El fundador del Sodalicio de Vida Cristina, Luis Figari (izq.), vive en una zona apartada de Roma, en Italia.
El fundador del Sodalicio de Vida Cristina, Luis Figari (izq.), vive en una zona apartada de Roma, en Italia.
Ana Briceño

A más tardar el 15 de marzo, el Poder Judicial decidirá si el fundador del (SVC), Luis Figari, debe ser encarcelado nueve meses de manera preventiva por los presuntos delitos de asociación ilícita para delinquir y lesiones psicológicas graves, en agravio de jóvenes que fueron abusados dentro de esa agrupación.

Héctor Gadea, abogado de las víctimas que denunciaron los ultrajes en el SVC, sostuvo que el Ministerio Público está en proceso de notificar a Virgilio Levaggi, Jeffery Daniels y Daniel Murguía, ex autoridades de esta organización religiosa, sobre quienes también pesa el pedido de prisión preventiva por nueve meses.

–Solventan sus gastos–
Figari vive en una zona alejada de Roma, en Italia, por disposición del Vaticano, a través de un decreto de febrero del 2016. Sus gastos corren por cuenta del Sodalicio con sede en el Perú, informó ayer el área de prensa del SVC. Además, precisó que hasta la fecha no ha llegado al Perú el comisario apostólico –como lo dispuso el papa Francisco el 11 de enero– para que administre el Sodalicio, ante los cuestionamientos de abusos sexuales, físicos y psicológicos.

Ayer, el cardenal Juan Luis Cipriani resaltó que “no es la Iglesia la que tiene que traer a Figari” sino la justicia del Perú. Además dijo que no se debe generalizar al SVC. “El Sodalicio es el primero que ha agradecido y ha dicho que está de acuerdo con la decisión tomada por Roma [de intervenirlo]”, sostuvo.

LEE TAMBIÉN...

TAGS RELACIONADOS