Según el Ministerio de Inclusión Social, la compota traída de Colombia habría originado la intoxicación. (Hugo Pérez / El Comercio)
Según el Ministerio de Inclusión Social, la compota traída de Colombia habría originado la intoxicación. (Hugo Pérez / El Comercio)
Ana Briceño

 El 18 de julio, el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social () solicitó la detención preliminar de dos ciudadanos chinos, representantes de la empresa Man & Liu S.R.L., encargada de distribuir los desayunos que ocasionaron la intoxicación de más de 400 alumnos de inicial y primaria de Cañete.

Sin embargo, luego de 12 días, la Fiscalía Provincial de Cañete desestimó este pedido. El motivo es que aún está a la espera del resultado del análisis que se realizó al contenido del producto colombiano Frutonautas, una compota de plátano y fresa.

Este alimento es el que recibieron los menores que sufrieron cuadros de alergia e intoxicación el pasado 17 de julio. Al parecer, el resultado estará listo la próxima semana.

La fiscal Belissa Pérez, a cargo del caso, dispuso ayer que el 15 de agosto declaren Xiaoyuan Liu, apoderado legal de la empresa, y Man Chen Wan, gerente general. Ambos extranjeros no han salido del país, de acuerdo a su registro migratorio. El local de esta compañía está en Cañete donde nadie da razón de ellos. Su fachada parece un garaje.

Según la denuncia que presentó el Midis –a través de la procuraduría del ministerio– a la Fiscalía Provincial de Cañete, la empresa y sus representantes pusieron en circulación la compota “cuando la misma no habría cumplido con las condiciones de salubridad que permitan su aptitud para el consumo”.

Los delitos en los que habrían incurrido son contra la salud pública “por el uso de productos tóxicos”, contra la administración pública “por falsa declaración en procedimiento administrativo” y contra la fe pública.

La empresa Man & Liu S.R.L. fue denunciada en el 2014 contra la salud pública por haber causado la intoxicación de 48 niños de Cañete. Sin embargo, volvió a ser contratada como proveedora por el programa Qali Warma. ¿Cómo se explica eso?

En esa ocasión, según fuentes consultadas, el fiscal Manuel Flores Tanta determinó que la compañía pague S/2 mil soles como reparación a favor del Estado. “Nos sorprendió bastante cuando ese fiscal dispuso esa medida que fue aprobada por el Poder Judicial. No sabemos si en este caso hubo corrupción o negligencia. La vida de los menores no vale 2 mil soles”, dice una fuente del Midis.

La ministra del Midis, Liliana La Rosa fue citada, para el 25 de julio, al Congreso de la República para que responda por la intoxicación de los menores. Sin embargo, por una serie de descoordinaciones no se concretó la cita. La congresista Tania Pariona (Nuevo Perú) sostuvo que una vez que se elija al nuevo presidente de la comisión se volverá a citar a La Rosa. “Tiene que responder por qué se volvió a contratar a una empresa que ya había sido sancionada. Además, desde el año pasado estamos pidiendo al Midis que la quinua que consumen los menores sea sometida a pruebas para determinar si es orgánica o no”, resaltó.

El día de la intoxicación de los menores, los periodistas le dijeron a la ministra que los niños ya no querían tomar más desayuno del programa Qali Warma por temor a enfermarse. Ella respondió: "Mire usted, si no quieren el desayuno, no están obligados a consumir y esto es un consumo voluntario que el Gobierno organiza para que los niños tengan alimentación".

PRECISIONES

Cambios. El Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social anunció la reorganización del programa de alimentación escolar Qali Warma.
Acciones. Se dio por concluida la designación del director ejecutivo del Qali Warma Mario Ríos. Además se ha instalado una comisión reorganizadora que está presidida por el doctor Eugenio Villar. El Congreso también investiga el caso.

Lee también:

TAGS RELACIONADOS