Línea 2 del Metro de Lima: un túnel de controversias
Línea 2 del Metro de Lima: un túnel de controversias
Juan Pablo León Almenara

Tres meses después de que un grupo de ingenieros peruanos cuestionara la resistencia sísmica en la línea 2 del metro, el especialista venezolano Juan Manuel Pestana llegó a Lima para realizar una auditoría de la obra.

— ¿Por qué es importante que un país tenga una norma sísmica para edificaciones subterráneas? El Perú no la tiene y por eso la línea 2 se está trabajando con parámetros internacionales.

Es importante porque las estructuras subterráneas se comportan diferente de las elevadas. Las estructuras enterradas tienen un comportamiento ante un sismo sensiblemente mejor que las elevadas y el historial de daños por terremotos en uno y otro tipo así lo demuestra.

— ¿Qué tan seguros son los criterios de edificación empleados en la línea 2?

Se han utilizado criterios de seguridad para estructuras enterradas que son más restrictivos que los usados en cualquier otra edificación. Su estructura resistiría, sin daños estructurales, un sismo con 1.000 años de período de retorno [sismo con la acumulación de energía de 1.000 años] de magnitud 9 en la escala de Richter.

—¿Cómo comprobó eso?

Me encargué de revisar informes y me empapé del proyecto, de las condiciones sísmicas locales y estudios preliminares.

— Ingenieros peruanos critican que la línea 2 solo resista 1.000 años de período de retorno y exigen que la estructura se realice para 2.500 años.

En la línea 2 también he comprobado la resistencia para un escenario de seguridad correspondiente a un sismo con 2.500 años de período de retorno. En este caso, las estaciones resisten. Luego del sismo, después de inspeccionar la estructura y comprobar el correcto funcionamiento de los sistemas ferroviarios, se repondría el servicio del metro.