El Hospital del Niño fue su hogar desde los tres años

Cerca de 1.200 niños y adolescentes llegan a diario al Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN), antes llamado Hospital del Niño, ubicado en Breña. Cada uno guarda historias de angustia y esperanza por las enfermedades o emergencias que atraviesan a su corta edad. La mayor parte vuelve a casa.

Pero Susana Garotte nunca regresó a la humilde vivienda que tenía en el poblado de Tambillo, en Canta. Cuando tenía 3 años un rayo incendió su rústica casa. Su abuela murió, pero ella se aferró a la vida.

Su padre la llevó hasta el Hospital del Niño, en Lima, pero la abandonó en la sala de emergencia. El estado de Susana era grave, tenía quemaduras en la mayor parte del cuerpo. 

A lo largo de los años, la niña fue sometida a muchas operaciones, le amputaron una mano. Estaba sola;  pero el cuidado y cariño que recibía de médicos y enfermeras le devolvió de a pocos la vida.

Susana creció con el miedo a cumplir 15 años, pues sabía que tenía que dejar el hospital que era su hogar. Ese momento llegó y volvió a Canta para conocer a su familia que la creía muerta.

“Yo soy técnica en enfermería gracias a la ayuda de los médicos del hospital”, recuerda mientras alista la ropa de hospital para los niños de los diversos pabellones.

Ahora Susana tiene 59 años y sigue recorriendo los pasillos de aquel edificio que la vio crecer. Desde hace 30 años trabaja en el INSN en la Unidad de Esterilización. 

“Cuando empecé a trabajar estuve en el pabellón de quemados. Nadie como yo para entender el sufrimiento de esos niños”, asegura Susana, quien tiene una hija y un nieto.

—Hospital para los niños—
El Instituto Nacional de Salud del Niño, antes llamado Hospital del Niño, es el primer nosocomio del Perú especializado en atención pediátrica y cumple hoy 87 años de fundación. Con el tiempo la demanda se ha incrementado considerablemente. Es así que solo en el 2015 realizó 674.000 consultas.  Ese año atendió por emergencia a más de 55.000 niños y adolescentes.

Con ocasión de sus celebraciones, el INSN ha programado una campaña médico-quirúrgica de cirugía de cabeza, cuello y máxilo-facial.