Andrea Aguirre y Kevin Villanueva tienen detención preliminar por siete días. Fiscal a cargo del caso solicitó prisión preventiva por nueve meses, pedido que será visto hoy alas 5 p.m. por el Poder Judicial.  (Foto: Corte Superior de Justicia del Callao)
Andrea Aguirre y Kevin Villanueva tienen detención preliminar por siete días. Fiscal a cargo del caso solicitó prisión preventiva por nueve meses, pedido que será visto hoy alas 5 p.m. por el Poder Judicial. (Foto: Corte Superior de Justicia del Callao)
Daniel Bedoya

La muerte de la joven madre y activista aún tiene muchos cabos sueltos. Desde el 23 de agosto del 2016 en que fue asesinada hubo muchas trabas en la investigación de su desaparición, así como pistas y declaraciones que no encajaban, y que no se resolvieron en su momento debido a la indiferencia de las autoridades.

Finalmente, esta semana su cuerpo fue hallado descuartizado y oculto en una casa del Cercado de Lima, tras la confesión de Andrea Aguirre, quien llegó a convivir con la víctima junto a las parejas de ambas. Precisamente una de estas personas, Kevin Villanueva, también fue detenida por agentes de la Policía Nacional del Perú.

Durante el control de identidad de los detenidos ante la Corte Superior de Justicia del Callao, el fiscal a cargo del caso, Jimmy Mancilla, adelantó los posibles delitos por los que serían investigados los dos jóvenes, quienes tienen detención preliminar por siete días. Luego, indicó que se presentará un pedido de prisión preventiva por el delito de homicidio calificado (el que será resuelto hoy por el Poder Judicial). Sin embargo, Rosario Aybar, madre de la víctima, ha pedido que se les investigue por el delito de feminicidio. ¿Cuáles son los delitos y qué sanciones podrían recibir? Este Diario consultó con penalistas.

- Primera parte: secuestro y ocultamiento -

El fiscal Mancilla indicó el último miércoles que los detenidos son investigados por los delitos de secuestro y encubrimiento real agravado. Hasta ese momento, según la confesión de Aguirre, la víctima de 23 años cayó de un balcón y murió, en circunstancias de una discusión. Seguidamente descuartizaron el cuerpo y lo ocultaron. Para ello habría contado con la ayuda de Kevin Villanueva Castillo.

Sobre el secuestro, la abogada penalista Romy Chang señala que se trata de un delito grave que sanciona a las personas que atacan o vulneran la libertad de otras personas pero, tres años después y en las condiciones que se encuentran las pruebas, sería algo difícil de probar.

“Honestamente no sé cómo la fiscalía podría hacer eso. Si la fiscalía pudiera probar eso, la pena va de 20 a 30 años y de 30 a 35 años, si además hay algún agravante”, indicó a El Comercio. Y en caso se provoque la muerte de la víctima se podría condenar a cadena perpetua.

En torno al encubrimiento real agravado, según el Código Penal en su artículo 405, se sanciona al que “dificulta la acción de la justicia procurando la desaparición de las huellas o prueba del delito, u ocultando los efectos del mismo”. En este caso se trataría el descuartizamiento y ocultamiento del cadáver de Solsiret. Al tener condición de agravante, la pena iría de 7 a 10 años de prisión efectiva.

Solsiret tenía 23 años cuando desapareció. Las causas de su muerte aún son materia de una investigación. (Foto: Facebook)
Solsiret tenía 23 años cuando desapareció. Las causas de su muerte aún son materia de una investigación. (Foto: Facebook)

- Segunda parte: ¿homicidio calificado o feminicidio? -

En esta parte viene la polémica. ¿Se trata de un caso de feminicidio como piden se investigue los padres de Solsiret Rodríguez? Por lo pronto, el fiscal Mancilla anunció que se solicitará la prisión preventiva por el delito de homicidio calificado.

Al respecto el penalista Mario Amoretti considera que estamos ante un homicidio. “La muerte de esta persona, por más que digan que se cayó o la empujaron, es un homicidio y eso se agrava porque hubo un descuartizamiento para hacer desaparecer el cadáver”, indica.

Y la calificación del homicidio calificado tendría que cumplir ciertas condiciones especiales que lo diferencien de un homicidio simple. “Si mato a mi padre, es parricidio; si mato a una mujer en un contexto de violencia de género, es feminicidio; y si mato a una persona usando veneno o causando un daño muy grande, eso se llama asesinato u homicidio calificado”, precisa Chang, por lo que se tendría que evaluar dos escenarios: homicidio calificado o feminicidio.

Pero esta última opción tendría ciertas dificultades pues el feminicidio es un delito que solo pueden cometer los hombres, de acuerdo al plenario de la Corte Suprema de Justicia del 2016, en el que se planteó como la violencia que ejerce un hombre contra una mujer. Por la información que se maneja la principal sospechosa del crimen es Andrea Aguirre.

“El acuerdo establece una primera barrera con respecto al caso de Andrea. Dice expresamente una mujer biológica y un hombre biológico, por lo tanto excluyen a las mujeres trans y los supuesto de feminicidio que pueda cometer una mujer contra otra mujer por razones de género”, indica Josefina Miró Quesada, abogada investigadora en derecho penal y género. Aunque también sostiene que no se puede descartar que un juez o fiscal pueda apartarse de este criterio si lo argumenta debidamente.

“Si vemos la razón de ser del feminicidio, la razón por la que existe, de que hay una motivación de género, hay una razón de matar a una persona porque incumple un estereotipo de género, no tendría por qué restringirse a los hombres como agresores y, en ese supuesto, podría válidamente sostenerse que se trata de un feminicidio cometido por una mujer contra otra mujer”, añade.

Para ello se tendría que evaluar la situación en la que vivía Solsiret Rodríguez, como las denuncias de acoso sexual y violencia que padecía por parte de Kevin Villanueva, tal como lo denunciaron en varias ocasiones sus padres. “Hay todo un contexto que le precede y que podría bien hablar de que se trata de un contexto de violencia de género, porque hay una violencia que antecede a la desaparición”, señala Josefina Miró Quesada.

Andrea Aguirre es la principal sospechosa de la muerte de Solsiret Rodríguez. (Foto: Corte Superior de Justicia del Callao)
Andrea Aguirre es la principal sospechosa de la muerte de Solsiret Rodríguez. (Foto: Corte Superior de Justicia del Callao)
Kevin Villanueva Castillo, pareja sentimental de Andrea Aguirre y hermano de Brian Villanueva, padre de los hijos de Solsiret Rodríguez. (Foto: Corte Superior de Justicia del Callao)
Kevin Villanueva Castillo, pareja sentimental de Andrea Aguirre y hermano de Brian Villanueva, padre de los hijos de Solsiret Rodríguez. (Foto: Corte Superior de Justicia del Callao)

- Tercera parte: varios delitos y suma de penas -

Para los especialistas consultados, el caso de Solsiret es complejo y se definirá por la acumulación de pruebas.

Si el caso sigue la vía de homicidio calificado, la pena iría entre los 15 o 35 años de prisión, nos refiere Romy Chang, que considera como la mejor opción pues “el secuestro y el feminicidio es bien difícil de probar”. En tanto, si se opta por el feminicidio la pena sería de 20 años y que se puede prolongar hasta los 35 años. “La pena máxima siempre es 35 años. Lo que cambia es la pena mínima”, precisa. Este podría ser un escenario que buscarían los involucrados en la muerte de Solsiret.

Sin embargo, para Josefina Miro Quesada también se debe considerar que la evaluación del caso sería de acuerdo a las sanciones vigentes en el 2016, cuando se denunció la desaparición de la víctima y la pena mínima para el caso de feminicidio también era de 15 años. Además, señala que hay una concurrencia de varios delitos en el crimen, por lo que se aplicaría la sumatoria.

“En los casos de concursos de delitos, y parece ser un concurso real porque habrían ocurrido en distintos momentos, implica una fórmula que establece el Código Penal en virtud de la cual se suman las penas hasta un determinado tope”, indica. Pero para todos los escenarios, la sanción no podría ser mayor de 35 años.

Un detalle aparte en la investigación es el papel de Brian Villanueva Castillo, padre de los hijos de Solsiret, cuyo paradero no se conoce. “Hay que establecer la responsabilidad de la pareja y un indicio de que está involucrado en estos hechos es la desaparición. Otro indicio son las llamadas telefónicas que aparecen. No es ajeno a este hecho. Tiene que profundizarse más”, señaló Amoretti.

VIDEO RECOMENDADO

Solsiret Rodríguez fue atacada con un objeto contundente, según la Policía Nacional

Solsiret Rodríguez fue atacada con un objeto contundente, según la Policía Nacional del Perú

TE PUEDE INTERESAR