por las acusaciones, Figari no podrá venir porque lo tiene prohibido”.

En base a los documentos que obtuvo, el Vaticano indica que Figari solicitó “de modo improcedente, y en cualquier caso excesivo, confidencias en el delicado ámbito de la sexualidad, y en algunos casos ha cometido actos contrarios al VI mandamiento (“No cometer actos impuros”), pero remarcó que, cuando ocurrieron los hechos, las víctimas eran mayores de 16 años.

Pero lo que más sorprende es que la Santa Sede señale que “no se han encontrado elementos en virtud de los cuales se pueda afirmar, con suficiente claridad y certeza moral, que dichos actos (los abusos) ocurrieran con violencia”, ya que, en algunos casos, “los cómplices han declarado estar conformes o de no haber opuesto alguna resistencia o de todas formas de no haber percibido, en aquel momento, constricción alguna de parte de Figari”.


El Vaticano solo considera lo hecho por Figari como “actos gravemente pecaminosos”, pues asegura que “de dicha documentación no emergen elementos en virtud de los cuales poder afirmar, con suficiente certeza moral, que hayan configurado un abuso de menores y/o de violencia”.

Ayer, el actual superior general del Sodalicio, Alessandro Moroni, anunció en un comunicado que el martes 14 de febrero se publicará en redes sociales el informe con todos los resultados de su investigación interna sobre los abusos de Figari, y esa misma semana entregará una copia a la Fiscalía de Perú.

TAGS RELACIONADOS