Gracias al trabajo de la nutricionista María Cerdeña los niños reciben puntualmente sus alimentos durante el día. (Foto: INSN)
Gracias al trabajo de la nutricionista María Cerdeña los niños reciben puntualmente sus alimentos durante el día. (Foto: INSN)
Redacción EC

Un total de 2.207 mujeres que laboran en el Instituto Nacional de Salud del Niño () tienen en común la perseverancia y vocación de entrega al servicio de los niños que llegan a este establecimiento situado en la Av. Brasil, en el distrito de Breña. Algunas de ellas ya llevan más de 30 años en este histórico establecimiento.

MIRA | INSN de Breña salvó a 3,000 menores con problemas del corazón

Por el Día Internacional de la Mujer, el INSN compartió el testimonio de algunas de ellas sobre el arduo trabajo que realizan día a día, sus satisfacciones y las historias conmovedoras de las que han sido testigos.

La doctora Virginia Garaycochea, jefa de la Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos de esta institución, contó que ejerce la pediatría hace 32 años. Ella realizó estudios de pre y postgrado en la facultad de medicina humana de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos e inició su carrera en el interior del país.

Ha sido directora general del INSN-Breña por seis meses, directora de medicina por tres años, y directora adjunta otros tres años. Y, a comienzos del 2022, recibió el encargo de liderar el proyecto Plan Maestro de Inversiones del centro pediátrico más importante del país, “que será una infraestructura moderna y acorde al tiempo actual”.

Todos colaboramos por el avance, el progreso y la buena atención de nuestros niños en esta institución emblemática de la pediatría nacional. La Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos se formó hace ocho años como la primera en el país. Somos el referente nacional para el funcionamiento de otras unidades de cuidados paliativos”, señaló Garaycochea.

SEPA MÁS | INSN ofrece albergue para familiares de pacientes que pernoctan frente a la puerta de emergencia

La especialista afirma que el papel de las profesionales de la salud es notable, y el papel de la mujer médica también se ha ido reconociendo. “Tenemos algunas especialidades que son nuestra fortaleza como pediatría (...) porque una de las cualidades que nosotras tenemos es la intuición y esa es una parte muy importante”, afirmó.

La doctora Virginia Garaycochea, jefa de la Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos de esta institución, contó que ejerce la pediatría hace 32 años. (Foto: INSN)
La doctora Virginia Garaycochea, jefa de la Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos de esta institución, contó que ejerce la pediatría hace 32 años. (Foto: INSN)

“En emergencia todo me impactaba”

La licenciada en enfermería, Rosario Reyes, contó que en un inicio la enfermería no estaba entre sus metas. “Yo siempre cuento esta historia, que la enfermería me persiguió hasta que me encontró, porque yo nunca pensé ser enfermera”.

Reyes, quien tiene 38 años trabajando en el INSN-Breña, iba a ser ingeniera química, pero en el camino descubrió que lo suyo era la enfermería y decidió postular a la Escuela de Enfermeras del exHospital del Niño, y desde entonces amó su carrera.

Estudié tres años y luego hice un curso complementario para obtener la licenciatura. Ahora, la Escuela de Enfermeras le pertenece a la Facultad de Enfermería de la Universidad Federico Villarreal”, compartió.

LEE MÁS | Médicos del INSN Breña extirparon tumor maxilofacial a menor piurana que estaba cerca de comprometer otros órganos

Ella ha pasado por diversos servicios de la institución pero la mayor cantidad de años lo ha hecho en Emergencias y en la supervisión.

Como enfermera de emergencia en estos tiempos todo me impactaba (...) pero luego la supervisión, la visión que tiene uno del hospital se amplía y es totalmente diferente, uno trabaja más con los familiares, con los niños que están hospitalizados, y empiezas a compartir sus experiencias (...) eso es lo que realmente te motiva a salir adelante y a dar más de ti, y si no tuvieras pasión por lo que haces, no llegarías a todos estos años que yo tengo aquí”, manifestó.

Las mujeres tenemos esa fuerza que nos da el mismo sentimiento de ser madres y de hacer que todos los niños salgan adelante. Las mujeres promovemos muchas cosas, las mujeres empujamos todas las actividades, en la casa, en nuestro trabajo”, reflexionó.

La enfermera Rosario Reyes tiene 38 años trabajando en el INSN de Breña. (Foto: INSN)
La enfermera Rosario Reyes tiene 38 años trabajando en el INSN de Breña. (Foto: INSN)

“Mi trabajo es los 365 días del año”

Genara Aranda (60) es técnica en enfermería y afirma que trabaja los 365 días del año, pues tiene que estar todos los días pendiente de sus pacientes. Ella labora hace 25 años en este centro pediátrico.

Según narra, su día empieza a las 4:50 a.m. y minutos antes de las 7 a.m. ya se encuentra en su puesto de trabajo preparando los equipos de diálisis y hemodiálisis del Servicio de Nefrología. Allí espera a sus pequeños pacientes, a quienes cuida “como si fueran mis hijos”.

Una de las historias más conmovedoras que le ha tocado vivir ocurrió hace 15 años, cuando celebró el cumpleaños a una niña que venía del interior del país y a quien nunca le habían cantado el ‘happy birthday’, y menos había soplado la vela de un pastel.

MÁS INFORMACIÓN | INSN de Breña: niños hospitalizados por COVID-19 podrán tener un acompañante

Desde entonces celebran los cumpleaños a todos los pacientes, subrayó.

Genara Aranda empieza su día a las 4:50 a.m. y minutos antes de las 7 a.m. ya se encuentra en su puesto de trabajo preparando los equipos de diálisis y hemodiálisis del Servicio de Nefrología. (Foto: INSN)
Genara Aranda empieza su día a las 4:50 a.m. y minutos antes de las 7 a.m. ya se encuentra en su puesto de trabajo preparando los equipos de diálisis y hemodiálisis del Servicio de Nefrología. (Foto: INSN)

Una chef para los niños

Otra de las servidoras que madrugan a diario para trabajar en el INSN es María Cerdeña (40), que labora en el área de nutrición.

Cerdeña es madre de tres niños y todos los días se despierta a las 4:30 a.m. para preparar el desayuno, loncheras y el almuerzo de sus hijos. Luego se alista y desde San Juan de Miraflores se dirige al centro pediátrico. Ella llega a las 7:30 a.m. para atender a sus ‘otros’ hijos: los pequeños pacientes. Les entrega su desayuno, leche, fórmulas, el almuerzo y la cena.

Por eso tiene que estar pendiente del horario de los alimentos que le corresponde a cada menor.

SEPA MÁS | Médicos del INSN salvaron vida de bebé tras operarle de una compleja enfermedad en el cerebro

Ella también estudió para ser chef, lo que le permitió ganar un concurso en París. Ella y la licenciada en nutrición Zulema Gallardo representaron al país en el rubro hospitalario en el sector público con una lasaña con hongos que trajeron de Lambayeque, y un aperitivo de chicha de jora y pisco.

Finalmente, el INSN compartió la historia de Haydee Escriba Loayza, quien trabaja en su área de estadística desde hace 10 años.

En esta oficina principal recabamos información que las unidades producen, tanto la unidad de estadística, registros médicos e informática. Trasladamos la información para cuando los servicios o las unidades la requieran”, contó. Escriba también es madre de un adolescente de 15 años.

Es importante la labor de la mujer en la sociedad. La mujer ahora no solo se dedica a la casa sino a distintos ámbitos de la vida, tanto el trabajo y la familia. Con optimismo, perseverancia y esfuerzo se puede lograr nuestras metas y sueños”, reflexionó.

Haydee Escriba Loayza trabaja en el área de estadística desde hace 10 años. (Foto: INSN)
Haydee Escriba Loayza trabaja en el área de estadística desde hace 10 años. (Foto: INSN)

VIDEO RECOMENDADO

C05-vuelo-mujeres
Día Internacional de la Mujer: primer vuelo de Latam operado por mujeres partió de Lima a Tarapoto. (Fuente Panamericana TV)

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más